Categorías
Astronomía Atmósfera Contaminación

CAMBIO CLIMÁTICO Y RADIACIÓN CÓSMICA

libro

Los científicos Henrik Svensmark y Nigel Calder han publicado un libro sobre la influencia de los rayos cósmicos en el cambio climático: The Chilling Stars. A Cosmic View of Climate Change.

Este libro viene reseñado por Teodoro Roca en la revista Investigación y Ciencia, lo cual le otorga cierto rigor. Al parecer, los datos y argumentos presentados ofrecen cierta credibilidad. Los autores del libro achacan a la traslación del Sol -y de los planetas- por la galaxia los ciclos de enfriamiento y calentamiento que sufre la Tierra. En concreto, una menor radiación cósmica provoca menor formación de nubes y facilita la llegada de mator energía solar a la superficie del planeta y, por tanto, aumenta la temperatura.

Ahora el debate se centra en cuantificar el grado de influencia de los rayos cósmicos y de la acción humana como agentes del cambio climático.

En fin, sin quitar peso a las emisiones humanas por la combustión de energías fósiles, igual deberíamos ampliar el campo de investigación en esto del cambio climático.

Una respuesta a «CAMBIO CLIMÁTICO Y RADIACIÓN CÓSMICA»

La oscilación en la posición del eje de la Tierra, los cambios en la ruta alrededor del Sol y como bien dices los movimientos del este respecto a la galaxia y, quizás otros que no conozcamos, son factores de los que hace tiempo que se sabia que eran responsables de los cambios climáticos a escala geológica en la Tierra. Se han descubierto oscilaciones del clima, si no me equivoco a través de aire encerrado en las capas de hielo, correlacionados directamente con estas variaciones en las órbitas. Eso no es nuevo. Ahora estamos en un proceso de calentamiento natural que, y he aquí la gran cuestión, según todos los datos objetivos está siendo acelerado por la actividad humana. Los campos llevan tiempo ampliados y la influencia del hombre es clara y peligrosa. El cambio ya está en marcha y es real. Lo que toca es luchar para que el desequilibrio no implique consecuencias desastrosas para nosotros.
Saludos y no useís mucho el coche 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.