Categorías
Biodiversidad Bosques Campañas de Defensa Ecologismo Estepas Política y Sociedad

EN DEFENSA DEL MONTE DEL CANAL

Concentración en defensa de la vegetación natural en Monte del Canal.
Septiembre 2021 © JAD

Las entidades sociales se movilizan ante el anuncio del ayuntamiento de Zaragoza de reforestar masivamente 1 200 hectáreas con el proyecto El bosque de los zaragozanos ya que esa intervención conlleva importantes afecciones al medio por la modificación del uso de suelo que supone y critican que que dicho proyecto carece de un estudio de impacto ambiental previo.

Retamas en floración. Monte del Canal. Junio 2021 © JAD

El retazo de monte junto al Canal Imperial que queda en la margen derecha entre Casablanca y la carretera N-II puede sufrir una gran alteración al ser elegido para inicar la plantación del proyecto El bosque de los zaragozanos.

Sisallos y retamas -en flor- en el Monte del Canal. Junio, 2021 © JAD

Se trata de una parcela que alberga restos de vegetación natural de matorral mediterráneo sobre mallacán y una gran extensión de sisallar, testigo del antiguo monte ganadero que rodeaba Zaragoza, y de retamar, restos de un área que en su día fueron campos de cultivo y se está regenerando.

Estaquillado para la red de zanjas. Septiembre, 2021 © JAD

El sisallo (Salsola vermiculata) es un arbusto de la familia Quenopodiáceas, adaptada a suelos sueltos, salinos y nitrogenados y a ambientes muy caldeados con fuerte insolación y sequías prolongadas. Es la planta que ha alimentado durante siglos a los ganados que sustentaban la economía aragonesa. Además es una planta de fructificación otoñal de gran belleza.

Salsola vermiculata
Sisallo en fructificación. Acampo Hospital. Zaragoza © JAD

Dado el interés de la vegetación existente, una repoblación generalizada es inapropiada y contraproducente. De hecho, las estaquillas para las zanjas del tendido eléctrico y de tuberías destruirían importante superficie de matorral bien instalado.

Estaquillado para la red de zanjas. Septiembre, 2021 © EG

Artículos relacionados:

Lección de Ecologismo Ilustrado

Bosque de los zaragozanos ¿Qué bosque? (y II)

Bosque de los zaragozanos ¿Qué bosque? (I)

Categorías
Biodiversidad Bosques Ecologismo Estepas Política y Sociedad

LECCIÓN DE ECOLOGISMO ILUSTRADO

El trío de los árboles. Por la izq.: Chueca y Azcon (Ayuntamiento/PP) con Viñuales (ECODES) en la presentación del proyecto El bosque de los zaragozanos. Fuente: RRSS

En el Diccionario Barracuda se define como Ecologismo Ilustrado aquel que sigue la máxima de todo para el pueblo, pero sin el pueblo. En el caso que traemos hoy, el ejemplo es paradigmático.

El programa electoral último del PP zaragozano llevaba incluida, al parecer, la propuesta de plantar 700 000 árboles en Zaragoza capital como guiño al medio ambiente y para demostrar hasta donde llega su preocupación por el cambio climático.

La idea de sacar adelante dicha propuesta se plasma en el proyecto El bosque de los zaragozanos, puenteando a las entidades sociales y los órganos de participación municipales. Pero, a pesar de esta carencia de origen, que desvirtúa e invalida el proyecto, al carro no duda en sumarse la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES) para impulsar el plan y darle etiqueta verde -ECODES, siempre tan contemporizadora con los poderes establecidos.

Además, el proyecto carece de un aval científico que lo respalde. La idea del número de árboles es peregrina –impulsamos esta iniciativa colaborativa con la que se plantarán 700.000 árboles, tantos como habitantes- y carece de justificación razonable. Por ello en el ayuntamiento se han puesto a buscar desesperadamente lugares donde poner árboles, cuando debería haber sido al revés -es decir, si tenemos una parcela degradada, vamos a ver cómo la recuperamos y qué plantas necesitamos.

Mientras, las organizaciones ecologistas han hecho pública su postura denunciando las carencias del proyecto, la dudosa efectividad del mismo, la hipocresía que encierra y las consecuencias negativas que puede conllevar para la biodiversidad (ver: El bosque de los zaragozanos: ¿qué bosque?).

Así, mientras el Ayuntamiento de Zaragoza, en un ejercicio de cinismo, sigue destruyendo suelo con su cubierta vegetal, expandiendo proyectos que aceleran el celentamiento global, agrediendo constantemente al arbolado urbano… pretende lavar su imagen con la idea de 700 000 árboles.

Y, por otro lado, ECODES dejando claro para ellos no vale el principio ético de que el fin no justifica los medios y dejando en evidencia a las organizaciones sociales y ecologistas.

Categorías
Biodiversidad Bosques Ecologismo Política y Sociedad Urbanismo

BOSQUE DE LOS ZARAGOZANOS ¿QUÉ BOSQUE? (I)

Plantación de pino carrasco en el polígono PlaZa, probablemente iniciativa particular del ente gestor del polígono. Junio, 2021 © AdT. Habitualmente las repoblaciones se limitan a ser plantaciones de corte ajardinado: geométricas, exclusivamente de arbolado, muy densas, monoespecíficas, de nula diversidad y nada atractivas para la fauna. No se realizan intervenciones que busquen la restauración del ecosistema.

Los colectivos ANSAR, Amigos de la Tierra Aragón y Ecologistas en Acción asistieron, mediante un representante conjunto, a la reunión de presentación del proyecto Bosque de los Zaragozanos que impulsa el Ayuntamiento de Zaragoza. En ella se leyó el comunicado sobre la postura que estas asociaciones mantienen respecto del proyecto y que se reproduce íntegro a continuación

«Los colectivos ANSAR, Amigos de la Tierra Aragón y Ecologistas en Acción agradecemos la invitación a la presentación de este proyecto y deseamos matizar algunos aspectos desde un punto de vista crítico basado en dos importantes carencias: la de información y participación en el proceso de diseño del mismo y la argumentación científica de su justificación.

En relación a la participación, nos gustaría que el Ayuntamiento nos convocara no solo cuando tiene que justificar una subvención en la que se valora la participación de la ciudadanía o colectivos sociales y ecologistas o cuando quiere aprobar un proyecto. A este respecto cabe recordar las trabas que se pusieron desde el Ayuntamiento a las organizaciones ecologistas para la reunión del Consejo Sectorial de Medio Ambiente celebrada en noviembre de 2020 tras tres años sin convocarse. Entendemos que la participación debe realizarse de forma responsable y de acuerdo a las directivas y leyes de derecho a la información y participación.

En cuanto a la justificación científica manifestamos que desde las organizaciones ecologistas siempre hemos defendido el arbolado urbano, con sus múltiples funciones ambientales y de calidad de vida mientras observamos infracciones habituales de la propia Ordenanza Municipal de Arbolado Urbano (podas abusivas o inapropiadas, talas injustificadas, falta de protección durante las obras etc.). De igual forma contemplamos cómo se pierden oportunidades de remodelación urbanística como ha sucedido en Plaza Salamero y Plaza Santa Engracia, que obedecen a un modelo de plazas duras en lugar de espacios de sombra tan necesarios en una situación de calentamiento global.

Concentración ciudadana en la remodelada Plaza Santa Engracia de Zaragoza en protesta por el urbanismo desprovisto de arbolado © ANSAR. Las asociaciones ecologistas critican la ausencia de arbolado y de vegetación en general en la remodelación de plazas porque dan lugar a espacios poco acogedores, expuestos al intenso sol estival de la ciudad.

En nuestra opinión y en consulta con expertos en la materia, la propuesta de plantación de 700.000 árboles, uno por habitante, no corresponde a un cálculo basado en criterios científicos y objetivos de acuerdo a cuánto CO2 se quiere fijar y cuántos árboles y de qué tipo se necesitaría.

Por otro lado, la anunciada transformación de 1200 ha del término municipal, requeriría de una evaluación de impacto ambiental por las afecciones que puede llevar asociadas y que explicamos más detenidamente en un documento que aportamos. Al mismo tiempo queremos dejar constancia de que el TM de Zaragoza está artificializando suelo en cientos de hectáreas cada año, destruyendo vegetación natural que ya está fijando carbono y que sustenta valiosas comunidades faunísticas: sucesivas ampliaciones de PlaZa y otros polígonos, vertederos, parques eólicos, etc.

Destrucción de Acampo Moncasi para ampliación de PlaZa. Enero, 2010 © AdT

Según la información que hemos conocido a través de la licitación pública del Programa de Educación Ambiental, los terrenos elegidos en el entorno urbano para plantaciones escolares como el entorno de la Estación Depuradora, los terrenos colindantes del Canal Imperial, del Huerva, etc. nos plantean interrogantes que nos hubiera gustado conocer en detalle.

De esa misma fuente se deriva que la mayor parte de las plantaciones se realizará en montes del término municipal, por lo que tememos que se afectará a importantes superficies de vegetación natural esteparia o de matorral, como ya ha venido sucediendo en campañas de reforestación precedentes.

Repoblación municipal monoespecífica de pino. Mayo, 2018 © AdT. Durante décadas el ayuntamiento de Zaragoza ha repoblado de pino carrasco los montes municipales en campañas con escolares. Además de destruir suelo estepario de valor ecológico, la ausencia de un tratamiento posterior mantiene formaciones homogéneas y artificiales de escasa funcionalidad ecológica.

Queremos también dejar constancia que la crisis climática actual requiere tomar medidas contundentes encaminadas a la reducción de emisiones tal como la propia Estrategia Municipal de Cambio Climático y Calidad de Aire de Zaragoza recoge.

Ampliación de PlaZa. Junio 2021 © AdT. El polígono PlaZa que ocupa 1600 ha se sigue ampliando y destruyendo suelo, como en la actual ampliación de 33 ha en Acampo Moncasi para la instalación de Amazon.

No se pueden plantear objetivos en base a la realización de cálculos simples de número de árboles plantados y reducción de emisiones asociadas cuando numerosos estudios científicos en la actualidad están cuestionando estas afirmaciones. La fijación de CO2 por los árboles es mucho más compleja y existen datos que corroboran que incluso determinados bosques se están convirtiendo en emisores de carbono dada su interrelación con otros factores como el estrés hídrico o cuando se demuestra que formaciones de pastizal o matorral pueden ser más eficientes que los árboles en secuestrar carbono.

Por todo ello desde las organizaciones ecologistas ANSAR, Amigos de la Tierra y Ecologistas en Acción no podemos compartir ni la forma como se ha diseñado ni el contenido de este Proyecto.

Por nuestra parte proponemos:

  • Proteger el arbolado existente tanto en el espacio urbano como en el término municipal.
Daños en el arbolado para instalación de la Carpa del Ternasco en fiestas del Pilar. Septiembre, 2016 © AdT. Las organizaciones ecologistas llevan décadas denunciando la falta de protección del arbolado urbano por innación del ayuntamiento de Zaragoza.
  • Reponer el arbolado urbano talado, planificar teniendo en cuenta la protección del mismo y hacer cumplir la Ordenanza Municipal de Protección del Arbolado Urbano.
  • Detener la pérdida de suelo por construcción de infraestructuras y aprobar el Plan Especial de la Estepa.
  • Aclarar y renaturalizar repoblaciones monoespecíficas de pino carrasco ya existentes.
  • No utilizar los suelos de secano cultivos/matorral para reforestar dado que ya se ha perdido suficiente suelo de secano.
  • Eliminar ejemplares de especies invasoras (ailantos, fresnos americanos, moreras) en espacios de interés como Juslibol o las riberas.
  • Realizar el deslinde del dominio público en el río Ebro propuesto desde el año 2012  que permitirá reforestar amplios sotos de ribera.
  • Aprovechando las aguas residuales de la Depuradora de La Cartuja y  la red de acequias existentes reforestar amplias zonas próximas al Galacho de La Cartuja
  • Ser cautos con el aprovechamiento de suelos próximos a la depuradora porque en su tiempo se arrojaron lodos contaminados del alcantarillado de Zaragoza y pueden ser zonas de ampliación de la depuradora.
  • Finalmente demandamos el desarrollo de un proceso de participación que permita poder opinar desde el momento inicial y al que se dé respuesta del resultado del mismo y denunciaremos las afecciones que se puedan causar a la vegetación natural existente tanto en el entorno urbano como en los montes del término municipal.

Zaragoza, 6 de septiembre de 2021″

Artículos relacionados:

Defender el arbolado urbano de Zaragoza Barracuda, 2019

Zaragoza contra sus árboles Barracuda, 2016

Plataforma Logística de Zaragoza Barracuda, 2010-2021

Categorías
Biodiversidad Bosques Campañas de Defensa Ecologismo Ríos

SOTOS VIVOS

Limpieza de basuras en Soto de Alfocea, Zaragoza

Las organizaciones ecologistas Ansar y Amigos de la Tierra Aragón han llevado a cabo el domingo 1 de agosto una jornada reivindicativa en defensa de los sotos del Ebro visitando el Soto de Alfocea y llevando a cabo la retirada de las basuras acumuladas, tarea que las administraciones no llevan a cabo.

Denuncian que CHE, Gobierno de Aragón y ayuntamientos solo se acuerdan de los sotos para llevar a cabo intervenciones agresivas como curages, desbroces de vegetación silvestre y talas del arbolado muchas veces disfrazadas de tareas de limpieza.

El Soto de Alfocea ha sido elegido como escenario del inicio de la campaña en defensa de los sotos fluviales de la cuenca del Ebro y especialmente del eje del Ebro ante los proyectos que amenzan con arrasar los ya reducidos sotos, permenentemente sometidos a proyectos que los invaden, los seccionan y fragmentan, destruyendo su capacidad de acogida, de regeneración y resiliencia y menguando su biodiversidad.

Intervención de curage en Soto de La Alameda de Sobradiel, Zaragoza

Anteriores artículos:

La CHE arrasa el Soto de Alfocea

La maldición del curage en el Soto de La Alameda

La CHE arrasa el Soto del Tambor

Categorías
Atentados ecológicos Biodiversidad Bosques Ecologismo Política y Sociedad Ríos

LA MALDICÓN DEL CURAGE SOBRE EL SOTO DE LA ALAMEDA DE SOBRADIEL

soto de La Alameda

Maquinaria empleada en la intervención de curage

Amigos de la Tierra Aragón y Ansar han manifiestado en un comunicado su más enérgica condena a la apertura de los pasillos que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) está realizando en el Soto de La Alameda (TM Sobradiel, Zaragoza).

soto de La Alameda

Uno de los ramales abiertos en la intervención de curage

Como una maldición, la CHE sigue arrasando los escasos y escuálidos sotos del Ebro con la excusa su novedosa técnica de curage, consistente en abrir ramales para mejor fluencia del agua en las avenidas, como indica reiradamente en sus notas de prensa. Acción que empezó en 2018 y ha seguido en 2019 y 2020 sin una evaluación de las consecuencias.

soto de La Alameda

Aspecto de la intervención de curage

Lo que prometían sobre efectuar unas intervenciones con el menor impacto posible, se ha convertido en un desastre. La actuación en el soto de La Alameda ha dejado un descarado laberinto de autopistas acarreando una intensa destrucción de vegetación. Además, la distancia del soto a los núcleos poblados hace difícil creer que el curage reduzca la exposición de estos a las inundaciones.

(Nota. En cursiva el vocabulario propio de CHE)

Artículos relacionados:

Categorías
Atentados ecológicos Bosques Comunicación Ecologismo Política y Sociedad Ríos

DOS FORMAS DE DAR LA NOTICIA

A continuación voy a analizar cómo fue tratada en dos medios de comunicación escritos regionales una nota de prensa de asociaciones ecologistas aragonesas, comparando tanto la forma como el fondo del tratamiento.

A primeros de septiembre de 2019 las asociaciones ecologistas aragonesas ANSAR y Amigos de la Tierra Aragón enviaron a una nota de prensa denunciando lo que consideraban agresiva intervención de la Confederación Hidrográfica del Ebro, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica (CHE/MITECO), en el soto de Sobradiel en la provincia de Zaragoza.

Soto Sobradiel

Pasillo abierto ex novo en Soto de Sobradiel. Zaragoza. Septiembre, 2019

CHE viene abriendo pasillos o ramales en los sotos del Ebro con el fin, según ese organismo de cuenca, de aumentar el flujo de corriente, movilizar sedimentos y disminuir la inundación de los campos y pueblos. Esta intervención la denominan curage (sic), la califican de novedosa (sic) y de bajo impacto (Nota de prensa CHE 27/11/2018). Las entidades ecologistas critican que se destruyan los escasos y reducidos sotos que quedan en la ribera del Ebro, especialmente las masas arboladas de éstos, como ya sucedió en Soto de Alfocea en 2018 y de nuevo en 2020.

Voy a mostrar aquí cómo desarrollaron la nota remitida por las asociaciones ecologistas dos periódicos aragoneses en sus versiones digitales. Uno es El Periódico de Aragón y otro Arainfo, los únicos que se hicieron eco. El primero es uno de los periódicos regionales más difundido (tras Heraldo de Aragón), veterano (1990), con tirada en papel también, perteneciente a Prensa Ibérica al adquirir Grupo Zeta, tradicionalmente se le considera vinculado a PSOE y en buena sintonía con Gobierno de Aragón. El segundo es un periódico más joven (2010), independiente, un tanto peculiar, de tendencia progresista o de izquierda, de cariz aragonesista y de mucha menor difusión, sin duda.

Mientras que Arainfo publicó inmediatamente el comunicado el 8/09/2019 bajo el título: Ecologistas denuncian la eliminación de arbolado en el soto de Sobradiel, El Periódico de Aragón publicó días más tarde, el 12/09/2019, titulando: La CHE realiza obras de limpieza en Sobradiel. Desconocemos si publicó en papel en su momento la noticia. En cualquier caso se analiza el tratamiento dado al comunicado ecologista desde el punto de vista de un lector de la edición digital.

xxxx

Fuente: El Periódico de Aragón

Veamos los titulares. Mientras Arainfo se ciñe en el titular a la información de la nota de las entidades ecologistas, como es la denuncia de la destrucción de la vegetación natural, El Periódico de Aragón le da la vuelta totalmente a la nota ecologista dando protagonismo a la CHE y a su versión de los hechos, refiriendo una parte anecdótica de la intervención en el soto como fue la retirada de basuras que denomina limpieza en el titular, aspecto que no era el objetivo esencial del curage y devaluando la denuncia.

Hay que hacer hincapié en que los curage implican destrucción de árboles y arbustos con eliminación absoluta del sotobosque. La retirada de basuras arrastradas por el río -neumáticos, envases, plásticos, y otros enseres- es un aspecto sobrevenido que se realiza para dar buena imagen ya que quedaría feo eliminar la vegetación y no llevarse la basura que aparece en los pasillos y sólo en ellos y que nadie tenía la más mínima intención de retirar.

xxxx

Fuente: Arainfo

Probablemente el tratamiento que hace El Periódico de Aragón se deba a que publicó la noticia días más tarde que Arainfo para recoger la réplica de CHE. De hecho la fotografía deja bien claro que hubo contacto con CHE pues ilustra la noticia con una fotografía de la propia CHE donde se ve al técnico del organismo posando junto a las bolsas de basura, en vez de incluir la foto proporcionada por las organizaciones ecologistas, que omite.

En cuanto al texto de la noticia, Arainfo se explaya publicando prácticamente íntegro el comunicado ecologista (469 palabras) sin incluir réplica o contrastar la información con CHE, mientras que El Periódico de Aragón le da un corto tratamiento a la noticia con 87 palabras y sólo hace una breve referencia a la denuncia ecologista (30 de 87 palabras) tras describir la intervención de CHE y sus razones. No obstante le da tiempo de meter una divertida errata hablando de courage en vez de curage, término adoptado del francés y que viene a significar dragado y retirada de sedimentos:

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha procedido a la limpieza en el soto de Sobradiel con el objetivo de reducir el riesgo de inundaciones en poblaciones. «Es un courage que favorece la fluencia y laminación de caudales», explicaron fuentes de la CHE, que aseguraron que solo se estaba actuando sobre «vegetación arbustiva sin afectar a grandes árboles». Por su parte, los grupos ecologistas de Amigos de la Tierra Aragón y Ansar se posicionaron en contra de estas obras que según ellos estaban causando «destrucción de vegetación». El Periódico de Aragón 12/909/2019

La mayor extensión de la noticia en Arainfo permite conocer las razones de la denuncia ecologista, mientras que en El Periódico sólo se nombra la posición en contra de los ecologistas sin entrar en los argumentos de éstos. Este aspecto es importante pues los ecologistas quedan como los inconformistas de siempre. Sin embargo había múltiples razones esgrimidas por los ecologistas en su nota, incluso acusaciones directas a políticos:

[…] Las obras están causando «destrucción de vegetación, y son especialmente perjudiciales porque fragmentan y rompen la integridad de las masas forestales de álamos, fresnos y sauces» en el soto de Sobradiel. «Estos bosques ribereños son oasis de vegetación arbórea en medio de ecosistemas esteparios como son los del eje del Ebro» […] Arainfo 8/09/2019

[…] A pesar de estar marginados y limitados a una estrecha franja, «se les considera molestos y se pide su eliminación» […] «Estos sotos están sometidos a una agresión sin precedentes, bien calculada y planificada para obtener réditos políticos. Pero el presidente Lambán, el consejero Olona y la ministra Ribera a través de CHE, tienen a los sotos sentenciados ya que sólo se actúa en terrenos que son de titularidad pública» […] Arainfo 8/09/2019

[…] «Las soluciones de eliminación de vegetación no son soluciones definitivas pues los pasillos abiertos se cubren progresivamente de vegetación y de árboles caídos. Sólo la eliminación de ciertas motas y la permeabilización de infraestructuras o la liberación del dominio público de construcciones e instalaciones que lo han invadido progresivamente son soluciones a largo plazo» […] Arainfo 8/09/2019

Conclusión
Tras analizar someramente cómo apareció el comunicado de los ecologistas en ambos medios se puede concluir que El Periódico de Aragón realizó en esta ocasión una importante acción de zapa y desprestigio hacia los ecologistas.
Para empezar, no se hizo eco de la nota ecologista -bastante crítica, sin duda, con CHE- en su momento, sino con posterioridad y para hacerlo de forma secundaria, dando prioridad a la parte acusada. Considerando que la iniciativa de la noticia partió de las organizaciones ecologistas, resulta de muy mala praxis periodística dar, de entrada, el protagonismo a los replicantes. Pero esta no es la primera vez que ocurre en la que los ecologistas levantan una noticia, por supuesto, un atentado ecológico y el agresor queda como el bueno.

No obstante, los periodistas suelen aducir para estas ocasiones que como la noticia de la denuncia ya había salido en otros medios, ya no era actualidad, y ahora daban la versión de la parte contraria. No es la primera vez que argumentan esto. También podrían esgrimir que sí publicaron en papel en su momento, aunque es poco probable y no afecta al punto de vista de un lector digital.

En segundo lugar omitió la imagen aportada por los ecologistas y los razonamientos de éstos. En cambió utilizó una foto aportada por la parte acusada que poco tenía que ver con el destrozo que hizo CHE en el soto de Sobradiel.
Por último se aprecia cierta desviación entre los hechos sucedidos y denunciados y lo que se transmite. El Periódico habla de limpieza y refuerza esa idea con un montón de bolsas de basura para transmitir una imagen al público de una obra positiva y resaltar la bondad de la CHE. No obstante, hay que resaltar que la basura que aparece en la fotografía no es el elemento que se retira para reducir el riesgo de inundación. Es decir, no existe congruencia entre la imagen y la información de que solo se estaba actuando sobre vegetación arbustiva que se cita en El Periódico.
Se puede concluir que los ecologistas lo han tenido difícil en el caso analizado para transmitir su mensaje en los medios de comunicación convencionales. Tienen que luchar contra la resistencia de esos medios y también contra la precariedad de los redactores, cuya volatilidad y constante rotación impide tener en los medios a personas de referencia y con cualificación en temas ambientales ya que la ecología, la biología, la conservación, la legislación ambiental son áreas de cierta complejidad y, desde luego, el funcionamiento de los ecosistemas no es lineal ni mecánico.
Esta precariedad en la que se mueven los medios de comunicación se manifiesta en que ninguno de los dos citados se puso en contacto con las organizaciones ecologistas para ratificar o aclarar el comunicado.
Por otra parte, los ecologistas deben enfrentarse a los profesionalizados gabinetes de prensa de instituciones y empresas que, sin escatimar recursos, hacen un poderoso trabajo de lavado de cara. De greenwashing en este caso.
José A. Domínguez

Categorías
Atentados ecológicos Biodiversidad Bosques Ríos

LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL EBRO, CONTRA EL SOTO DE ALFOCEA

soto de Alfocea

Maquinaria empleada en la intervención dentro del arbolado

Amigos de la Tierra Aragón y Ansar han manifiestado en un comunicado su más enérgica condena a la reapertura de los pasillos que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) está realizando en la masa forestal del Soto de Alfocea (TM Zaragoza) mediante empresa TRAGSA.
Hay que recordar que CHE viene desarrollando un programa experimental de intervenciones en el Ebro denominado curage con el objetivo de dar más salida a las aguas en caso de avenidas y, favorecer el transporte de sedimentos, para lo cual abre canales o pasillos en las márgenes del río removiendo las gravas y eliminando la vegetación que, por lo visto, impide la circulación de las aguas. Lo llaman permeabilización de masas de sedimentos vegetadas (sic). La intervención en las zonas de gravas o de vegetación arbustiva abierta puede ser asumible pero, especialmente cuestionables son los pasillos abiertos en las zonas arboladas cerradas.
Amigos de la Tierra Aragón y Ansar consideran que la reapertura de los pasillos en la zona arbolada de Soto de Alfocea es injustificada, excesiva y contraproducente dada las escasas dimensiones de la misma, lo que supone romper la integridad de la masa forestal, aumentando la insolación y la sequedad y rompiendo la inercia térmica que ofrece la vegetación, además de destruir la oportunidad de refugio para la fauna. Estas asociaciones ya se opusieron a la intervención inicial de CHE en la zona arbolada de Soto de Alfocea en diciembre de 2018 (1),(2),(3) y a la de Soto de Sobradiel en agosto de 2019 (4) por su negativo impacto ambiental y por necesitar continuo mantenimiento ya que la vegetación vuelve a colonizar las zonas roturadas.
Los actuales sotos del Ebro son los últimos reductos de las selvas que flanqueaban el río. La roturación de tierras para cultivo, las infraestructuras, las edificaciones ilegales o mal ubicadas y las motas de defensa los eliminaron y han condenado a los sotos a vivir en el estrecho margen entre las motas y el río y donde, al parecer, los árboles también molestan.
soto de Alfocea

soto de Alfocea

soto de Alfocea

Estado de los pasillos antes y después del reciente desbroce

En soto de Alfocea la masa arbolada tiene una anchura que oscila entre los 30 y 100 metros y una longitud de unos 700 m. Los dos pasillos abiertos de al menos 6 m de amplitud ya suponen la alteración o eliminación del 12% de la superficie arbolada sólo en la zona más ancha del soto y llega a alcanzar el 20 o 25% en otros tramos.
Esta intervención en diversos sotos a lo largo del Ebro supone la fragmentación de un hábitat, ya de por sí reducido. En ecología la fragmentación de los hábitats es una de las causas de la pérdida de biodiversidad y extinción de especies, fenómeno que preocupa a nivel planetario.
Igualmente, en un proceso de cambio climático y calentamiento global en la que se resalta la importancia de los bosques para mitigar el cambio climático, no parece muy inteligente destruir nuestras propias masas boscosas.
Para Amigos de la Tierra Aragón y Ansar los sotos son vistos por la población en general y, especialmente, por las fuerzas vivas locales de la ribera del Ebro como lugares indeseables y molestos y se pide reiteradamente su eliminación con el eufemismo de la limpieza del río. Los ecologistas recuerdan que los sotos son refugios de biodiversidad, son las únicas manchas verdes naturales en un entorno semiárido como es el valle del Ebro y ofrecen gratuitamente múltiples servicios ecosistémicos. Además también condenan que se dilapide reiteradamente el dinero público para satisfacer demandas injustificadas.
soto de Alfocea

Estado de los pasillos tras el desbroce

La intervención en soto de Alfocea (margen izquierda) está dirigida a reducir la inundación del termino de Monzalbarba en la margen derecha ya que el puente de Alfocea es el cuello de botella que obstaculiza el paso de las grandes avenidas y la fuerte mota de defensa de la margen izquierda dirige el agua hacia tierras de Monzalbarba, a lo que se suma la mota transversal del cuartel de pontoneros. Hay que recordar, además, que Monzalbarba tiene diversas construcciones en zona inundable como el polideportivo y la residencia de ancianos a la que hay que evacuar en caso de avenida o riesgo de la misma.
Amigos de la Tierra Aragón y Ansar consideran que la única solución definitiva es dar más espacio al río (5), primero, ampliando la sección del puente de Alfocea que es el obstáculo a la corriente y, segundo, devolviéndole al Ebro su dominio retranqueando la mota de Alfocea o mota de Faci que se construyó hace unos cuarenta años para robar tierras al río, estrechando peligrosamente el cauce.

soto de Alfocea

Maquinaria desbrozando las inmediaciones del puente

Categorías
Biología Bosques Campañas de Defensa Ríos

AL SOTO DE ALFOCEA

soto Alfocea

Categorías
Bosques Campañas de Defensa Ríos

SOS SOTO DE ALFOCEA (II)

soto Alfocea

Tragsa merodea por el Soto de Alfocea. Zaragoza

Los acontecimientos se suceden con rapidez desde que la prensa se hizo eco de la oposición ecologista a que el soto sea arrasado. El Ayuntamiento de Zaragoza pidió explicaciones a la CHE de qué están haciendo junto al barrio de Alfocea y qué pretenden hacer en el soto. A última hora de la mañana, un vehículo del Grupo TRAGSA entraba en el soto de Alfocea… para nada bueno.

En la imagen inferior se aprecia el impacto que causaría la apertura del cauce previsto, paralelo al camino de la derecha, según la traza marcada por las cintas balizadoras. Dicho canal atravesaría lo más denso del soto, destruyendo buena parte del arbolado.

soto Alfocea

Soto de Alfocea. Zaragoza

Aguas arriba del soto, la CHE, a través de TRAGSA, se dedica a reforzar los diques o motas que defienden las urbanizaciones y granjas instaladas en la llanura de inundación del Ebro. Desde hace semanas, cientos de camiones transportan áridos hasta allí. Se adjuntan imágenes.

Alfocea

Maquinaria de TRAGSA en las obras de Alfocea. Zaragoza

Alfocea

Refuerzo de motas en Alfocea. Zaragoza

Categorías
Atentados ecológicos Bosques Campañas de Defensa Ríos

SOS SOTO DE ALFOCEA

soto Alfocea

Soto de Alfocea. Zaragoza

Los malos no dan tregua a la naturaleza. Ahora se han empeñado en machacar el pequeño soto de Alfocea en el Ebro. Tras la aparición de numerosas cintas de balizar de la empresa ALVEMA SA -dedicada a la maquinaria de obras-, y tras numerosas gestiones, se ha podido saber por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro que ésta tiene previsto abrir un cauce a lo largo del soto con el fin de desviar parte del caudal de las crecidas.

soto Alfocea

Soto de Alfocea. Ortofoto. IDEA

Las bandas indican que el cauce se abriría por lo más denso del soto, con lo que este perdería su caracter umbrío, arruinando así la flora genuina del mismo, así como la defensa que genera la espesura a la fauna que se refugia y cría allí, como el azor o el águila calzada.

soto Alfocea

Soto de Alfocea. Zaragoza. 2018.11.20

El soto de Alfocea es uno de los últimos reductos de naturaleza que quedan en la ribera del Ebro de Zaragoza después que se usurpara y roturara la llanura de inundación de Alfocea a finales de los años 70 y se ocupara con cultivos y urbanizaciones irregulares. Y ahora, en vez de devolver parte de lo usurpado, se pretende arrasar los últimos reductos de naturaleza para salvaguardar las alfalfas y construcciones irregulares.