Categorías
[NOMBREVILLA] Biodiversidad Estepas Flora

Centaurea pinnata

Centaurea pinnata

Capítulo en flor. Las Pedrizas (Nombrevilla, Zaragoza). Junio 9, 2012

Centaurea pinnata es una especie de flora catalogada en peligro de extinción en el Catálogo de especies amenazadas de Aragón (Dto. 49/1995), además de estar incluida en el Convenio de Berna y en el anexo IV de la Directiva Hábitats.

Se trata de una matilla de apenas 20 cm de altura que suele formar una roseta de hojas a ras de suelo y que produce unos capítulos de flores blancas o rosadas protegidos por unas brácteas dotadas de unos cilios membranosos cuya disposición sirve para identificar la especie.

Es un endemismo del sector central del Sistema Ibérico y se distribuye por puntos de las provincias de Soria, Zaragoza, Teruel y Guadalajara. Es una planta pionera, que coloniza bordes de caminos, claros de bosque y zonas rocosas. Precisamente los ejemplares fotografiados en este artículo corresponden a una zona rocosa caliza, denominada las Pedrizas, en los términos de Nombrevilla y Anento.

Centaurea pinnata

Ejemplar en flor. Las Pedrizas (Nombrevilla, Zaragoza). Junio 9, 2012

4 respuestas a «Centaurea pinnata»

Creo que es Centaurea pinae, otro endemismo. Tiene ese aspecto una roseta de la que salen radialmente ramitas al final de las cuales se yerguen las flores.
Algo parecido a lo que hace Plantago coronopus.
Centaurea pinnata es un endemismo cuasi exclusivo de la comarca bilbilitana.
Centaurea pinae crece en las parameras de Molina, Gallocanta,Teruel.
Mira en el Atlas de Aragón.
No sé si han revisado este grupo de Centaurea para flora ibérica.
Juan Pisco

Es lo que se ha llamado Centaurea pinnata: los capítulos tienen menos de 1 cm de anchura (más en C. pinae), la uña de la bráctea es de color pardo (negro en C. pinae) y la espina terminal es más larga que la lacinia lateral de mayor longitud (más corta en C. pinae). El libro rojo de Gómez Campo de 1987 decía que era exclusiva de unos suelos de yeso en Calatayud y estimaba la población en 20 plantas, pero luego se ha encontrado en muchos más sitios y más tipos de suelo, ácidos y básicos. Que la distribución va desde Soria hasta Teruel, con cientos de miles de plantas, y en todo tipo de suelos, ya lo constató en 2000 (en el marco de un Life de flora de Directiva Hábitats, y con una propuesta que dirigí yo) el equipo de Juan Carlos Moreno, de la Universidad Autónoma de Madrid (V. Valcárcel, M. Benito, H. Sainz y J.C. Moreno).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *