Categorías
Decrecimiento Ecología Economía Océanos Política y Sociedad

NO MÁS CRECIMIENTO

Cada vez se publican más alertas sobre el impacto negativo de la acción humana sobre el planeta, la sobreexplotación de sus recursos y el riesgo de colapso que ya anuncian tanto la crisis de biodiversidad como el desabastecimiento y la escasez de materiales o la dificultad de mantener las redes logísticas.

A pesar de ello, nuestros políticos siguen apostando en un modelo económico que no tiene en cuenta los límites biofísicos del planeta.

Adjuntamos aquí algunos enlaces a los recientes artículos:

Una crisis de la sensibilidad. B. Morizot. Ethic. Noviembre, 2021.

Fragmento del libro ‘Maneras de estar vivo. La crisis ecológica global y las políticas de lo salvaje‘ (Errata Naturae) de Baptiste Morizot. El autor hace énfasis en la necesidad de recuperar a los seres vivos como seres y no como objetos, tras perder el contacto con las múltiples formas de vida.

Desabastecimiento. L. González Reyes. Contexto y acción (ctxt). Noviembre, 2021

Tras hacer una revisión de las causas del desabastecimiento de diversos productos, el autor propone: […]transformar radicalmente nuestra forma de relacionarnos con el resto de la vida y entre las personas. Esta segunda opción obliga a poner en marcha políticas de decrecimiento, localización e integración del metabolismo humano en el funcionamiento del metabolismo de la vida (o, dicho de otro modo, economías basadas en la agroecología y no en la industria o los servicios)[…].

La Humanidad ha alterado la ley natural de la vida en el océano. Ciencia LR. La República. Noviembre, 2021.

La noticia se hace eco del artículo de Science The global ocean size spectrum from bacteria to whales que alerta del desequilibrio en las cadenas de materia y energía en los mares por el efecto acumulativo de la sobrepesca, con una reducción significativa de animales, afectando especialmente a los de mayor tamaño.

Otros artículos:

Obscenidades ambientales. Barracuda. Septiembre, 2021

Crecimiento del PIB contra la biodiversidad. Barracuda. Mayo, 2020

Categorías
Decrecimiento Economía Energía Política y Sociedad Sostenibilidad

OBSCENIDADES AMBIENTALES

Con la emergencia ambiental que nos amenaza: crisis climática, de biodiversidad, de contaminación de las aguas y del aire que respiramos, crisis sanitaria y crisis humanitaria, nuestros políticos no pierden ocasión de manifestar sus obscenos deseos de continuar insistiendo en el modelo de desarrollo que está arruinando el planeta.

La ocupación de suelo para construcción de infraestructuras, el fomento de la movilidad, del consumo energético, de agua y de materiales chocan de frente con las advertencias científicas. Dejo enlace a un interesante artículo y dos entrevistas a notables científicos; el artículo de Antonio Turiel: La crisis del gas, y las entrevistas a Narcís Prat: Per adaptar-nos a l’emergència climàtica hem de canviar de model econòmic y a Alicia Valero: No encontrar lo que buscamos en las tiendas será el pan de cada día.

Siguen empeñados en celebrar Juegos Olímpicos, ampliar aeropuertos y puertos, carreteras, nuevos regadíos, embalses, autovías… No escarmientan.

Crecer sin límites es el objetivo de partidos de todos los colores

Eso sí, con el apoyo de los medios de comunicación convencionales, sin el más atisbo de crítica.

El alcalde de Madrid (PP) quiere presentar candidtura a los JJOO

Siguen empeñados en un desarrollo económico basado en el crecimiento indefinido sin importarles los límites físicos de los recursos naturales, sin hacer caso de los síntomas de agotamiento que da el planeta y de la creciente fragilidad del sistema productivo.

El presidente de Aragón, Lambán (PSOE), pide ampliar el aeropuerto

Obscenos estos políticos (Obsceno: adj. Impúdico, torpe, ofensivo al pudor. DLE/RAE), perseverntes en el error.

El alcalde de Zaragoza, Azcón (PP), apuesta por los JJOO

Categorías
Agricultura Agua Atentados ecológicos Atmósfera Biodiversidad Campañas de Defensa Ecología Ecologismo Economía Energía Política y Sociedad Sostenibilidad

ECOLOGÍA Y ENFERMEDADES INFECCIOSAS

La dimensión ecológica de las enfermedades infecciosas
José Manuel Nicolau, José Daniel Anadón, Juan Herrero, Jaume Tormo, Rocío López Flores. Profesores de Ecología del Grado de Ciencias Ambientales del Campus de Huesca. Universidad de Zaragoza. (Diario del Alto Aragón)
La transmisión de patógenos desde el medio natural a los humanos, como ha sido el caso de covid 19, es un fenómeno complejo en el que intervienen factores sanitarios, culturales, sociales, económicos… y también ecológicos. Analizaremos aquí esta última dimensión, pues pensamos que la actual pandemia es una llamada de atención sobre nuestra inadecuada relación con la naturaleza. La organización Ecohealth Alliance publica desde 2008 un mapa mundial de los puntos calientes de las enfermedades infecciosas emergentes. Y ha registrado que la deforestación está directamente relacionada con el 31% de los brotes infecciosos de las últimas décadas, como el virus nipa en Asia, zika en América y ébola en África. Deforestación para la producción agrícola (aceite de palma, cacao, soja…) y de pastos, así como para la extracción de madera y minerales. Productos que nosotros consumimos. Deforestación que reduce la biodiversidad y altera las relaciones entre los patógenos, la fauna silvestre que los hospeda y las personas. Las poblaciones humanas que se establecen en esa frontera entre el hábitat natural y el humano -en condiciones sanitarias precarias- cazan, consumen y comercian con animales silvestres, lo que favorece notablemente las zoonosis, es decir, la transmisión de los patógenos desde la fauna silvestre al ganado y a los seres humanos. La primera epidemia del virus nipah en Malasia obligó a sacrificar más de un millón de cerdos transmisores de los patógenos a los humanos. El origen estuvo en murciélagos portadores del virus que, tras la pérdida de su hábitat natural, se acercaron a los huertos donde comieron fruta que después ingirieron los cerdos. Una reciente investigación publicada en Scientific Reports ha situado una serie de episodios de ébola dos años después de deforestaciones significativas en África occidental.
Que la salud humana está asociada a la salud de los ecosistemas es uno de los elementos claves del concepto One Health, una perspectiva integradora de la salud, que apoya la OMS. Este enfoque tiene en cuenta que la diversidad biológica nos da protección frente a enfermedades y patógenos, en lo que se denomina «servicio de contención de enfermedades». Desde hace un par de décadas se conoce el efecto protector de la diversidad por «dilución de la carga vírica», demostrándose que, en ecosistemas más ricos en especies, los patógenos se alojan en huéspedes intermedios, poco adecuados para su propagación, en los que quedan frenados. En el desierto de Utah (EEUU) el hantavirus que hospedan los roedores se diluye cuando la diversidad de mamíferos es mayor. También la mayor diversidad genética dentro de una especie hospedadora del virus favorece que haya individuos que no desarrollen la enfermedad y creen resistencia: es la «protección por amortiguación» que se observó con el virus del Nilo occidental y la diversidad de aves. Además, el mayor control que hay entre las distintas especies cuando son más numerosas en un ecosistema hace que se atenúen las posibles explosiones demográficas de los huéspedes de los patógenos. Este conocimiento sobre el papel que los ecosistemas saludables y biodiversos tienen en la salud humana ha puesto en marcha algunas iniciativas esperanzadoras. El gobierno de Malasia está protegiendo áreas de selva en la isla de Borneo como medida para combatir la malaria, tras comparar los costes económicos de la enfermedad con los beneficios de la explotación de la selva. Y también en Liberia hay iniciativas similares para luchar contra los brotes de fiebre de Lassa.
Para prevenir futuras epidemias, la humanidad habrá de desplegar toda su capacidad tecnológica en el terreno sanitario, así como las medidas de tipo social y económico que estamos aprendiendo con la actual pandemia. Pero, además, deberá abordar la dimensión ecológica del problema: el paso de los virus desde el medio natural hacia el antrópico a causa de la degradación ambiental de los ecosistemas y de la disminución de la capacidad de contención de las infecciones de una diversidad biológica debilitada. Ello implica garantizar la conservación de los hábitats naturales. Sin duda se trata de un reto de gran envergadura que nos obliga a revisar el actual modelo de consumo globalizado que tenemos. Globalización que, en el sector agroalimentario, ha requerido la deforestación de miles de hectáreas en Indonesia para producir el 80% del aceite de palma mundial y está detrás de varias zoonosis. O la deforestación amazónica para la producción de soja y otros cultivos, que en los últimos años ha incrementado los casos de malaria. El denominado Cambio Global que estamos ocasionando en la Biosfera está socavando las bases de nuestro bienestar. La extinción masiva de especies, el cambio climático, la toxicidad ambiental, la destrucción de la capa de ozono, la transformación de la corteza terrestre o la alteración de los ciclos del nitrógeno y fósforo, están reduciendo el capital natural y los servicios que recibimos de él, imprescindibles para nuestro bienestar y supervivencia.
Porque todos tenemos perfectamente claro que nuestro bienestar se sustenta en los servicios que nos proporciona la tecnología. Desde los automóviles a los respiradores pasando por internet. Sin embargo, no vemos tan cristalino que los cimientos de nuestro bienestar -y de nuestra supervivencia- proceden de los servicios que nos aportan los ecosistemas naturales. Desde el oxígeno que respiramos -gracias a las plantas y al fitoplancton marino- al agua que bebemos. Pasando por la labor polinizadora de las abejas que nos permite comer fruta todos los años, los paisajes que nos dan nuestras señas de identidad y sustentan el turismo, los efectos terapéuticos de la naturaleza a la que acudimos para «cargar pilas» y una larga lista entre la que ocupa un lugar preeminente la biodiversidad. La biodiversidad, esa gran despensa de la humanidad de la que obtenemos el 25% de los fármacos que utilizamos -se buscan nuevos antibióticos en los fondos de los océanos- fuente de biocombustibles, fibras y cosméticos, de diseños para la industria, de microorganismos que procesan nuestros residuos y desde luego de nuestros alimentos, cada día más variados. Ahí están la quinoa o la chía. La protección frente a la transmisión de zoonosis es otro servicio más de la naturaleza que hemos debilitado. Dicen que nuestra sociedad va a entrar en una nueva época tras la covid 19: el futuro o es ecológico o no será.

Categorías
Atentados ecológicos Ecología Economía Política y Sociedad Sostenibilidad

VOLVER A LAS ANDADAS

cartel

La reanudación parcial de la actividad económica en España el pasado 13 de marzo, tras dos semanas de paralización casi total, por las medidas para luchar contra la pandemia del covid19, no sólo se ha hecho con escasas garantías de seguridad para los que tienen que desplazarse y compartir medios de transporte públicos o espacios de trabajo, sino que no hay la más mínima intención de replantearse si el modelo económico, basado en la explotación expoliación de los recursos naturales y en el consumismo, es el modelo más adecuado para un planeta finito. De hecho hay quienes esperan una súbita recuperación capitalista.
PTR López Soriano

PTR López Soriano

No obstante, dejo algunas reflexiones respecto de si hemos de volver a las andadas, que pocos se hacen.

Categorías
Economía Política y Sociedad Sostenibilidad

TIEMPOS PARA UNA RENTA BÁSICA

La crisis económica que se deriva de la paralización del país como consecuencia de la medidas de lucha contra el COVID19 conlleva la pérdida de miles de empleos y, por tanto, de ingresos a numerosas familias. Ello pone de nuevo de actualidad el debate sobre la renta básica. Adjunto algunos recientes e interesantes artículos al respecto.
* La pandemia del coronavirus y la necesidad de una renta básica. Daniel Raventós y Julie Wark. Público.
* ¿Medidas extraordinarias ante una situación extraordinaria? ¿Hablamos en serio?. Daniel Raventós. Red Renta Básica.
* Si quedarse en casa es incondicional, la renta básica también. Nuria Alabao. CTXT.
Daniel Raventós (Barcelona, 1958) es profesor de la facultad de Economía en la Universidad de Barcelona y miembro de la Red Renta Básica, donde se pueden leer sus artículos. Al igual que en la revista electrónica Sin Permiso.
Nuria Alabao es periodista y antropóloga. Miembro de La Hidra Cooperativa que forma parte de la red de cooperativas, centros sociales y grupos de investigación autónomos Fundación de los Comunes.
Julie Wark (Perth, Australia, 1945) es politóloga, antropóloga y traductora. Publicó, con Daniel Raventós, Contra la caridad. En defensa de la renta básica (Icaria, 2019). Donde reivindican la renta básica universal frente a la caridad, que mantiene la desigualdad.

