Categorías
Biodiversidad Bosques Campañas de Defensa Ecologismo Estepas Política y Sociedad

EN DEFENSA DEL MONTE DEL CANAL

Concentración en defensa de la vegetación natural en Monte del Canal.
Septiembre 2021 © JAD

Las entidades sociales se movilizan ante el anuncio del ayuntamiento de Zaragoza de reforestar masivamente 1 200 hectáreas con el proyecto El bosque de los zaragozanos ya que esa intervención conlleva importantes afecciones al medio por la modificación del uso de suelo que supone y critican que que dicho proyecto carece de un estudio de impacto ambiental previo.

Retamas en floración. Monte del Canal. Junio 2021 © JAD

El retazo de monte junto al Canal Imperial que queda en la margen derecha entre Casablanca y la carretera N-II puede sufrir una gran alteración al ser elegido para inicar la plantación del proyecto El bosque de los zaragozanos.

Sisallos y retamas -en flor- en el Monte del Canal. Junio, 2021 © JAD

Se trata de una parcela que alberga restos de vegetación natural de matorral mediterráneo sobre mallacán y una gran extensión de sisallar, testigo del antiguo monte ganadero que rodeaba Zaragoza, y de retamar, restos de un área que en su día fueron campos de cultivo y se está regenerando.

Estaquillado para la red de zanjas. Septiembre, 2021 © JAD

El sisallo (Salsola vermiculata) es un arbusto de la familia Quenopodiáceas, adaptada a suelos sueltos, salinos y nitrogenados y a ambientes muy caldeados con fuerte insolación y sequías prolongadas. Es la planta que ha alimentado durante siglos a los ganados que sustentaban la economía aragonesa. Además es una planta de fructificación otoñal de gran belleza.

Salsola vermiculata
Sisallo en fructificación. Acampo Hospital. Zaragoza © JAD

Dado el interés de la vegetación existente, una repoblación generalizada es inapropiada y contraproducente. De hecho, las estaquillas para las zanjas del tendido eléctrico y de tuberías destruirían importante superficie de matorral bien instalado.

Estaquillado para la red de zanjas. Septiembre, 2021 © EG

Artículos relacionados:

Lección de Ecologismo Ilustrado

Bosque de los zaragozanos ¿Qué bosque? (y II)

Bosque de los zaragozanos ¿Qué bosque? (I)

Categorías
Biodiversidad Campañas de Defensa Ecologismo Política y Sociedad Urbanismo

BOSQUE DE LOS ZARAGOZANOS ¿QUÉ BOSQUE? (y II)

Retamas en flor y sisallar en Monte del Canal, Zaragoza. Junio 2021 © JAD

El ayuntamiento de Zaragoza quiere empezar a repoblar con su proyecto de El bosque de los zaragozanos en lo que es ya un bello retazo de monte con vegetación natural que queda junto al Canal Imperial, dentro de Zaragoza capital. Pero justo al otro lado del Canal, mantiene este inhóspito parque de árboles.

Parque de Valdefierro, Zaragoza. Septiembre, 2021 © JAD

El proyecto del ayuntamiento pretende varios objetivos, entre ellos: (1º-Mejorar la salud y aumentar la biodiversidad y 3º.- Avanzar en una ciudad más verde, dice textualmente.

Pero resulta insultante que se vaya a gastar dinero en destrozar un terreno con vegetación autóctona, bien arraigada, que está cumpliendo perfectamente su función ecológica cuando, al otro lado del Canal se mantiene una gran extensión de parque absolutamente inhóspito para personas y fauna, con árboles absolutamente exóticos e inapropiados, sin sombras, sin arbustos y donde no se posan ni los pájaros.

Parque de Valdefierro, Zaragoza. Septiembre, 2021 © JAD

Resulta poco creíble que la reforestación del proyecto municipal en el Monte del Canal tenga por objetivo mejorar la calidad de vida de los ciudadanos cuando se mantienen estas deplorables zonas verdes, estampa habitual en el resto de parques de Zaragoza.

Artículos relacionados:

Bosque de los zaragozanos ¿Qué bosque? (I)

En defensa del Monte del Canal

Categorías
Biodiversidad Bosques Campañas de Defensa Ecologismo Ríos

SOTOS VIVOS

Limpieza de basuras en Soto de Alfocea, Zaragoza

Las organizaciones ecologistas Ansar y Amigos de la Tierra Aragón han llevado a cabo el domingo 1 de agosto una jornada reivindicativa en defensa de los sotos del Ebro visitando el Soto de Alfocea y llevando a cabo la retirada de las basuras acumuladas, tarea que las administraciones no llevan a cabo.

Denuncian que CHE, Gobierno de Aragón y ayuntamientos solo se acuerdan de los sotos para llevar a cabo intervenciones agresivas como curages, desbroces de vegetación silvestre y talas del arbolado muchas veces disfrazadas de tareas de limpieza.

El Soto de Alfocea ha sido elegido como escenario del inicio de la campaña en defensa de los sotos fluviales de la cuenca del Ebro y especialmente del eje del Ebro ante los proyectos que amenzan con arrasar los ya reducidos sotos, permenentemente sometidos a proyectos que los invaden, los seccionan y fragmentan, destruyendo su capacidad de acogida, de regeneración y resiliencia y menguando su biodiversidad.

Intervención de curage en Soto de La Alameda de Sobradiel, Zaragoza

Anteriores artículos:

La CHE arrasa el Soto de Alfocea

La maldición del curage en el Soto de La Alameda

La CHE arrasa el Soto del Tambor

Categorías
Atentados ecológicos Campañas de Defensa Eólica Estepas Política y Sociedad

DEFENDEMOS LOS MONTES DE TORRERO

Columna de la marcha hacia el Alto del Royo © E. Monge

El pasado sábado 15 de mayo, organizaciones vecinales y ecologistas de Zaragoza convocaron una marcha reivindicativa en defensa de los Montes de Torrero frente al proyecto de parque eólico Montañés.

Un grupo de andarines y otro de ciclistas coincidieron en la cuesta del Royo para denunciar el avance de los proyectos industriales que amenazan con destruir un paraje emblemático y de alto valor cultural y ecológico.

Pancarta en el Alto del Royo © E. Monge
Pancartas en el Alto del Royo © E. Monge

Los parques eólicos conllevan una importante modificación del suelo con destrucción de la vegetación, con excavaciones, taludes que originan graves procesos erosivos para ubicar los aerogeneradores, soterrar los tendidos eléctricos de interconexión, más las obras de instalación de la línea de evacuación de alta tensión. Además los aerogeneradores provocan una intensa mortalidad de aves y murciélagos por colisión con las palas durante su funcionamiento. Por ello este sistema de producción eléctrica dista mucho de ser sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

En el caso del PE Montañés se vería afectada vegetación esteparia de yesos, catalogada como hábitat prioritario según la Directiva Hábitats y amenaza a especies en peligro de extinción como el milano real y especies de aves esteparias en retroceso como la alondra ricotí conocida como rocín en Aragón.

Rocín (Chersophilus duponti) © Archivo/AdT

La evidencia empírica del impacto de este tipo de instalaciones sobre el territorio y la intensa mortalidad de aves y murciélagos que ocasionan queda constatada por los daños causados por otras instalaciones como el PE Romerales II, en las inmediaciones de Torrero.

Por otra parte hay que señalar la destrucción de suelo que han supuesto en la zona los polígonos industriales de Valdeconsejo en Cuarte de Huerva, del PTR López Soriano y de Empresarium-Terinza en Zaragoza o los parques eólicos de Las Planas.

Antena anemométrica del proyectado PE Montañés
con las máquinas del PE Romerales II al fondo © E. Monge

Categorías
[NOMBREVILLA] Agricultura Biodiversidad Campañas de Defensa Energía Estepas Fotovoltaica Paisajes Política y Sociedad

SOS CAMPO DE ROMANOS

Sierra de Cucalón

Sierra de Cucalón desde Las Pedrizas de Nombrevilla

La comarca de Campo de Romanos está amenazada por innumerables proyectos industriales destinados a colocar campos de placas fotovoltaicas, subestaciones eléctricas y tendidos de alta tensión, que romperían la singularidad de un enclave único desde el punto de vista paisajístico, agrícola y ecológico.

xxx

Invierno en Campo de Romanos

Desde estas páginas informaremos de los proyectos y de las iniciativas y movilizaciones para impedir el expolio que supone sepultar cientos de hectáreas de terreno con placas solares y levantar cientos de kilómetros de vallados y líneas eléctricas. La calculada ausencia de planificación del Gobierno de Aragón permite a los promotores avasallar con sus proyectos por el territorio aragonés, convirtiendo la energía fotovoltaica en una industria extractiva que expolia el territorio para exportar energía y riqueza.

corzos

Corzos sorprendidos en Campo de Romanos

La energía fotovoltaica debe ser aprovechada en las inmediaciones de los centros de consumo, sobre superficies amortizadas y no destruir suelo agrícola o natural. En numerosas comarcas de Aragón (ver: Leciñena no se vende) y del resto de España (ver: Salvemos El Perdón) la gente se levanta contra la perversión de los promotores fotovoltaicos. Si quieres sumarte a la lucha en la defensa del Campo de Romanos, contacta con el correo electrónico estepas@hotmail.com o deja un comentario.

xxx

Campo Romanos y Sierra Modorra

Adjuntamos listado de proyectos que se van a ver en el Consejo Provincial de Urbanismo:

ORDEN DEL DÍA DEL CONSEJO PROVINCIAL DE URBANISMO DE ZARAGOZA A CELEBRAR EL 26 DE FEBRERO DE 2021.

10. CONSULTAS EN EL PROCEDIMIENTO DE EVALUACIÓN AMBIENTAL DE CONFORMIDAD CON LOS ARTÍCULOS 29.2 DE LA LEY 11/2014, DE 4 DE DICIEMBRE DE PREVENCIÓN Y PROTECCIÓN AMBIENTAL DE ARAGÓN Y DEL ARTÍCULO 35.2 DEL TEXTO REFUNDIDO DE LA LEY DE URBANISMO DE ARAGÓN.

1. Romanos, Torralbilla, Villarroya del Campo, Mainar, Villarreal de Huerva, Encinacorba y Cariñena: Informe referido a una Consulta del Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, relativo a S.E.T. “Camporromanos”, S.E.T “Cilleruelos” y Línea Aérea a 220 kV “Camporromanos-Cuevas” con entrada y salida en S.E.T. “Cilleruelos” (CPU 2021/4).
[…]
3. Badules y Romanos: Informe referido a una Consulta del Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, relativo a Planta Fotovoltaica FV Santa Quiteria I y línea de evacuación LAT 30 kV Sta. Quiteria I-Camporromanos (CPU 2021/6).
4. Langa del Castillo y Torralbilla: Informe referido a una Consulta del Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, relativo a Planta Solar Fotovoltaica FV Granjera (CPU 2021/12).
5. Nombrevilla y Romanos: Informe referido a una Consulta del Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, relativo a Planta Solar Fotovoltaica FV Santa Quiteria II (CPU 2021/13).
6. Nombrevilla y Romanos: Informe referido a una Consulta del Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, relativo a Planta Solar Fotovoltaica FV Pedregoso (CPU 2021/14).
7. Romanos y Nombrevilla: Informe referido a una Consulta del Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, relativo a Planta Solar Fotovoltaica Sama I (CPU 2021/16).
8. Romanos: Informe referido a una Consulta del Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, relativo a Planta Solar Fotovoltaica Sama III (CPU 2021/17).
9. Mainar y Torralbilla: Planta Solar Fotovoltaica FV Cilleruelos (CPU 2021/18).

Nombrevilla

 

Campo de Romanos. Barracuda
Nombrevilla. Barracuda
Mucha placa y poco empleo La Información, 20210321

Categorías
Aves Biodiversidad Biografías Campañas de Defensa Ecologismo Naturalismo Política y Sociedad

EN MEMORIA DE ADOLFO ARAGÜÉS (X ANIVERSARIO)

Es el Hombre el que pertenece a la Tierra

¿Quién no ha sentido algo profundo en su interior al caminar por las montañas, al entrar en un bosque o al visitar una cueva? Pasear por un bosque, abrazar un viejo árbol o recolectar frutos silvestres nos atrae magnéticamente. Nos sobresaltamos cuando un animal se cruza en nuestro camino y nos maravillamos contemplando a las grullas volar o nos quedamos sin palabras cuando una ballena asoma su cabeza en la superficie del mar y nos observa con ese ojo tan enorme.
A principios de los 80 escuché por la radio a alguien que reflexionaba en voz alta sobre nuestra relación con la Naturaleza y sus consecuencias. Hablaba desde la realidad de lo local, en este caso de Aragón, pero también de lo global, de lo que sucedía en las selvas amazónicas. Por cierto, lo primero que me atrajo fue la pasión con la que hacía los comentarios. Lo segundo, que su voz y la entonación de las frases me recordaban a Félix Rodríguez de la Fuente, el cual nos había dejado hacía pocos meses y cuyos programas de televisión nos habían dejado una huella imborrable. Y lo tercero, que los temas que abordaba aportaban algunas respuestas muy interesantes sobre la relación del Hombre con la naturaleza.
Era la voz de Adolfo Aragüés, que repetía programa tras programa que habíamos perdido el respeto a nuestra Madre Tierra. Y llegados a ese punto nos hablaba de pueblos indígenas que vivían en comunión con la naturaleza y que hablaban de los animales, de los bosques, de los ríos y hasta del aire como hermanos, a los que hay que querer y cuidar como parte de sí mismos, como miembros de la misma familia. Recuerdo con claridad cómo pronunciaba la palabra Pa-cha-ma-ma, vocalizando y enfatizando cada una de sus sílabas, cuando hablaba de los Pueblos Andinos y su veneración por esta divinidad que simboliza a la Madre Tierra.
Adolfo Aragüés y su programa “Aragón y su naturaleza” nos acompañaron 18 años en los que fue recorriendo todo el territorio aragonés, los espacios naturales de España e incluso nos trasladaba con sus reflexiones a las selvas tropicales o los hábitats más remotos. Pero todos los comentarios estaban siempre unidos por el mismo hilo conductor, el respeto que debíamos tener el ser humano por la Madre Tierra, y no perdía la ocasión para clamar por su respeto y conservación. Recuerdo cómo todos los años, para celebrar el 5 de Junio, Día del Medio Ambiente, nos leía la Carta del Jefe indio Seattle en respuesta al Presidente de los Estados Unidos, que en 1854 propuso comprarle las tierras que ocupaban las tribus suwamish. Una carta con un profundo mensaje ecologista, premonitorio de lo que ahora nos está pasando en el Planeta. Escuchar estas frases de su boca te llegaba directamente al corazón. Sentías que era el Jefe Seattle el que te hablaba así, “¿Qué es el hombre sin los animales? Si todos los animales se fuesen, el hombre moriría de una gran soledad de espíritu, pues lo que ocurra con los animales en breve ocurrirá a los hombres. Hay una unión en todo. La tierra no pertenece al hombre; es el hombre el que pertenece a la tierra. Esto es lo que sabemos: todas las cosas están relacionadas como la sangre que une una familia. Hay una unión en todo.”
Tenía razón en la urgencia de su mensaje cuando ahora vemos cómo tenemos que declarar la emergencia climática y ambiental en todo el planeta. O cuando escuchamos a los investigadores hablar de la influencia que tiene en el origen del Covid19, y de otros virus procedentes de animales salvajes, la deforestación y la pérdida de biodiversidad en las selvas tropicales. ¡Y no lo digo yo…!, como remarcaba Adolfo Aragüés, lo dice la Royal Society of Biology.
Ese profundo respeto por la naturaleza lo canalizó a lo largo de toda su vida con la observación y el estudio de las aves. Sin duda las aves representan la vida natural ante nuestros ojos, ya que siempre están a nuestro alrededor y muchas de ellas son de fácil observación. Quería conocerlas en profundidad, saber todo de ellas. En esos primeros años de observación, finales de los años 40, no resultaba nada fácil incluso explicar lo que estaba haciendo. Tampoco era fácil encontrar un maestro del que aprender, libros explicativos, mapas o incluso desplazarte por el territorio, para lo que se necesitaba un permiso especial de la autoridad competente. A pesar de esas dificultades, consiguió abrirse camino.
Para los que no conocen el mundo del estudio de las aves será difícil imaginar la gran dedicación y el esfuerzo necesarios para anillar casi 37.000 de ellas. Viajar a sus lugares de paso o cría, capturarlas de madrugada, registrar todos los datos, clasificarlas y elaborar el trabajo científico. Y todo este ingente trabajo sólo por afición y el placer del conocimiento. Su pasión atrajo a muchos jóvenes que sentían como él la fascinación por las aves y por la naturaleza. Supo ser ese maestro del que no olvidas las lecciones recibidas, del que quieres más, del que hablas a todo el mundo y al que te gusta poner como ejemplo.
Pero esa luz con la que inundaba todo a su alrededor cuando hablaba de las aves, se tornaba en tristeza cuando recordaba cómo se habían deteriorado los lugares que él había conocido en su juventud y que le habían hecho sentir esa unión con la naturaleza. Contaba con tristeza los cambios que él mismo había podido constatar a lo largo de su vida, en su propio entorno. Cuesta imaginárselo ahora machete en mano abriéndose camino entre la espesa vegetación que había en los años 50 para llegar al Ebro desde el Hospital Militar de Ganado en Pastríz, donde realizaba su servicio militar. Aquella exuberancia del bosque de ribera ha quedado ahora domesticada, reducida a pequeñas manchas de arbolado junto a la misma orilla del río. Nunca he olvidado que, ya en los años 90, me dijera que hacía tiempo que no quería subir al Pirineo, que no quería volver porque sufría viendo el deterioro ambiental. Le dolía mucho.
Pero el amor que mostró por la montaña o por los bosques se quedaba pequeño cuando hablaba de la estepa. Él decía que Aragón no se podía entender sin las estepas, que éstas eran el alma, la esencia de Aragón. Esas grandes extensiones áridas donde predomina la vegetación de pequeño porte y donde el viento y la escasez de agua moldean un ecosistema singular y único en Europa, llamaron su atención con una fuerza inusitada. Buena parte de su trabajo científico lo dedicó al conocimiento de las aves esteparias y concretamente a la Alondra de Dupont o Ricotí (Chersophilus duponti). Esta ave se consideraba extinta en Aragón hasta que fue redescubierta por él, realizando además su tesis doctoral sobre ella.
Enseguida se dio cuenta de la grave amenaza que existía sobre las aves esteparias y de la necesidad de proteger espacios naturales de calidad ligados a su conservación. Su larga batalla dio unos primeros frutos con la creación de la La Lomaza de Belchite, la primera reserva de aves esteparias de Europa, a la que siguió El Planerón en la misma localidad. Desde el año 2009 el Centro de Interpretación de las Estepas de Belchite lleva el nombre de “Adolfo Aragüés” en reconocimiento a su labor.
Una persona de referencia que necesitamos conocer y valorar. Queda pendiente poner en valor todo su legado, que es mucho. Se fue sin poder ver un Parque Nacional en Los Monegros o el Parque de las Estepas del Sur de Zaragoza. Ambos proyectos duermen en algún cajón tras décadas de elaboración, alegaciones y aprobaciones iniciales de tramitación. Pero vamos a seguir perseverando. En eso hemos tenido buen maestro.
Jesús Maestro. Miembro de Ansar
Zaragoza, 22 de mayo de 2020

Categorías
Agricultura Agua Atentados ecológicos Atmósfera Biodiversidad Campañas de Defensa Ecología Ecologismo Economía Energía Política y Sociedad Sostenibilidad

ECOLOGÍA Y ENFERMEDADES INFECCIOSAS

La dimensión ecológica de las enfermedades infecciosas
José Manuel Nicolau, José Daniel Anadón, Juan Herrero, Jaume Tormo, Rocío López Flores. Profesores de Ecología del Grado de Ciencias Ambientales del Campus de Huesca. Universidad de Zaragoza. (Diario del Alto Aragón)
La transmisión de patógenos desde el medio natural a los humanos, como ha sido el caso de covid 19, es un fenómeno complejo en el que intervienen factores sanitarios, culturales, sociales, económicos… y también ecológicos. Analizaremos aquí esta última dimensión, pues pensamos que la actual pandemia es una llamada de atención sobre nuestra inadecuada relación con la naturaleza. La organización Ecohealth Alliance publica desde 2008 un mapa mundial de los puntos calientes de las enfermedades infecciosas emergentes. Y ha registrado que la deforestación está directamente relacionada con el 31% de los brotes infecciosos de las últimas décadas, como el virus nipa en Asia, zika en América y ébola en África. Deforestación para la producción agrícola (aceite de palma, cacao, soja…) y de pastos, así como para la extracción de madera y minerales. Productos que nosotros consumimos. Deforestación que reduce la biodiversidad y altera las relaciones entre los patógenos, la fauna silvestre que los hospeda y las personas. Las poblaciones humanas que se establecen en esa frontera entre el hábitat natural y el humano -en condiciones sanitarias precarias- cazan, consumen y comercian con animales silvestres, lo que favorece notablemente las zoonosis, es decir, la transmisión de los patógenos desde la fauna silvestre al ganado y a los seres humanos. La primera epidemia del virus nipah en Malasia obligó a sacrificar más de un millón de cerdos transmisores de los patógenos a los humanos. El origen estuvo en murciélagos portadores del virus que, tras la pérdida de su hábitat natural, se acercaron a los huertos donde comieron fruta que después ingirieron los cerdos. Una reciente investigación publicada en Scientific Reports ha situado una serie de episodios de ébola dos años después de deforestaciones significativas en África occidental.
Que la salud humana está asociada a la salud de los ecosistemas es uno de los elementos claves del concepto One Health, una perspectiva integradora de la salud, que apoya la OMS. Este enfoque tiene en cuenta que la diversidad biológica nos da protección frente a enfermedades y patógenos, en lo que se denomina «servicio de contención de enfermedades». Desde hace un par de décadas se conoce el efecto protector de la diversidad por «dilución de la carga vírica», demostrándose que, en ecosistemas más ricos en especies, los patógenos se alojan en huéspedes intermedios, poco adecuados para su propagación, en los que quedan frenados. En el desierto de Utah (EEUU) el hantavirus que hospedan los roedores se diluye cuando la diversidad de mamíferos es mayor. También la mayor diversidad genética dentro de una especie hospedadora del virus favorece que haya individuos que no desarrollen la enfermedad y creen resistencia: es la «protección por amortiguación» que se observó con el virus del Nilo occidental y la diversidad de aves. Además, el mayor control que hay entre las distintas especies cuando son más numerosas en un ecosistema hace que se atenúen las posibles explosiones demográficas de los huéspedes de los patógenos. Este conocimiento sobre el papel que los ecosistemas saludables y biodiversos tienen en la salud humana ha puesto en marcha algunas iniciativas esperanzadoras. El gobierno de Malasia está protegiendo áreas de selva en la isla de Borneo como medida para combatir la malaria, tras comparar los costes económicos de la enfermedad con los beneficios de la explotación de la selva. Y también en Liberia hay iniciativas similares para luchar contra los brotes de fiebre de Lassa.
Para prevenir futuras epidemias, la humanidad habrá de desplegar toda su capacidad tecnológica en el terreno sanitario, así como las medidas de tipo social y económico que estamos aprendiendo con la actual pandemia. Pero, además, deberá abordar la dimensión ecológica del problema: el paso de los virus desde el medio natural hacia el antrópico a causa de la degradación ambiental de los ecosistemas y de la disminución de la capacidad de contención de las infecciones de una diversidad biológica debilitada. Ello implica garantizar la conservación de los hábitats naturales. Sin duda se trata de un reto de gran envergadura que nos obliga a revisar el actual modelo de consumo globalizado que tenemos. Globalización que, en el sector agroalimentario, ha requerido la deforestación de miles de hectáreas en Indonesia para producir el 80% del aceite de palma mundial y está detrás de varias zoonosis. O la deforestación amazónica para la producción de soja y otros cultivos, que en los últimos años ha incrementado los casos de malaria. El denominado Cambio Global que estamos ocasionando en la Biosfera está socavando las bases de nuestro bienestar. La extinción masiva de especies, el cambio climático, la toxicidad ambiental, la destrucción de la capa de ozono, la transformación de la corteza terrestre o la alteración de los ciclos del nitrógeno y fósforo, están reduciendo el capital natural y los servicios que recibimos de él, imprescindibles para nuestro bienestar y supervivencia.
Porque todos tenemos perfectamente claro que nuestro bienestar se sustenta en los servicios que nos proporciona la tecnología. Desde los automóviles a los respiradores pasando por internet. Sin embargo, no vemos tan cristalino que los cimientos de nuestro bienestar -y de nuestra supervivencia- proceden de los servicios que nos aportan los ecosistemas naturales. Desde el oxígeno que respiramos -gracias a las plantas y al fitoplancton marino- al agua que bebemos. Pasando por la labor polinizadora de las abejas que nos permite comer fruta todos los años, los paisajes que nos dan nuestras señas de identidad y sustentan el turismo, los efectos terapéuticos de la naturaleza a la que acudimos para «cargar pilas» y una larga lista entre la que ocupa un lugar preeminente la biodiversidad. La biodiversidad, esa gran despensa de la humanidad de la que obtenemos el 25% de los fármacos que utilizamos -se buscan nuevos antibióticos en los fondos de los océanos- fuente de biocombustibles, fibras y cosméticos, de diseños para la industria, de microorganismos que procesan nuestros residuos y desde luego de nuestros alimentos, cada día más variados. Ahí están la quinoa o la chía. La protección frente a la transmisión de zoonosis es otro servicio más de la naturaleza que hemos debilitado. Dicen que nuestra sociedad va a entrar en una nueva época tras la covid 19: el futuro o es ecológico o no será.

