Categorías
Atentados ecológicos Biodiversidad Moluscos Ríos

CHE DESTRUYE UNA ISLA DEL EBRO

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha arrasado la isla del Ebro ubicada frente a la desembocadura del río Gállego en Zaragoza.

Siguiendo sus expeditivos métodos, ha eliminado cualquier atisbo de vegetación.

Aspecto de la isla desde la margen derecha tras la intervención de CHE. Septiembre, 2021 © ANSAR. La isla ha quedado totalmente desnuda. La vegetación del fondo corresponde a la margen izquierda del Ebro

Las asociaciones ecologistas han presentado una queja ante CHE por las repercusiones ecológicas que tiene tan drástica intervención y por la reiterada falta de sensibilidad de este organismo con la flora y fauna, y piden explicaciones sobre la justificación de la obra.

Aspecto de la isla -en el centro- antes de la intervención, en ortofoto de Google Maps. Se aprecia el notable desarrollo de la vegetación por la sombra que proyecta. Arriba, el río Gállego vierte una pluma de aguas ennegrecidas debido a la contaminación que soporta.

Las entidades ecologistas argumentan que la obra tendrá repercusiones sobre la dinámica fluvial y sobre la fauna acuática, especialmente las náyades. Las afecciones sobre estos moluscos bivalvos de agua dulce se deben a:

  • Trasiego de maquinaria y personal por el cauce.
  • Dispersión de sólidos -arenas y limos- en el agua durante la intervención.
  • Modificación de la dinámica fluvial al eliminar un notable núcleo de vegetación de efectos indudables sobre la dirección y velocidad de la corriente.
  • Modificación de las condiciones ecológicas del enclave al retirar un notable núcleo de vegetación que generaba diversos microhábitas debido a la sombra proporcionada por la vegetación, con importantes efectos en la temperatura del aire y el agua; y al refugio proporcionado por la vegetación para numerosos organismos en la interfase agua-aire.

Además, dicha isla se halla dentro del ámbito del Plan de Recuperación de Pseudunio auricularius (antes Margaritifera auricularia) o margaritona, especie catalogada En Peligro Crítico de Extinción (ver: Margaritifera, again at risk. Barracuda, 2015)

La especie está amparada por:

En el Plan  de Recuperación se especifica como objetivos:

  • 6.1.6. Protección de la vegetación ribereña en el ámbito de aplicación del Plan.
  • 6.1.13. Asegurar la integración de los condicionantes ambientales derivados de la necesidad de conservación de M. auricularia en los proyectos de obras en los ríos y canales donde se encuentra la especie, […]

Para los ecologistas, la intervención atenta, por tanto, directamente contra los objetivos del Plan de Recuperación de Margaritifera y dudan que se haya prospectado el río por si hubiera ejemplares de esa especie u otras que, aunque no en peligro crítico, también están protegidas. En este caso está la náyade Unio mancus, catalogada como Vulnerable.

Hay que recordar las innumerables obras de acondicionamiento de cauces denominadas curages que desarrolla CHE y eliminan vegetación de los sotos ribereños, con gran impacto ambiental y que ha llevado a las organizaciones ecologistas a lanzar la campaña Sotos Vivos.

Categorías
Atentados ecológicos Ecologismo Eólica Montañas Paisajes

PARQUE EÓLICO PIEDRAHITA: MANUAL DE DESTRUCCIÓN AMBIENTAL

Maquinaria para la instalación del parque eólico

La construcción del parque eólico Piedrahita en la sierra de Oriche en la localidad de Mezquita de Loscos, adscrita al ayuntamiento de Loscos (Teruel), es el perfecto catálogo de una planificada, cuidadosa y esmerada destrucción ambiental, desde lo biológico a lo paisajístico.

El parque eólico lo promueve Energías de Portugal (EDP ENERGIAS RENOVÁVEIS) y la obra la realiza la mercantil CRC, que hace alarde de su impacto ambiental sin rubor (ver CRC: parque eólico Piedrahita).

Desmontes para las pistas de acceso al parque eólico

La plataforma SOS Mezquita se ha venido movilizando en contra de dicho parque eólico. Considera que la ejecución y producción de dicha central provocará:

1) Afecciones graves sobre el  patrimonio histórico, cultural y medioambiental del cerro “El Castillo” que supone la destrucción de un conjunto paisajístico y cultural únicos.

El Castillo de Mezquita de Loscos está incluido dentro de la relación de castillos considerados Bienes de Interés Cultural en virtud de lo dispuesto en la disposición adicional segunda de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés. Este listado fue publicado en el Boletín Oficial de Aragón del día 22 de mayo de 2006.

Dirección General de Cultura y Patrimonio comunica que consultados los datos existentes en la Carta Paleontológica de Aragón y en la Carta Arqueológica de Aragón se conocen numerosos yacimientos paleontológicos devónicos en el término municipal de Loscos con los mismos materiales que los afectados en parte por el proyecto referenciado, por lo que resulta imprescindible la realización de labores de prospección paleontológica con objeto de valorar la afección a niveles o áreas de interés paleontológico, así como para determinar si el proyecto afecta a yacimientos paleontológicos inéditos.

Desmontes para las pistas de acceso

2) Afectación sobre los montes cercanos a Mezquita de Loscos, (Término de Loscos) zona catalogada de interés natural comunitario 9340 «Bosque de encinas Quercus ilex y Quercus rotundifolia«, además de ejemplares de  acebo (Ilex aquifolium) no catalogados pero con alto valor ecológico presentes en la zona. 

Obras durante el montaje de la central

Además existen especies de avifauna esteparia como rocín, sisón y rapaces como el águila real, alimoche y buitre leonado los cuales se verían considerablemente afectados por la construcción del parque.  Destacan la existencia de zonas de reposo y campeo de buitres en los cortados del Río Nogueta, la zona de La Modorra y en las zonas más occidentales de la Sierra de Oriche.

Desmontes para zanjas del cableado de la instalación eólica

Una central eólica acarrea varios impactos intolerables:

  • Ocupación y artificialización del suelo
  • Creación de pistas
  • Movimientos de tierra y erosión para las zanjas del cableado y las construcción de plataformas y pistas de acceso
  • Destrucción de vegetación natural
  • Desplazamiento y/o extinción de la fauna residente
  • Mortalidad directa de aves y murciélagos durante el funcionamiento de las turbinas (ver: Mortalidad de fauna reproductora y migradora)
  • Mortalidad de fauna voladora por colisión o electrocución con el tendido eléctrico de la línea de evacuación
  • Ruido, contaminación acústica
  • Contaminación del suelo por vertidos (aceites, herramientas, piezas inservibles)
  • Frecuentación humana: operarios, visitantes que desplazan a la fauna
  • Reducción de la calidad paisajística
  • Riesgo de incendio

Todos ellos causan un particular deterioro del medio, el cual se multiplica al actuar conjuntamente (sinergia). Además son daños irreversibles en la mayoría de los casos por la modificación del terreno y la erosión, por lo que no hay compensación económica que los restituya.

Categorías
Atentados ecológicos Geología Política y Sociedad Ríos

RÍO OSIA: RESTAURACIÓN YA

Los grupos ecologistas ANSAR, Amigos de la Tierra Aragón, Ecologistas en Acción Zaragoza y Fundación Quebrantahuesos denuncian la negligente actitud del Departamento deVertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón tras un año del desastre ecológico en el río Osia como consecuencia de la reparación de la carretera autonómica A-2605 que accede a las localidades de Jasa y Aragüés del Puerto, en la provincia de Huesca.

Gravas extraídas del río Osia y que siguen junto a la carretera A-2605
© ANSAR

Ha transcurrido un año desde que colectivos ecologistas y comunidad científica (ver: Las sinrazones responsables de la destrucción del río Osia/Alfredo Ollero) denunciaron las afecciones producidas en el río Osia como resultado de las obras de reparación de la carretera autonómica A-2605 -en el PK 38+250- de acceso a las localidades de Jasa y Aragüés del Puerto y que fueron finalizadas a inicios de septiembre de 2020. Obras que, tal como reconoció la propia Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), tras su visita a la zona en septiembre de 2020, en ningún momento tuvieron en cuenta la dinámica fluvial, por lo que han provocado una alteración morfológica muy grave en el río, incrementándose la peligrosidad del mismo en momentos de crecida, pudiéndose activar procesos que afecten de manera negativa a la propia carretera que se pretendía defender.

Frente a la reconocida gravedad de los hechos, con fecha 29 de septiembre de 2020, la Confederación Hidrográfica del Ebro requirió al Gobierno de Aragón, a través del Departamento del Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, la restauración fluvial del tramo afectado y la presentación de un documento técnico que mostrara la restauración, restitución o adecuación hidromorfológica de la obra efectuada.

Dicho requerimiento le fue reiterado con fecha 3 de febrero de 2021 y ante la falta de respuesta le ha vuelto a ser requerido en julio de 2021. En este último requerimiento se plantea que en el plazo de DIEZ (10) DÍAS, a contar desde la notificación del mismo, “deberá presentar el PLAN DE ETAPAS que determine la realización de las labores de restauración y adecuación a realizar, cuya EJECUCIÓN se iniciará en un plazo máximo de QUINCE (15) DÍAS a contar así mismo desde la notificación”.

Las asociaciones Amigos de la Tierra Aragón, Asociación Naturalista de Aragón (Ansar), Ecologistas en Acción Zaragoza y Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, como entidades personadas en este requerimiento, consideran de una gran irresponsabilidad la falta de respuesta de la Subdirección Provincial de Carreteras de Huesca de pendiente del Departamento de Vertebración del Territorio que dirige el Consejero Soro (CHA) y que ya en su día dio el consentimiento de realización de la obra, sin contar con informe del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) ni de la CHE.

Río Osia. Aspecto del cauce modificado tras las obras © ANSAR

Asimismo denuncian la irresponsabilidad de los diferentes organismos implicados en la realización de esta obra: el INAGA que no realizó el informe de condicionados de la obra hasta el 21 de agosto cuando ya se estaba finalizando la misma, y de la propia CHE la cual, si bien en septiembre se personó en el espacio para comprobar las actuaciones realizadas y solicitó informes y ha vuelto a requerir a la Subdirección Provincial para que proceda a la restauración fluvial, no actuó en su momento como organismo responsable de la cuenca cuando había sido alertada de lo que estaba ocurriendo y debía haber evitado el daño causado.

No puede ocurrir que se inviertan 339.097,77 euros en la reconstrucción de un terraplén de apoyo de la carretera que había sido destruido por una crecida del río Osia y que, tras la realización de la misma, no sólo se hayan producido impactos ecológicos y geomorfológicos graves sino que, además, haya aumentado la peligrosidad de futuras crecidas.

Es urgente que se pongan medidas para que estos hechos de falta de responsabilidad, por omisión o acción, no vuelvan a ocurrir y este tipo de obras cuenten con la supervisión científico-técnica antes de su aprobación.

Consideran las asociaciones que en estos momentos sólo queda que, tal como ha sido demandado por la propia CHE, la Subdirección Provincial de Carreteras de Huesca responda al requerimiento realizado y proceda a la restauración fluvial con un riguroso seguimiento científico-técnico para no repetir errores similares a los cometidos.

Categorías
Atentados ecológicos Aves Biodiversidad Eólica Estepas Mamíferos

MATADERO ROMERALES 2

El parque eólico Romerales 2, del que ya se ha hablado en estas páginas (ver: Viaje al infierno, parque eólico Romerales 2) por el brutal impacto sobre el territorio y por ser un auténtico matadero de aves y quirópteros desde el primer momento de su entrada en funcionamiento, consta de trece máquinas ubicadas en el Acampo del Marqués en la estepa sur del TM de Zaragoza.

La central fue promovida por el grupo Forestalia y adquirida posteriormente por Repsol.

Recientemente, en pocos días, naturalistas aragoneses han encontrado numerosos cadáveres bajo los aerogeneradores en una revisión somera del terreno.

Desmontes en PE Romerales 2 en Acampo del Marqués, TM Zaragoza
© Archivo/AdT

Con fecha siete de junio se encontró un cadáver de milano negro (Milvus migrans) bajo la máquina nº 1, de lo cual se dio parte al teléfono de emergencias 112 del Gobierno de Aragón, que derivó el aviso a la Unidad Verde del Ayuntamiento de Zaragoza para que se les remitieran las coordenadas de los restos y proceder a su retirada.

Milano negro abatido en máquina 1
© Archivo/AdT

Con fecha veinte de junio se encontraron otros diversos cadáveres bajo las máquinas y de nuevo se dio parte al 112 que derivó otra vez la llamada a la Unidad Verde.

Milano negro abatido en máquina 2
© Archivo/AdT

En concreto, al revisar las inmediaciones de ocho máquinas se hallaron restos de tres milanos negros, una cigüeña blanca, un córvido y dos murciélagos. También se halló un ala de perdiz roja que, ante la duda, se atribuyó a depredación. Con posterioridad, la Unidad Verde, al cotejar las coordenadas que se les remitieron informa de que ha hallado, además, los cadáveres de otro milano negro y un buitre leonado.

La cigüeña era un ejemplar anillado (ICONA 9020473) y marcado con banda de lectura a distancia (F24M). Se trataba de un animal que fue anillado de pollo en 2003 en La Puebla de Alfindén. La noticia ha consternado a los ornitólogos que seguían sus pasos.

Cigüeña blanca abatida en máquina 11
© Archivo/AdT

En la tabla se detallan los restos encontrados, lo que da idea de la altísima siniestralidad de la central eólica, máxime cuando está dotada de unos presuntos sistemas de detección y disuasión de aves.

Por otra parte, la antigüedad de la mayoría de los restos es indicativa de que el seguimiento de siniestralidad no se realiza o se realiza muy deficientemente (ver: Malas prácticas en la vigilancia ambiental de los eólicos). Es por ello que se infravalora la mortalidad de los aerogeneradores.

Restos de córvido sin identificar © Archivo/AdT

Igualmente, la presencia de cadáveres de murciélagos, detectados a pesar de su pequeño tamaño, indica la alta tasa de bajas que sufren estos pequeños mamíferos.

Murciélago abatido en máquina nº 10
© Archivo/AdT

Categorías
Biodiversidad Eólica Estepas Fotovoltaica Paisajes PlaZa Política y Sociedad

SOS ESTEPAS DE ARAGÓN

Barranco del Bayo, 2006 © J. A. Domínguez/AdT

Las estepas y medios abiertos aragoneses peligran ante el avance de las infraestructuras eólicas, fotovoltaicas, polígonos industriales y vías de comunicación y las transformaciones agrícolas.

Eólicos y fotovoltaicos en Galve. Teruel, 2021 © Archivo/AdT

Efectos perversos de la codicia sin límites y el crecimiento indefinido que impulsan en Aragón los Lambán, Aliaga y Olona.

PE Multitecnología, al borde del embalse de La Loteta
20210418 © ANSAR

Y siempre detrás, las familias de la oligarquía: los Luengo, Yarza, Samper, Briceño… llevándose el dinero.

Ampliación de PlaZa en 33 ha de terreno de la familia Luengo
© J. A. Domínguez/AdT

Categorías
Atentados ecológicos Aves Biodiversidad Eólica Mamíferos

MORTALIDAD EN PARQUES EÓLICOS DE NAVARRA

Reyezuelo, murciélago, buscarla unicolor, alondra común y curruca rabilarga recogidos muertos por palas de aerogeneradores del parque eólico Montes de Cierzo. Tudela, Navarra, Spain ©José A. Martinez

Ecologistas en Acción de Navarra ha analizado los datos sobre mortandad de aves y murciélagos en los parques eólicos navarros, que Gobierno de Navarra ha entregado a las ONG que trabajan en la conservación del Medio Ambiente de Navarra. Estos datos recogen todas las muertes de vertebrados desde la instalación del primer parque. En un primer análisis afirmamos que esto no puede seguir así.

Hemos estudiado el período entre el 8 de Abril de 1998 y el 10 de marzo de 2021, es decir 24 años. Estamos consternados y muy preocupados. Estos parques eólicos, están matando y eliminando poco a poco la diversidad de aves y murciélagos de la Comunidad Foral.

En este período de 24 años se han encontrado muertos 8435 aves y murciélagos. Con total seguridad la cifra puede llegar a multiplicarse por varias cifras. Es seguro que muchos pequeños animales no aparecen en las estadísticas, bien porque hayan desaparecido consumidos por carroñeros o bien por su dificultad de detección, sobre todo si el cadáver cae entre la vegetación. Esto es particularmente cierto para los murciélagos, pues se sabe por la literatura científica que la mortalidad de estas pequeñas criaturas aladas en parques eólicos supera en mucho a las de las aves. Sin embargo, en Navarra muy pocos han sido encontrados, un total de 567, de los cuales 191 son murciélagos comunes; 148 de montaña; 63 de borde claro y 9 hortelanos. Entre los nóctulos hay; 8 medianos y 6  mayores. Otros 142 murciélagos no han sido identificados.

Las estadísticas revelan la incidencia especial sobre el grupo de las aves rapaces. Se han encontrado: 4178 aves de presa, de las cuales 3169 son buitres leonados, 265 milanos negros, 237 cernícalos comunes, 100 águilas culebreras,  94 milanos reales, 82 busardos ratoneros, 65 águilas calzadas, 34 cernícalos primillas, 23 búhos reales, 17 águilas reales, 10 alimoches y 7 halcones peregrinos. Hay que recordar que el milano real se encuentra catalogado como “en peligro de extinción” y el alimoche como “vulnerable”. Además, hay otros 3690 ejemplares de otras especies de aves, destacando 340 calandrias, 329 perdices, 248 vencejos comunes, 227 reyezuelos listados, 140 petirrojos, 129 mirlos, 93 zorzales comunes, 92 cigüeñas blancas, 92 tórtolas comunes, 48 codornices y 7 becadas. También se ha encontrado muerta por colisión una avutarda, que se encuentra declarada “en peligro de extinción” en Navarra.

Estos datos revelan que los parques eólicos son altamente dañinos para los vertebrados voladores, y en especial para las aves rapaces. El que se hayan encontrado más de 3000 buitres leonados (80 de ellos en sólo 8 meses de funcionamiento del parque eólico de CAVAR), nos hace afirmar que no va a seguir siendo posible la reposición de tantos individuos muertos. Estudios realizados con otras especies de larga vida, como los alimoches de Cádiz, revelan que las muertes en parques eólicos suponen un factor de declive decisivo de las poblaciones, tanto como pueda ser el veneno. Si a las muertes de buitres que se han registrado en Navarra, añadimos los buitres que mueren en Aragón y en otros parques eólicos de Comunidades Autónomas vecinas, el panorama es sombrío a largo plazo para esta y otras especies de grandes rapaces en todo el valle del Ebro. Además, hay que tener en cuenta que a la larga la situación irá empeorando, pues la administración navarra tiene en proyecto triplicar la potencia renovable instalada en Navarra, principalmente con la construcción de parques eólicos.

Cuando una especie protegida muere por la acción del ser humano es exigible una indemnización por procedimientos administrativos. Un cálculo del valor económico de las aves y murciélagos, que las empresas propietarias de estos  parques eólicos, han evitado pagar a todos los Navarros, sería el siguiente: Por los buitres casi 2 millones de euros; murciélagos casi 70.000; avutarda 12.000… En total lo que deberían haber pagado las empresas serían: 3.059.200 euros. Esos más de 3 millones de euros los debería haber reclamado el Gobierno de Navarra a las empresas propietarias de esas industrias productoras de electricidad. Mientras a los particulares se les exige el respeto a ley y se les persigue si la infringen por matar especies protegidas, los promotores eólicos tienen, al parecer, patente de corso. ¿Cómo se ha llegado a permitir legalmente este doble rasero?

Ante esta gravísima e insostenible situación, solicitamos la modificación de la Ley de Responsabilidad Medio Ambiental, para que las empresas eléctricas titulares de los parques eólicos o solares y de las líneas eléctricas de evacuación sean sancionadas por las muertes por colisión y electrocución de aves y murciélagos: acabar con cientos de miles de ejemplares de aves y murciélagos no debe salir gratis. En paralelo, y sobre la base de la extensa información de que dispone la Administración, deben arbitrarse procedimientos para detener y desmantelar aquellas turbinas que causan mayor mortalidad, puesto que es bien conocido que no existe en estos momentos, otros procedimientos eficaces que detengan la mortalidad de aves y de rapaces en particular.

Ecologistas en Acción de Navarra alerta, una vez más, de las negativas consecuencias de la forma en la que se están implantando las energías renovables en nuestra comunidad: basada en grandes parques eólicos y solares y sus líneas eléctricas, situados en el medio natural, rodeando zonas protegidas, en montes, tierras de secano, zonas esteparias, zonas con alto valor ecológico pero que no cuentan con protección medio ambiental y lugares con graves afecciones al paisaje, en vez de promover las energías renovables en lugares humanizados cerca de los núcleos de consumo. A su vez, solicitamos la paralización  inmediata de todos los proyectos en marcha, así como, en cumplimiento de Directivas Europeas, una apuesta clara por el ahorro y la reducción de los consumos, la eficiencia energética, con centros de producción cercanos a los consumidores. Existen soluciones ecológicamente más defendibles y socialmente más solidarias frente a macroproyectos eólicos y fotovoltaicos que solo benefician a grandes oligopolios.          

¡NO SON MOLINOS, SON GIGANTES!

Equipo de comunicación de Ecologistas en Acción de Navarra

Categorías
Atentados ecológicos Campañas de Defensa Eólica Estepas Política y Sociedad

DEFENDEMOS LOS MONTES DE TORRERO

Columna de la marcha hacia el Alto del Royo © E. Monge

El pasado sábado 15 de mayo, organizaciones vecinales y ecologistas de Zaragoza convocaron una marcha reivindicativa en defensa de los Montes de Torrero frente al proyecto de parque eólico Montañés.

Un grupo de andarines y otro de ciclistas coincidieron en la cuesta del Royo para denunciar el avance de los proyectos industriales que amenazan con destruir un paraje emblemático y de alto valor cultural y ecológico.

Pancarta en el Alto del Royo © E. Monge
Pancartas en el Alto del Royo © E. Monge

Los parques eólicos conllevan una importante modificación del suelo con destrucción de la vegetación, con excavaciones, taludes que originan graves procesos erosivos para ubicar los aerogeneradores, soterrar los tendidos eléctricos de interconexión, más las obras de instalación de la línea de evacuación de alta tensión. Además los aerogeneradores provocan una intensa mortalidad de aves y murciélagos por colisión con las palas durante su funcionamiento. Por ello este sistema de producción eléctrica dista mucho de ser sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

En el caso del PE Montañés se vería afectada vegetación esteparia de yesos, catalogada como hábitat prioritario según la Directiva Hábitats y amenaza a especies en peligro de extinción como el milano real y especies de aves esteparias en retroceso como la alondra ricotí conocida como rocín en Aragón.

Rocín (Chersophilus duponti) © Archivo/AdT

La evidencia empírica del impacto de este tipo de instalaciones sobre el territorio y la intensa mortalidad de aves y murciélagos que ocasionan queda constatada por los daños causados por otras instalaciones como el PE Romerales II, en las inmediaciones de Torrero.

Por otra parte hay que señalar la destrucción de suelo que han supuesto en la zona los polígonos industriales de Valdeconsejo en Cuarte de Huerva, del PTR López Soriano y de Empresarium-Terinza en Zaragoza o los parques eólicos de Las Planas.

Antena anemométrica del proyectado PE Montañés
con las máquinas del PE Romerales II al fondo © E. Monge

Categorías
Atentados ecológicos Biodiversidad Eólica

LA MATANZA EÓLICA QUE NO CESA

PARQUE EÓLICO COSCOJAR II

águila real

Águila real en PE Coscojar II, máquina T02
Plasencia de Jalón, Zaragoza © ANSAR

cernícalo vulgar

Gavilán en PE Coscojar II máquina T06
Plasencia de Jalón, Zaragoza © ANSAR

El PE Coscojar II fue promovido por D. Sergio Samper Rivas, en representación de la sociedad Eólicas El Coscojar, SL, según se lee en la Resolución de 11 de abril de 2018, del Director General de Energía y Minas del Departamento de Economía, Industria y Empleo, por la que se otorga la autorización administrativa previa y de construcción de instalación “Parque Eólico Coscojar II de 50 MW de Eólicas El Coscojar, SL. en Plasencia de Jalón y Pedrola”.

PARQUE EÓLICO ÁGUILA II-III UNIFICADO

milano real

Milano real en PE Águila II-III unificado, máquina A08
Pedrola, Zaragoza © ANSAR

buitre leonado

Buitre leonado en PE Águila II-III unificado, máquina A07
Pedrola, Zaragoza © ANSAR

El PE Águila II-III unificado fue promovido por Jorge Energy, S.L. que fue promotor de los parques eólicos “El Águila II”, de 12 MW, y el “Águila III”, de 20 MW en el término municipal de Pedrola (Zaragoza), a través de las dos sociedades vehículo denominadas Desarrollos Renovables del Ebro, S.L. y Aragonesa del Viento I, S.L. según se lee en la Resolución de 13 de febrero de 2018, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, por la que se adopta la decisión de no someter al procedimiento de evaluación de impacto ambiental ordinaria y se emite el Informe de Impacto Ambiental del proyecto de parque eólico “El Águila II y El Águila III Unificado”, en el término municipal de Pedrola (Zaragoza), promovido por Desarrollos Renovables del Ebro, S.L. (Número Exp. INAGA/500201/01/2017/10968). Los parques eólicos arriba citados pertenecen a los grupos empresariales Forestalia y Jorge de la familia Samper Rivas.

Los parques eólicos de la comarca de Valdejalón destacan por su intensa letalidad desde los inicios de la implantación de esta tecnología, como ya informamos en su día (ver: Matadero 19/Barracuda, 2006 y Matadero 22/Barracuda, 2006).

Categorías
Atentados ecológicos Aves Biodiversidad Eólica Estepas

LA CARNICERÍA DE LA MERCANTIL BRIAL

milano real

Milano real abatido en PE La Nava. Gallur, Zaragoza © ANSAR

Ayer tarde, naturalistas aragoneses hallaron el cadáver de un milano real (Milvus milvus) abatido bajo la máquina nº 2 del parque eólico La Nava ubicado en los términos de Gallur y Magallón (Zaragoza, Aragón, España), dando parte del siniestro a la emisora de emergencias del Gobierno de Aragón.

El parque eólico La Nava consta de cinco máquinas y está promovido por 8 metros por segundo S.L. empresa del grupo aragonés Brial al igual que el parque eólico Los Cierzos, promovido por la empresa Energías Eólicas y Ecológicas 53, S.L. y Tinajeros, promovido por la empresa Saggita Ventum S.L., todos en la misma comarca.

Da la casualidad que en enero pasado ya cayó abatido otro milano real en el PE Los Cierzos como se dejó constancia en estas páginas (ver: Milano real abatido por la mercantil Brial), y el otoño pasado numerosos cernícalos primillas también murieron abatidos en los parques de Brial, con lo que la empresa acumula un sangrante pasivo.

El milano real es una rapaz carroñera que busca el alimento planeando a baja o media altura. En España y, por tanto en Aragón, hay una pequeña población residente pero en otoño llegan los indivuduos del norte de Europa a invernar a la Península Ibérica con lo que se incrementa la población notablemente. En esta época se llegan a juntar cientos de ejemplares en los dormideros comunales.

El milano real es una especie catalogada en peligro de extinción en España según Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas. Igual nivel de protección que el quebrantahuesos, por ejemplo. Los gobiernos invierten por ello recursos económicos y medios humanos y materiales en recuperar la especie. El Gobierno de Aragón, incluso alardea de su programa de cría en cautividad, pero luego autoriza parques eólicos que son auténticos mataderos de aves y murciélagos.

brial

Brial propaganda, junio 2020

brial

Brial propaganda, junio 2020

Los parques eólicos de Brial se significan por la alta mortalidad de aves y quirópteros que ocasionan, como no podía ser de otra forma. La empresa, no obstante, invierte bastante en lavado de imagen e incluso se permite sentar cátedra en la Universidad de Zaragoza y en la Universidad San Jorge.

Categorías
Atentados ecológicos Eólica Estepas

AMENAZA DE ATENTADO EÓLICO EN TORRERO

cartel

Los proyectos del parque eólico Montañés en el Monte de Torrero y el contiguo parque eólico El Coto, ambos en el corazón de la estepa sur del término de Zaragoza amenazan la conservación de una zona de alto valor ecológico, tanto por la presencia de los aerogeneradores como por los desmontes, caminos, subestaciones y tendidos eléctricos que conllevan.
cartel

Ubicación de algunas máquinas y línea eléctrica del PE Montañés

Tanto el PE Montañés por ubicarse entre el emblemático cabezo de Las Zorras y el barranco del Montañés, como PE El Coto afectan a suelos con comunidades vegetales catalogadas como hábitats prioritarios según la Directiva Hábitats, además de albergar territorios de rocín o alondra ricotí y ser zona de intenso paso y presencia continua de aves rapaces.
La alondra ricotí o rocín es extremadamente sensible a la alteración de su territorio y se ha demostrado incompatible con la proximidad de aerogeneradores. Las aves rapaces son víctimas directas de los aerogeneradores como sucede en los parques eólicos contiguos de Acampo Armijo y de La Plana.
Lo grave del problema es que la zona es una importante área de invernada de rapaces como milano real, águila real y águila perdicera y es zona de tránsito de las cigüeñas y buitres y milanos que acuden al vertedero del PTR.
buitre leonado

Buitre leonado abatido en PE Los Labrados. Zaragoza

El PE Montañés lo promueve una sociedad limitada creada recientemente y domiciliada en Cuarte de Huerva.
cartel

Fuente: eInforma

cartel

Fuente: eInforma