Categorías
Agua Economía Política y Sociedad Sostenibilidad

CADENA CONTRA EL ICA

ica

La nula respuesta del Gobierno de Lambán en Aragón y las prioridades políticas que se constatan en su comportamiento, de gobernar con la derecha, hacen necesario mantener la presión ciudadana:
El Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA) ha sido rechazado tajantemente por la ciudadanía. Más de 50 000 recursos -150 000 personas- al recibo del 2016, lo certifican.
El Gobierno de Aragón ha negociado el Impuesto de Sucesiones pero ningunea a las asociaciones de vecinos, consumidores, sindicatos, etc. en su reclamación de supresión del ICA y en defensa de la gestión pública del agua.
Por ello desde la Red de Agua Pública convocamos esta “cadena humana”, entre los dos departamentos del gobierno responsables del conflicto, para exigir que paralice el cobro del recibo del ICA del 2017. Para que eliminen todas las obras faraónicas de depuración que hacen carísimo e insostenible el servicio. Para que devuelvan la gestión de las depuradoras a los ayuntamientos haciendo el servicio más competente y barato.
Sr. Lamban, no aplace más lo inevitable. Suprima este impuesto injusto y abra la negociación a una solución justa del problema de las depuradoras en Aragón.

Categorías
Biodiversidad Campañas de Defensa Consumo Ecologismo Economía Política y Sociedad

15-O: NO TTIP

manifa no ttip
cartel no ttip

Campaña NO TTIP

Dentro de la campaña contra el TTIP y el CETA, se han convocado acciones en diversas ciudades. En Zaragoza capital la manifestación es este sábado 15 de octubre a las 19 h desde Plaza Paraíso.

Categorías
Consumo Contaminación Ecologismo Economía Estepas Política y Sociedad PTR López Soriano

ESTO LO VAN A GESTIONAR CHINOS

Ecovertedero de Urbaser

Ecovertedero de Urbaser en el PTR. Zaragoza

El grupo ACS de Florentino Pérez ha vendido la filial Urbaser a un grupo empresarial chino. Urbaser gestiona el Ecovertedero de Zaragoza en el PTR. Si la gestión que hacía esta empresa nacional desde Madrid era deplorable, imagínense el interés que tendrán los empresarios chinos en que el vertedero funcione.

noticia Urbaser

El Mundo

Categorías
Economía Política y Sociedad

LA PERVERSIÓN DEL SISTEMA

noticia

ABC

El Banco Popular anuncia que va a mandar a la calle al 20 % de su plantilla y el valor de las acciones del banco se dispara. Lo que no es bueno para los trabajadores, es bueno para los accionistas. Los empleados han estado aportando su trabajo para que los despidan.

noticia

Público

Y los que toman estas decisiones se llevan su tajada a la vez que nos sermonean sobre lo que debemos hacer y la austeridad a la que nos debemos someter.

Categorías
Economía Humor Política y Sociedad

¡ESTAMOS SALVADOS!

noticia

Aragón Digital

El Gobierno del Reino de España, a través del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha adquirido un total de casi 100 millones de kilos a catorce empresas alimentarias, con una dotación presupuestaria de cerca de cien millones de euros que ha permitido elaborar una cesta variada de alimentos básicos que contribuirán a satisfacer las necesidades, tanto de personas adultas como de niños de corta edad.

He intentado contactar con el Ministerio, pero mis sollozos -de emoción- han impedido que la telefonista me entendiera y me dijera qué catorce empresas han sido tan generosas que nos han dado cien mil toneladas de alimentos por cien millones de euros.

Lo de si el peso de los alimentos se contabilizaba en bruto o neto ya no me ha dado tiempo de planteárselo. Más que nada por saber si los pobres deben también comerse el envase de los productos, o no.