Categorías
Campañas de Defensa Ecologismo Eólica Paisajes Política y Sociedad

TERUEL SE REBELA CONTRA LOS EÓLICOS

cartel

Cada vez son más las voces que se suman contra la oleada eólica que impulsa el presidente Lambán, del Gobierno de Aragón, que ha dado carta blanca para liquidar el medio natural aragonés mediante un plan de industrialización del medio rural sin precedentes, a costa del paisaje y la biodiversidad.

La Comarca del Matarraña y los empresarios turísticos del Maestrazgo y numerosas personas sensatas se han rebelado en contra de los proyectos eólicos que pretenden instalar cientos de aerogeneradores y centenares de kilómetros de líneas eléctricas arruinando un recurso esencial como es el paisaje.

eolicazo

Esta reacción surge cuando se pone en cuestión función del INAGA tras el grave fallo de autorizar los parques eólicos de Sierra de Luna junto a un dormidero comunal de alimoches y la alta tasa de mortalidad de fauna que se produce en los parques en funcionamiento sin que el Gobierno de Aragón tome medidas.

Categorías
Biodiversidad Campañas de Defensa Ecologismo Eólica Naturalismo

SOS ALIMOCHES

FIRMA PARA SALVAR LOS ALIMOCHES DEL VALLE DEL EBRO

cartel

Fondo Natural se suma a la campaña en defensa de los alimoches ibéricos ante la amenaza de varios parques eólicos alrededor del dormidero comunal más importante del Valle del Ebro que acoge ejemplares de Aragón, Navarra y La Rioja e incluso de Francia.
Más info y firma, aquí

Categorías
Campañas de Defensa Ganadería Mamíferos Política y Sociedad

MÁS OSOS

Los grupos ecologistas solicitan en un comunicado responsabilidades políticas al Gobierno de Aragón por la crisis generada en torno al oso.
• Los grupos ecologistas consideran que el Gobierno de Aragón no está cumpliendo con sus obligaciones en materia de medio ambiente, conservación y protección de una especie en peligro de extinción que es el oso.
• El Gobierno de Aragón propuso a los grupos ecologistas al inicio de la legislatura pasada el apoyo a la reintroducción de osos en Aragón y ahora solicita que otros gobiernos, que sí cumplen con la normativa ambiental, que abandonen programas para salvar una especie amenazada

Zaragoza, 11 de octubre de 2019. Los grupos ecologistas consideramos que el Gobierno de Aragón no ha cumplido sus compromisos en materia de medio ambiente y conservación de especies amenazadas. No asume la normativa ambiental de obligado cumplimiento por las autonomías y ha demostrado ser inútil creando una grave crisis en torno a la conservación de una especie amenazada en vez de solucionarla, que debido a su bajo número, nunca va a suponer ninguna amenaza a ningún sector.
El Gobierno de Aragón por otro lado relegó hace tiempo a la ganadería extensiva a un plano inferior en la financiación del Plan de Desarrollo Rural, invirtiendo el presupuesto en infraestructuras rurales en las zonas que ya tienen capacidad económica para sacar adelante sus propias explotaciones. La ganadería extensiva en cambio, proporciona un beneficio ecosistémico muy importante, son explotaciones que no son rentables económicamente y han sido claramente abandonadas por los sucesivos gobiernos autonómicos.
Los grupos ecologistas señalan como único responsable de la crisis generada en torno al oso, al Gobierno de Aragón, que ha desarrollado una gestión nefasta provocando aumentar todavía más la crispación del territorio y solicitan responsabilidades políticas. Es probable que la falta evidente de apoyo de la ganadería extensiva en Aragón, quiera ser escudada ahora con un posicionamiento en contra del programa de recuperación del oso en el Pirineo, pero la realidad es que los ataques de oso tienen un carácter puntual y los problemas verdaderos de la ganadería extensiva nunca han sido abordados por el Gobierno de Aragón.
A esto se suma la incapacidad del Gobierno de Aragón para dar una solución al grave problema del lindano (que situa a Aragón como uno de los puntos más contaminados en Europa), el apoyo a las granjas de porcino en régimen intensivo sin avanzar hacia una solución a la contaminación generada, la creación de miles de nuevas hectáreas de regadío y el impacto ambiental que supone no cumplir con la normativa ambiental, no aprobar planes de conservación de especies amenazadas o no aprobar planes de gestión de la Red Natura 2000, a pesar de las advertencias de Bruselas, los cuales están perfectamente redactados desde hace dos legislaturas.
Todo ello nos lleva a un análisis crítico de la gestión de la Consejería de Joaquín Olona y a solicitar de los nuevos equipos de trabajo del Departamento, un esfuerzo especial por generar espacios de encuentro entre todos los grupos sociales que posibiliten el equilibrio entre los intereses productivos y los de la propia naturaleza que constituye su soporte.
• Ecologistas en Acción
• Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos
• SEO/BirdLife
• Amigos de la Tierra Aragón
• Fondo Natural
• WWF-España