Categorías
Consumo Paisajes Política y Sociedad Urbanismo

NADIE EN EL NO-PARQUE

paisaje urbano

Parque de Valdefierro

El urbanismo de Zaragoza de los últimos tiempos se caracteriza por la construcción de unas zonas verdes absolutamente hostiles para las personas. Se suman un diseño inadecuado y árboles exóticos y totalmente fuera de lugar que nunca alcanzarán un porte suficiente como para proporcionar sombra ni seran capaces de soportar la meteorología de esta ciudad, amén de los constantes tratamientos químicos con biocidas a los que someten las zonas verdes.

paisaje urbano

Parque de Valdefierro

El resultado es el que se aprecia en las imágenes. Un parque con seis o siete años de existencia donde la ausencia de personas es total y absoluta ya que no hay unas sombras protectoras suficientes ni rincones frescos y acogedores para resguardarse del sol y el calor. Un parque donde los árboles languidecen y al que los pájaros siguen sin acudir. En la imagen, el parque de Valdefierro, al mediodía.

Los árboles -o arbolitos, porque en condiciones óptimas no superan los 6 o 7 m de altura- son el árbol del amor o árbol de Judas (Cercis siliquastrum) propio de la orilla norte del Mediterráneo y el jabonero de China (Koelreuteria paniculata), propio de China y Corea, cuyo nombre espero se le atragante al ingeniero quen decidió su uso.

Una respuesta a «NADIE EN EL NO-PARQUE»

Y como muy bien dices en
http://www.lygeum.es/?p=6070
menuda barbaridad de muros de hormigón de cerca de 2 metros de grosor, que ni hacen bonito, ni cumplen una función estructural, lo único que hacen es ocupar espacio y acumular el calor del sol para darnos un ambiente más abrasador
Aqui se puede ver el grosor de los muros con mi bici apoyada
http://1.bp.blogspot.com/-TEI4SDrBmZo/Tevg4Td2K9I/AAAAAAAACHY/NxB4Uzg_IPw/s1600/P5150903.JPG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *