Categorías
Consumo Economía Política y Sociedad Sostenibilidad

LEYES DE LA FÍSICA: LÍMITE AL MODELO ECONÓMICO

paisaje autopista
La profunda crisis económica en la que nos encontramos debería constituir una oportunidad para reflexionar sobre nuestros modelos de producir y consumir y los límites de nuestro planeta. La vida humana está interrelacionada con la naturaleza y sin embargo se trata de una conexión que a menudo ignoramos de tal forma que pensamos en ella como un lugar de recreación más que como la verdadera fuente de nuestra existencia. En primer lugar deberíamos tener en cuenta que consumir no sólo significa gastar y comprar sino también agotar y destruir. Todos los fenómenos de la vida implican transformaciones de energía y la termodinámica es la parte de la física que estudia estas transformaciones.
La primera ley de la termodinámica nos dice que la energía no se crea ni se destruye sólo se transforma y ello implica que no producimos energía, sino que la aprovechamos y la transformamos. En la vida cotidiana ello tiene una importante consecuencia económica-ecológica dado que el uso de recursos naturales está asociado siempre a transformaciones energéticas y a la producción de residuos lo que, tal como dice F. Aguilera, echa por tierra la idea de externalidades ambientales como algo ocasional, ya que si tenemos en cuenta esta ley, la generación de residuos es algo inherente a los procesos de producción y consumo.
La segunda ley de la termodinámica nos demuestra que todas las transformaciones energéticas conducen, a través de una serie de estadios sucesivos, a la forma de calor (energía interna) a baja temperatura, energía que ya no puede producir trabajo útil. Es decir, la calidad de la energía se degrada constantemente. Por tanto, el acontecer del universo tiene una dirección: el aumento de la entropía que constituye una medida del desorden del mundo físico. Alta entropía significa desorden, baja entropía significa orden. Un aumento de ésta supone una disminución de la energía disponible. Podría parecer, que la evolución biológica viola el principio de entropía, puesto que los organismos progresan hacía formas cada vez más ordenadas, más organizadas, pero esta violación es sólo aparente. Cada vez que en algún lugar se invierte el aumento de entropía, es decir, se crea más orden, se hace a costa de aumentar la entropía generada en el ambiente circundante.
La segunda ley de la termodinámica tiene importantes implicaciones económico-ecológicas y muestra, tal como reconocen algunos economistas críticos, que la actividad económica está constreñida por ciertos límites insuperables. El crecimiento continuo de la economía viene ligado al agotamiento de los recursos y a la generación de residuos. El cierre total de los ciclos es imposible y las pérdidas de materia inevitables, el reciclado perfecto es un imposible termódinamico por lo que la materia no puede reciclarse nunca al 100%. Pero además, la idea de límite no sólo se refiere a los recursos, sino también a la capacidad limitada del planeta para absorber los residuos generados en los procesos de producción y consumo. El cambio climático es sólo uno de los aspectos que nos indican la capacidad limitada del sistema atmosférico, para mantener las condiciones que han permitido la vida a los seres humanos y al resto de los organismos vivos.
La crisis económica da una oportunidad para que la economía de los países ricos entre en una transición socio-ecológica hacia menores niveles de uso de materiales y energía. La economía humana es un subsistema de un sistema físico más amplio. La contabilidad macroeconómica (el cálculo del PIB) olvida el agotamiento de recursos y también la contaminación como olvida asimismo todos los servicios proporcionados en la esfera doméstica o del voluntariado, sin remuneración. Son estas algunas de las reflexiones que deberían incorporarse al análisis de la crisis económica y que nos indican que el PIB no es un indicador fiable de la calidad de vida y del desarrollo
Olga Conde. Física

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *