Categorías
Atentados ecológicos Geología Paisajes Ríos

¿CUÁNTO HAY QUE DRAGAR?

Tras la pequeña crecida del Ebro a principios de semana, que apenas llegó a los 1300 m3/s en Zaragoza (y 1450 m3/s en Castejón), desde los ayuntamientos zaragozanos de la ribera han vuelto a sacar a relucir la necesidad de dragar el río; y la CHE ha vuelto a prometer dragarlo. Ellos entienden por este concepto desde quitar la vegetación del cauce y las gravas superficiales hasta rebajar el lecho fluvial. Como se ve, el concepto de dragado abarca acciones de muy variada contundencia.

Parece que el dragado es la panacea ante las inundaciones periódicas del río. A pesar de las dudas que existen sobre la eficacia de dicho tipo de intervenciones.

En la foto de Heraldo de Aragón se aprecian los efectos de la última riada en Cabañas de Ebro, aguas arriba de Zaragoza capital. Se puede observar cómo el cauce habitual del río es una estrecha franja flanqueada por árboles. Ese cauce ha sido consolidado con taludes o motas longitudinales para evitar que el agua se desborde en periodos de avenida. Pero dicho cauce, más bien un canal, es incapaz de soportar una pequeña avenida ordinaria de 1300 metros cúbicos. No digamos ya una de 3000 o superior.

La pregunta es ¿cuántos metros de profundidad habría que excavar el cauce del río para evitar su desbordamiento?, ¿y durante cuántos kilómetros?

noticia

Heraldo de Aragón. Enero 28, 2014

Una respuesta a «¿CUÁNTO HAY QUE DRAGAR?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *