Categorías
Agricultura Consumo Contaminación Contaminación química

SOMOS LO QUE COMEMOS

Heraldo de Aragón

Titular de la noticia en Heraldo de Aragón Digital

Las autoridades sanitarias y los productores de frutas y hortalizas nos recomiendan que consumamos frutas y verduras, que son buenas para la salud. Pero no nos cuentan cómo envenenan nuestros alimentos. Esta vez ha sido un plaguicida no autorizado el que se ha detectado en pimientos de los invernaderos de El Ejido (Almería). Así que podemos imaginar lo que ocurrirá con los pesticidas autorizados. Se me pone mal cuerpo de pensarlo.

Por eso ruego encarecidamente que la gente empiece a demandar productos ecológicos a precios asequibles. Y a las autoridades sanitarias les recomendaría que obligaran a que figuren en las etiquetas de los productos los tratamientos químicos a los que han sido sometidos los alimentos.

En un curso que hice de agricultura, visitando una plantación de lechugas en la huerta de Zaragoza el agricultor nos comentaba que sus lechugas necesitarían siete tratamientos (con biocidas). Uno por semana. Esto es terrorífico. Yo, que nunca he tratado a las lechugas en mi huerto, puedo asegurar que crecen igual. Y te las comes con tranquilidad, sin envenenarte.

Considero este asunto una prioridad ambiental.

Pimientos contaminados [Heraldo, 29.12.2006]
Pimientos contaminados [El Mundo, 28.12.2006]
Categorías
Agricultura Consumo Contaminación química

NIEBLA ARTIFICIAL

fumigando manzanos

Fumigando manzanos. Monzalbarba (Zaragoza). Hoy

Hoy hacía un cierzo de mil demonios en el Valle del Ebro. A las seis de la tarde, camino de Monzalbarba, un nube pestilente que se elevaba por los aires salía de un campo de manzanos. La causa: un tractor arrastraba un depósito que lanzaba sin contemplaciones su carga venenosa. Ya está mal que envenenen así la fruta que vamos a comer, pero que encima elijan un día de cierzo, eso no tiene perdón. Yo estimo que el 70% del vertido no caía en el campo. Salía despedido por los aires y era arrastrado lejos. Y les caerá encima a otros aunque no quieran.

Está bien preocuparse del cambio climático y la pérdida de biodiversidad, pero el envenenamiento a que nos someten es todavía un problema más inmediato. Invisible e insidioso, pero está ahí.

Nota: la velocidad máxima del viento el jueves 24 de agosto fue de 50km/h a las 10.04h, de componente NW, según datos del Centro Meteorológico del Ebro (Heraldo de Aragón, 25 de agosto de 2006)

Pesticidas [Universidad de Extremadura]
Medio ambiente y salud [Holistika]
Pesticidas en alimentos [Heraldo, 22.09.2006]