Categorías
Campañas de Defensa Política y Sociedad

VALDEFIERRO DEFIENDE SU PARQUE

Valdefierro

Pancarta de protesta en Valdefierro (Zaragoza), hoy

Los vecinos de Valdefierro se han echado a la calle para defender un pequeño parque en el Alto Carabinas, que se logró consolidar con mucho esfuerzo por parte del barrio. Unas obras de urbanización del Gobierno de Aragón amenazan el parque.

Valdefierro

Vista parcial del parque amenazado. Valdefierro, hoy

Los vecinos de Valdefierro están hartos de ser encerrados por hormigón y de que les destruyan su arbolado.

plano

Plano PGOU

Una respuesta a «VALDEFIERRO DEFIENDE SU PARQUE»

CARTA ABIERTA AL CONSEJERO DE URBANISMO Y VIVIENDA DE LA DIPUTACIÓN GENERAL DE ARAGÓN
Zaragoza, diciembre 2.010
Consejero, soy Jesús Picazo, del movimiento vecinal de Valdefierro, pero lo que voy a decir podría hacerlo cualquier vecino de nuestro barrio.
Con el respeto que tu persona y función merecen, pero de manera directa, aragonesa, permite que te diga algo que seguro no conoces sobre el pequeño parque del Alto de Carabinas de Valdefierro, origen de nuestros pesares de estos días. El Ayuntamiento de Zaragoza, con fecha 4 de septiembre de 1.980, instó a la Junta Provincial de Protección de Menores para que de acuerdo con el artículo 83 de la Ley del Suelo, le hiciera cesión del solar de 3.480 m2., para destinarlo a zona verde.
En un breve plazo el Ayuntamiento recibió el solar y lo fue equipando, si bien con cuentagotas, para hacer un pequeño parque a instancias de los vecinos. De acuerdo con la versión que dio un medio local de comunicación el martes día 21 de este mes, el solar fue traspasado a dominio del gobierno central y éste lo transfirió a la DGA. Y todos estos cambalaches sin enterarnos los vecinos y pidiendo mejoras para el parque que el Ayuntamiento iba haciendo poco a poco. ¿Por qué nos mantenía engañados sobre la propiedad del terreno y a la vez gastaba dinero municipal en equipamiento del mismo?
En este sentido, uno de nuestros viejos pioneros, Fermín, nos decía que si bien el Ayuntamiento había recibido la cesión del solar, todavía no lo tenía puesto en el registro de bienes municipales, y anduvo detrás del tema hasta hace doce o trece años en que le dijeron que ya estaba el solar en el registro… Da la impresión de que su interés vecinal fue objeto de una burla municipal…
Uno de los redactores del proyecto de las 313 viviendas nos dijo que afectaba algo al parque, y que quizá ya era tarde para hacer modificaciones. Nosotros deducíamos que bien poca sería la afección cuando el Ayuntamiento hacía poco se había gastado más de sesenta mil euros en el alumbrado del mismo…
Con todas estas premisas puedes comprender que ni nos enterásemos en el tiempo oportuno para hacer alegaciones en contra del proyecto. Ha habido confusión, opacidad, desamparo de los vecinos. Alguien con mala intención puede decir que se nos ha metido un gol, cuando lo cierto es que no teníamos ni portero ni portería…
Situándonos en estos días, se está nutriendo a la opinión pública de vuestras razones legales para ocupar el parque, dada la bondad del proyecto, y que váis a triplicar las zonas verdes… Podríamos deciros que no habéis entendido nada.
Ese pequeño parque es hijo de nuestros afanes para tenerlo. En el mismo han trabajado vecinos durante bastantes años, regándolo, haciendo plantaciones, avisando a los servicios para que eliminaran plagas. Uno de esos vecinos, con 90 años, Román, está ya en una residencia para mayores, perfectamente lúcido, añorando las cosas de aquí, y nos da temor decirle de vuestras intenciones sobre el parque.
Los niños iban tristes el otro día pegando cartelitos a los árboles en los que protestaban porque fueran a arrancarlos. ¿Cómo les vamos a enseñar a respetar el medio ambiente si delante de ellos se quiere destrozar su parque cuyos hermosos árboles ya tienen cerca de treinta años?
Una muchacha ha puesto su cartelito diciendo en el mismo que a ella cuando bebé la traían aquí, aquí recibió su primer beso de amor y aquí quiere poder traer a sus hijos cuando los tenga… Eso y mucho más es nuestro parquecito.
En ningún momento se nos ha ocurrido cuestionar las viviendas ni las nuevas zonas verdes, pero no pongáis éstas a costa del parque, una masa forestal de árboles que han visto varias generaciones de niños jugar bajo sus sombras. La ecuación es sumar el parque a los nuevos espacios, no restarlo. Corred las líneas en el plano, hay mucho terreno en la zona para que quepa todo el proyecto sin tocar los árboles. No utilicéis viviendas y zonas verdes para quitarnos nuestras razones pisando nuestros sentimientos.
Consejero, no hagáis uso del pragmatismo de la razón de la fuerza; la fuerza de la lógica y de la razón es nuestra.
Estamos en la mejor disposición para hablarlo contigo; la frialdad y el pragmatismo, a veces tan cruel de los técnicos, nos dan temores. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *