Categorías
Atentados ecológicos Estepas

PERO NO EN MI JARDÍN

Sudismin

Esta es la entrada al vertedero de SUDISMIN SL en Las Canteras de Torrero en Zaragoza. Ahí van los escombros que se vierten legalmente. No obstante el impacto es terrible. Enterrar escombros en vez de reciclarlos es un derroche inadmisible, porque sepultan una zona esteparia de alto valor y cada día la escombrera crece. Y de vertedero controlado nada. Los días de cierzo muchos restos vuelan a kilómetros de distancia sin control.

La estepa está catalogada como hábitat prioritario por la Directiva Hábitats pero, para muchos, lo prioritario es enriquecerse: «Cuantos más escombros se produzcan, más gano. Que nadie me quite el negocio».

Lo curioso es que la empresa tenga la sede, no en barracones en la estepa, sino en la calle Mefisto 5, de Zaragoza. Bien en el centro de la ciudad, en la zona noble de Zaragoza. Pero la escombrera, lejos, en el monte.

Categorías
Aves Biodiversidad Fauna Flora

LA TORDA Y EL ALMEZ

Turdus viscivorus

Zorzal charlo. Zaragoza, 2005.

Este zorzal charlo, popularmente conocido como torda, fue sorprendido cuando venía a comer los frutos de un almez o latonero (Celtis australis), como se aprecia en la foto. El almez es un árbol emparentado con los olmos, que da unos frutos del tamaño de un guisante con un duro hueso interior y una fina pulpa comestible. A pesar de que los frutos del almez no suministran excesivo alimento, al ser muy numerosos, atraen en otoño a pájaros como zorzales, estorninos y gorriones. La ventaja de poner árboles autóctonos de frutos comestibles es que jardines y parques se llenan de vida y suavizan la dureza del asfalto y el hormigón.

Por cierto, el zorzal charlo (Turdus viscivorus) debe su nombre científico a que come también los frutos del visco o muérdago (Viscum album), una planta parásita de los pinos que da unos frutos carnosos blancos en invierno, una planta de la que en algunas zonas utilizan sus ramillas con frutos como adorno en Navidad, en vez del acebo.

Los zorzales sirven como dispersores de las plantas que consumen ya que al comer los frutos ingieren las semillas que luego expulsan con los excrementos en otro lugar. He aquí una muestra de las complejas relaciones que existen entre los seres vivos y de cómo se sustenta la biodiversidad.

Los zorzales están bastante perseguidos, tanto por cazadores de escopeta como por los que utilizan liga -un pegamento que antes se extraía de los frutos del muérdago ¡que casualidad!- y que colocan en varillas en árboles donde se posan estas aves. También me han contado cómo en algunos pueblos se cazaban en invierno los zorzales en los olivares con una luz de carburo que los deslumbraba y una estaca -una raqueta en tiempos más modernos-.

Categorías
Atentados ecológicos Biodiversidad Expo2008 Fauna Humor Moluscos

DE ARBOLES Y ALMEJAS

humor

Los vecinos del ACTUR denuncian en la prensa que los de la Expo se están cargando en Ranillas árboles monumentales de las torres agrícolas existentes. Como están explanando todo para hacer los pabellones y el canal de aguas bravas y el acuario, pues los árboles les molestan. Agua y desarrollo sostenible es el lema de la Expo, por si alguien no se acuerda.

Los árboles aún se dejan ver y se nota cuando los derriban, pero los moluscos del río, los autóctonos, ya se los llevaron este verano. Ese es el concepto de desarrollo sostenible que nos quieren hacer tragar.

Puente III Milenio

Categorías
Biodiversidad Estepas Geología Paisajes

YESOS, UN PAISAJE EXCEPCIONAL

Las Almunias
De entre todos los paisajes de Aragón hay uno que lo caracteriza y le da personalidad. Es el de los yesos. Un paisaje poco valorado pero que alberga una flora excepcional, especializada en sobrevivir en un sustrato especialmente extremo.
El paisaje de una comarca o región lo conforman múltiples y variados factores como son el suelo o sustrato que lo soporta, el relieve, la vegetación, las transformaciones ocasionadas por el ser humano. Incluso el clima, que modela el relieve y permite determinada vegetación o usos humanos. Pero sin duda el suelo, las rocas, son uno de los elementos clave ya que de sus características van a depender desde el color a las formas de relieve o la vegetación que se asienta sobre él.
En Aragón disfrutamos de muchos y muy variados paisajes. Pero hay un tipo de paisaje que es poco estimado en Aragón. Que despierta posturas y comentarios despectivos. Y es el paisaje que proporcionan los yesos. Es el medio gipsícola (del griego gypsos, yeso). Un medio poco propicio al asentamiento humano. Poco propicio a la vegetación frondosa y al verdor porque es un medio exigente, riguroso y selectivo. Un medio sólo apto para los mejor adaptados.
En los últimos tiempos los aragoneses estamos volviendo los ojos hacia los paisajes gipsícolas y esteparios redescubriendo sus valores y singularidades. En parte gracias al trabajo de científicos y naturalistas, pero en parte buena medida obligados por la legislación ambiental a la que estamos obligados por ser miembros de la Unión Europea ya que los medios gipsícolas son casi exclusivos de la Península Ibérica, y en Aragón poseemos las mejores representaciones de estos medios, por lo que tenemos la responsabilidad de conservarlos.
El yeso es un mineral. Su denominación química es sulfato cálcico hidratado (CaSO4 . 2H2O); es por tanto una sal. Los yesos se depositan por precipitación química de las sales contenidas aguas marinas o lacustres saladas en proceso de evaporación. Se trata, pues, de una roca de tipo sedimentario. En Aragón los yesos se encuentran en su mayor parte en las cubetas del Ebro y del Jalón-Jiloca. También afloran al sur de Teruel en el valle del Guadalaviar, así como en el Somontano oscense.
En el aspecto ecológico, el yeso como sustrato es una roca extremadamente singular, que origina unos paisajes muy particulares. Esto es más notorio en las zonas que los geólogos llaman de yesos casi puros, como sucede en el centro del Valle del Ebro. Aquí el paisaje es homogéneo, formado por suaves colinas de color blanquecino cubiertas de una escasa y rala vegetación, colinas que sobresalen de una compleja red de vaguadas de fondo plano o vales. No obstante, en otras zonas, el yeso viene asociado a diversas rocas sedimentarias, como arcillas, margas o calizas.
La vegetación de los yesos viene dada por sus características químicas. Son muy infiltrables y permeables, hecho que explica la baja tasa de escorrentía y erosión superficial. Sí en cambio existe una intensa erosión o lavado químico que arrastra sales y nutrientes a horizontes inferiores. Esto deja un pobre estrato superficial, lo que origina, a su vez, una escasa cobertura vegetal. Además, el yeso es ávido con el agua y la retiene, por lo que sólo determinadas plantas son capaces de bombear el agua desde sustrato hacia ellas. El romero, el asnallo y la albada o gipsofila son las plantas típicas de las colinas de yesos. En los fondos de val, donde se acumulan nutrientes y partículas, el suelo es más profundo y se instala el esparto o albardín, la ontina y el sisallo. Además, a pesar del aspecto blanquecino, el suelo de las colinas no permanece desnudo. Los líquenes colonizan la roca en superficie de una forma eficaz, lo cual se puede comprobar los días húmedos, cuando ellos aparecen hinchados y el suelo almohadillado.
José A. Domínguez

Categorías
Estepas Paisajes

ESTE ES MI MUNDO

El Barranco de Las Almunias

Paisaje de yesos, sol implacable y cierzo. Escenario poco amable. Este es el mundo que aprecio. Este es el relieve que amo. Porque es único; porque es desconocido; porque es despreciado y humillado. Porque está en retroceso. Porque es frágil. Hogar de especies que han hecho de la austeridad su estrategia de supervivencia. Olor a tomillo y romero.

J. A. Domínguez

Categorías
Agua Ríos

EL EBRO, SUBIENDO

Ebro

El Ebro desde el meandro de Ranillas. Zaragoza

El Ebro mostraba ayer todo su ímpetu a su paso por Zaragoza. El sonido del agua era bronco y poderoso. Magnífico. Recobra así su señorío frente a los que quieren domarlo con azudes para barquitas. En la foto, desde Ranillas, anegando la isleta frente a La Almozara. A las 13h llevaba un caudal de unos 750 metros cúbicos por segundo. Llegó a superar los 800 metros cúbicos a media noche. Los datos a tiempo real del Ebro y afluentes se pueden consultar en la página de la Confederación Hidrográfica del Ebro www.chebro.es yendo al sistema SAIH.

Categorías
Aves Fauna Ganadería

Gyps fulvus

Buitre leonado
El buitre leonado (Gyps fulvus) es una rapaz carroñera que aprovecha un recurso trófico muy determinado como son los cadáveres de medianos o grandes animales. Su constitución y conducta están orientadas a buscar y consumir ese recurso que se presenta de forma azarosa tanto en el tiempo como en el espacio. Por ello debe estar dotado, primero, de un sistema de vuelo que le permita prospectar amplios territorios con el mínimo esfuerzo y, segundo, de herramientas para acceder al interior de los cadáveres, que están protegidos por duros pellejos.

Categorías
Atentados ecológicos Bosques Montañas Paisajes

MONTAÑA HERIDA

Obras en el encinar

Desmontes en el encinar de Paniza (Zaragoza, España). Julio, 2005.

En el puerto de Paniza (Zaragoza), las obras de la autovía mudéjar han reventado la Sierra de Algairén abriendo una profunda herida en la montaña y arrasando un bello encinar. Tengo menos de cincuenta años y esta es la tercera carretera por la que circularé para cruzar el puerto. Aún no habían cicatrizado los desmontes de la que construyeron hace veinte años -como se puede ver tras el viaducto- y ya han empezado con la siguiente. Tres carreteras en medio siglo. ¿Esto es progreso o una huída a ninguna parte? ¿Es posible que en el siglo XXI se permitan tales desmanes?

Categorías
Atmósfera Fenología

ENERO EN ARAGÓN

yemas de almendro

Yemas florales de almendro. Monzalbarba (Zaragoza). Enero

Enero toma el nombre del latín ianuarius, mes dedicado a Jano, un dios que tenía dos caras. Enero es el prototipo de mes invernal. A pesar de que aumentan las horas de luz, la atmósfera se encuentra tan fría que este mes suele dar la temperatura media más baja del año. Pues bien, aún con el frío, numerosas especies han iniciado o toman posiciones para iniciar los procesos reproductores.

Categorías
Atentados ecológicos Expo2008 Sostenibilidad

CRUJIRÁ EL MEDIO AMBIENTE

Hace unas semanas, alcaldes de Monegros manifestaban su preocupación por el impacto que iba a tener el segundo oleoducto que el Ministerio de Medio Ambiente quiere hacer pasar por la comarca porque afectará a zonas regables y a los costosos sistemas de distribución y bombeo. Pues bien, aquí en Zaragoza se van a destruir graciosamente en el meandro de Ranillas más de 100 hectáreas de huerta, de productivo regadío en la fértil ribera del Ebro, que se riegan por gravedad y están al lado del principal centro de consumo de Aragón. ¿Por qué este contraste: allí -en Monegros- se preocupan de una tubería que irá enterrada y aquí -en Zaragoza capital- se celebra con júbilo la desaparición de la huerta?, ¿es compatible la pérdida irreversible de ese pedazo de huerta zaragozana con el desarrollo sostenible?
Es un buen motivo para juzgar ya si la Expo y el ajardinamiento y urbanización del meandro de Ranillas son compatibles con el desarrollo sostenible, que va mucho más allá de hacer edificios reutilizables, paseos bioclimáticos y barquitas por el río.
Sociólogos y economistas ambientales proponen como principios de sostenibilidad: 1º la conservación, 2º la parsimonia; 3º rechazo a la extravagancia. Y en lo que concierne a las urbes: 4º ciudades limitadas en su expansión; 5º conservación de los espacios ecológica y agrícolamente productivos dentro de los límites urbanos o en sus inmediaciones y 6º rehabilitación de espacios construidos o degradados.
Esta expo no cumple ninguno de ellos. Primero, altera la dinámica fluvial del Ebro (azud), ocupa la llanura de inundación y no conserva la huerta. Restaurar algunas riberas no justifica la pérdida de suelo fértil, deben restaurarse por decencia. Segundo, una expo, por su concepción, se opone al criterio de parsimonia y de desarrollo pausado: millones de euros para obras en tres años, millones de personas en tres meses. Tercero, una Expo, esta expo -que no viene a satisfacer necesidades básicas- es un monumento a la extravagancia y el derroche con costosas publicaciones de propaganda, viajes, banquetes. Luego vendrán, canales de aguas bravas, centros termales y otros lujos totalmente prescindibles. Cuarto, Zaragoza se expande urbanísticamente con la Expo, dando un nuevo zarpazo a la huerta, sin que nadie nos diga si va a ser el último. Quinto, se destruye un recurso local productivo. Por último, el meandro de Ranillas no es un lugar degradado como nos quieren hacer creer. ¿Acaso las fotos aéreas que nos han enseñado de su estado actual no hablan suficientemente de su verdor y belleza?
En fin, desarrollo sostenible es aquél que cumple el criterio de equidad, y es extensible al resto del mundo, a los 6000 millones de personas. Pues bien, es impensable que el desarrollo de cada ciudad se haga a base de expos y eventos semejantes cada cien años, con masivas inversiones concentradas en el tiempo y en el espacio, que detraen fondos destinados a otras necesidades.
Además, las prisas constructoras “a galope tendido” (Alcalde Belloch) no se van a andar con contemplaciones ambientales. Y de muestra, un botón: el Ayuntamiento no someterá a Evaluación de Impacto Ambiental el proyecto de puente del Tercer Milenio. En estos tres años oiremos más de una vez cómo cruje nuestro medio ambiente.
(Publicado en Heraldo de Aragón en enero de 2005)