Categorías
[EDUCACIÓN Y CULTURA] Ecologismo Energía Política y Sociedad Sostenibilidad

EL CAMBIO CLIMÁTICO EMPIEZA AQUÍ

En el capítulo de las preocupaciones ambientales, el cambio climático acapara el espacio de la calle en las movilizaciones ciudadanas, de lo cual se hacen amplio eco los medios de comunicación, lo cual parece suponer una una buena acogida.

Manifestación por el clima en Zaragoza.
Fuente: Heraldo de Aragón

No obstante, voy a incidir aquí en un aspecto que me parece relevante y es que, manifestarse y resaltar la gravedad de la crisis climática de forma general es necesario porque sensibiliza a la ciudadanía y mantiene la actualidad del problema, pero es manifiestamente insuficiente y no sirve para resolverlo. Puede dejar muy tranquilo al personal que sale a la calle tras la pancarta, pero ello no impide ni pone coto a las decisiones que cada día toman los políticos en proyectos que van en sentido contrario, acelerando y agravando la crisis climática; proyectos que también tienen amplio eco en los medios de comunicación, incluso se aplauden y estimulan desde éstos.

Fuente: Aragón noticias

Es decir, que se puede ver a la gente en la calle con pancartas, gritando y manifestándose o proponiendo manifiestos y recogida de firmas pero luego no se implican, con la misma intensidad, oponiéndose a los proyectos concretos que son causantes reales del cambio climático. Y voy a poner algunos ejemplos de ello, con algunas referencias a Aragón.

Fuente: El Periódico de Aragón

La tesis que mantengo es que las protestas genéricas tienen muy escasa repercusión en cuanto a capacidad de modificación de normativa legal y reversión o paralización de proyectos.

Fuente: Heraldo de Aragón

Tras la calle queda el trabajo de recurrir, impugnar, alegar y oponerse oficialmente a proyectos que contribuyen a incrementar la crisis climática: expansión de regadíos, construcción de infraestructuras, ampliación de polígonos industriales y áreas urbanizadas, de estaciones de esquí, de aeripuesrtos, macrogranjas, juegos olímpicos…

Y para ello, pocos se brindan, porque recopilar información, leerse proyectos y boletines oficiales, sentarse delante del ordenador, hacer gestiones con expertos, con abogados, organizar y asistir a reuniones que siempre se alargan… es menos vistoso y más aburrido, sin duda. Pero es más efectivo.

En construcción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.