Categorías
Biodiversidad Estepas Flora

Astragalus oxyglotis

Astragalus oxyglotis

Ejemplar con flores y frutos. Osera (Zaragoza). Hoy

Astragalus oxyglotis es una diminuta planta de la familia Leguminosae que, en la Península Ibérica, sólo está citada de las provincias de Granada y Zaragoza. Y, en ésta, sólo se ha encontrado en una localidad del término de Osera de Ebro. Se distribuye, además, por el Mediterráneo oriental, Pakistán, sur de Rusia y el Cáucaso. Presenta, pues, una distribución profundamente disyunta.

En Aragón es una planta muy rara y escasa. En la provincia de Zaragoza fue citada de las cercanías de Fuentes de Ebro (Braun-Blanquet & Bolòs, 1957) como Astragalus cruciatus Link, y recolectada posteriormente de Osera (Fernández-Casas, 1973). En el año 2004 el profesor Javier Yera la volvió a localizar en las cercanías de Osera, donde se contabilizaron menos de 100 ejemplares. Hoy he acompañado a Javier Puente en una prospección de la zona para observarla en floración. Un minucioso examen del terreno ha arrojado unas pocas decenas de ejemplares en dos grupos próximos.


Astragalus oxyglotis

Detalle de la inflorescencia

Es una planta anual, que florece en abril. Los ejemplares encontrados hoy presentaban flores en un elevado porcentaje, así como los primeros frutos en algunos casos. Las flores son poco numerosas y se disponen en cabezuelas de corto pedúnculo. El fruto es una legumbre curvada que presenta tres quillas.

Astragalus oxyglotis

Detalle de las hojas

Las hojas son compuestas, imparipinnadas -con 4 a 6 pares de foliolos- y éstos presentan el extremo escotado.

Astragalus oxyglotis

Hábitat: lomas de yeso con matorral gipsófilo

Los ejemplares localizados crecían sobre yesos en una comunidad de matorral con romero (Rosmarinus officinalis), tomillo (Thymus vulgaris), Hormathophylla lapeyrousiana, Moricandia moricandioides y jarilla de escamas (Helianthemum squamatum). También estaba presente Krascheninnikovia ceratoides. Otros Astragalus presentes eran A. monspessulanus subsp. gypsophilum y A. alopecuroides.

Las poblaciones conocidas en la Península Ibérica de esta planta albergan pocos ejemplares y representan una disyunción notable en su área de distribución general, por lo que la especie debería ser incluida en alguna de las figuras de protección existentes, como se recomienda desde el Atlas de la Flora de Aragón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *