Categorías
Atentados ecológicos Bosques Consumo Deportes Montañas Política y Sociedad

ATENTADO CICLISTA EN EL JALÓN

Cartel anunciador en RRSS

Organizaciones ecologistas solicitan la inmediata suspensión de la competición Jurasic Race Ricla BTT en la ZEPA Hoces del Jalón en Zaragoza

Amigos de la Tierra Aragón, ANSAR, Ecologistas en Acción Aragón y SEO BidLife alegan impactos severos sobre suelo, vegetación y especies de fauna muy sensibles en época de reproduccción.

Alegan que se viene anunciando en diversos medios una competición denominada Jurasic Race Ricla BTT a celebrar el 27 de febrero de 2022 en Ricla (Zaragoza) patrocinada por Ayuntamiento de Ricla, Comarca de Valdejalón, Peña Blanca 814 de Ricla y Aragón Bike Race, según la propaganda difundida en cartelería y redes sociales, y para la que se prevén cientos de participantes (más de 300 inscritos anunciados un mes antes de la prueba).

Captura vídeo promocional I Jurasic Race Ricla

La prueba Jurasic Race Ricla BTT se desarrolla en su mayor parte en espacios protegidos como son la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Desfiladeros del Jalón y el Lugar de Interés Comunitario (LIC) Hoces del Jalón dentro de la Red Natura 2000 por sus valores en aves y comunidades vegetales, declarados como tales espacios precisamente para preservar esos valores.

Alegan que la prueba se desarrolla en época de reproducción de fauna, estando presentes especies muy sensibles a las perturbaciones ocasionadas por la presencia humana. Los ecologistas alegan que la masificación prevista es incompatible con los valores del enclave. Sólo el anuncio de la prueba ha llevado a cientos de ciclistas a explorar el itinerario previsto.

Alegan también las entidades ecologistas que se ha modificado el medio mediante la instalación de rampas o pasarelas metálicas con solera de hormigón, destacando la intolerable impunidad de actuación en el medio natural. La instalación de rampas supone el incremento de ciclistas así como la puerta abierta a la entrada de motocicletas, aumentando el impacto y la erosión por circular fuera de pistas forestales.

Una de las rampas instaladas para la prueba

Las entidades ecologistas denuncian los daños a la vegetación y al suelo y graves amenazas a especies protegidas de aves. Desde Amigos de la Tierra Aragón se ha pedido oficialmente al Departamento de Medio Ambiente la suspensión de la prueba en la ZEPA y que se tomen medidas adecuadas frente a las conductas que hayan podido infringir la normativa ambiental.

Circulación fuera de pista.
Captura vídeo promocional I Jurasic Race Ricla

Recuerdan que las líneas de desarrollo del turismo y de las actividades de ocio y deportivas van encaminadas a la sostenibilidad. Sin ir más lejos, el presidente del Gobierno y la ministra de Turismo españoles han apostado sobre sostenibilidad como palanca de competitividad turística en la reciente feria de Fitur, (Fitur 2022, escaparate del nuevo modelo turístico español).

Igualmente, indican cómo Pau Pérez, miembro de la Comisión de Medio Ambiente del Comité Olímpico confirma que está demostrado que el uso público masivo es un fenómeno intrínsecamente insostenible (PÉREZ, P. 2007. El impacto de los deportes en el medio natural y su repercusión socioeconómica) porque el recurso, es decir, el escenario, pierde atractivo turístico. Hay que entender que esa pérdida de atractivo viene de la degradación del medio y si es un entorno natural, implica la pérdida de calidad del hábitat y grave quebranto para las comunidades biológicas que lo habitan. A esto hay que añadir la fragilidad del medio físico aragonés, y en especial del ámbito ibérico, con acusados índices de erosión y baja capacidad de regeneración. 

Los ecologistas recuerdan que estamos inmersos en una grave crisis de pérdida de biodiversidad, ante una sexta extinción causada por el ser humano, como alertan los científicos, y eventos deportivos como estos en el medio natural sólo sirven para acelerar esa pérdida de biodiversidad.

En estas páginas se es muy beligerante con las pruebas deportivas en el medio natural por su carácter erosivo y agresivo. Y la Jurasic Race Ricla BTT tendría ese carácter con cuatrocientos o quinientos participantes, lo que da idea del impacto en el medio y en un espacio de Red Natura 2000. De hecho ya está causando daños antes de celebrarse. A veces se olvida que los espacios naturales se protegen para preservar los procesos ecológicos y que la naturaleza no es un estadio deportivo.

Parece que por realizarse un deporte al aire libre y en un entorno natural y llenar los bares un fin de semana ya debe ser reconocido como benéfico. Pero, todo lo contrario, debe demostrar que es escrupuloso cumplidor de la normativa vigente y nada destructivo.

Y aunque muchas actividades se publicitan como sostenibles o ecológicas, en estos momentos no existe un certificado que acredite que una empresa o actividad de naturaleza es sostenible y respetuosa con el entorno. No obstante ya hay sectores deportivos concienciados que no sólo proponen regular o prohibir sino renunciar a escalar, ascender o transitar determinados lugares (ESCRIBANO, 2017. ¿Prohibición o regulación?. Luces de montaña).

Artículos relacionados:

Redentores ambientales. Barracuda, 2020

Extepatrail, otra vez la salvajada. Barracuda, 2020

Brutalismo como deporte. Barracuda, 2019

Deportes contra la naturaleza II. Barracuda, 2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.