Categorías
Atentados ecológicos Eólica Estepas Política y Sociedad

VIAJE AL INFIERNO: PARQUE EÓLICO ROMERALES 2

parque eólico

Máquinas nº 1 y nº 2 desde la A-68. La Cartuja Baja, Zaragoza

El parque eólico Romerales II se ha construido en el Acampo del Marqués en el TM de Zaragoza capital junto al barrio de La Cartuja Baja, en la margen derecha del Canal Imperial, y comenzó a funcionar a finales de 2020. Es la ampliación del parque eólico Romerales I, en la misma zona, dentro de la estratagema de los promotores de fragmentar los proyectos en subproyectos que no alcanzan los 50 MW para evitar una evaluación rigurosa de los impactos acumulativos.
El PE Romerales I fue promovido por Alectoris Energía Sostenible 1, S.L. (ver RESOLUCIÓN de 1 de agosto de 2018, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, por la que se formula la declaración de impacto ambiental del proyecto de Parque Eólico «Romerales 1», de 49,4 kW, en el término municipal de Zaragoza, promovido por Alectoris Energía Sostenible 1, S.L. (Número Expte. INAGA 500201/01/2018/05446) en BOA nº 174 del 07/09/2018.
El PE Romerales II fue promovido por Alectoris Energía Sostenible 3, S. L. (ver RESOLUCIÓN de 2 de agosto de 2018, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, por la que se formula la declaración de impacto ambiental del proyecto de Parque Eólico «Romerales 2» y SET «Romerales 2», de 49,4 kW, en el término municipal de Zaragoza, promovido por Alectoris Energía Sostenible 3, S.L. (Número Expte. INAGA 500201/01/2018/05447) en BOA nº 174 del 07/09/2018).
Los parques eólicos Romerales I y II de trece máquinas cada uno de 3,8 MW de potencia unitaria y que explota Repsol, se ubican en un ambiente de colinas de yesos con vegetación esteparia de matorral gipsófilo de alto valor ecológico.
parque eólico

Máquina nº 2 y pista de acceso a la misma

Venimos denunciando habitualmente en estas páginas la intensa mortalidad que causan en general los aerogeneradores durante su funcionamiento, pero analizaremos en esta ocasión otro de los aspectos no menos graves de las instalaciones eólicas como es la profunda e irreversible transformación del suelo que provocan las obras para asentar las máquinas. Tomaremos el ejemplo del parque eólico Romerales II.
parque eólico

Pista de acceso a máquina nº 2

Las máquinas, por el gran tamaño que alcanzan tanto los fustes como las palas, necesitan de unas enormes excavaciones para instalar la base que sustentará las torres, las cuales se ven sometidas a una enorme tensión por la fuerza del viento. Se necesitan unos accesos desmesurados por donde trasladar las palas (65 m de longitud) y los vehículos y grúas que los portan y colocan. Todo ello conlleva una ingente excavación.
parque eólico

Desmontes para pista de acceso a máquina nº 2

Además, para enterrar los kilométricos cableados de cada parque se precisa toda una red de zanjas las cuales necesitan también de más excavaciones: Las zanjas para cables de media tensión, que tendrán una longitud total de 12.432 m […] DIA PE Romerales II (BOA 174 del 07/09/2018).
parque eólico

Desmonte para máquina nº 2

Como se ve, los movimientos de tierra, con la alteración brutal del terreno ocasionan la destrucción de los perfiles del terreno, originan desmontes y taludes que son vías de erosión. Esto, en un territorio semiárido es de una gravedad extrema, máxime cuando uno de los tradicionales problemas de Aragón es la erosión.

[…] Más de la mitad del territorio aragonés está afectado por un nivel de erosión preocupante, un proceso que es especialmente significativo en unas 600.000 hectáreas –el 12% de la superficie de la Comunidad–, donde se registra una «erosión grave». Así lo destacó ayer a Efe el director general del Medio Natural del Gobierno de Aragón, Alberto Contreras. Contreras explicó que la degradación del suelo fértil se debe a las aguas, el viento u otros agentes y añadió se ha convertido en uno de los principales problemas medioambientales que afectan a Aragón.[…] El Periódico de Aragón 2003.09.02

parque eólico

Excavación para máquina nº 2. Máquina nº 1 al fondo

Las excavaciones y desmontes, la apertura o ampliación de caminos y la creación de plataformas de montaje implican, además, la pérdida de vegetación natural y de suelo fértil, lo que se conoce como desertificación. Durante años nos han venido alertando de que uno de los principales problemas de España y de Aragón especialmente es la erosión, pero esto no parece importar cuando se trata de ampliar polígonos indutriales, carreteras y montar parques eólicos.

[…] Más de la cuarta parte del suelo de Aragón está afectada por procesos de desertificación de caráctar alto o muy alto, según los datos difundidos ayer por el Ministerio de Medio Ambiente. El 28,66% de la superficie de la comunidad, es decir, 13.676 kilómetros cuadrados se encuentra en esta situación. […] otros 24.556 kilómetros cuadrados –el 51,46% del suelo– padecen riesgos de desertificación de carácter medio o bajo. Así, una de cada cuatro hectáreas de suelo aragonés se encuentran amenazadas por este fenómeno.

La desertización es un proceso de pérdida de fertilidad del suelo por la combinación de varios agentes, entre ellos el clima y la acción del hombre. Los principales procesos de degradación son la erosión, la pérdida de vegetación natural y el deterioro de las propiedades físicas, químicas y biológicas.[…] El Periódico de Aragón 2005.06.17

parque eólico

Impacto de la obra sobre el terreno. Antena de medición (A) y máquinas 1 y 2

A los responsables del departamento de Industria con el consejero Arturo Aliaga López al frente, los problemas ambientales como la erosión les importan muy poco porque sólo ven desarrollo cuando hay metros cúbicos de excavación, de hormigón o toneladas de acero o kilovatios de por medio y públicamente ha manifestado más de una vez el entusiasmo que le provocan las grandes cifras referidas a estos elementos. Igualmente, al Director General de Enrgía y Minas Sergio Breto Asensiotampoco le ha parecido mal esta instalación cuando se ha autorizado bajo su mandato. No obstante, en el departamento de Medio Ambiente debería detectarse otra sensibilidad. Pero no, para con la eólica, el director del INAGA, Jesús Lobera Mariel (en el cargo desde 2015), es muy tolerante en este aspecto también y autoriza aberraciones como los parques eólicos Romerales I y Romerales II.
parque eólico

Vías de erosión en el talud de la pista acceso a máquina nº 1

En resumen, una tecnología que es mortífera con aves y murciélagos, que destruye el suelo y modifica el territorio tan drástica e irreversiblemente, mal puede calificársela de ecológica, verde o sostenible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *