Categorías
Etnografía Fenología

JUNIO EN ARAGÓN

trigo

Trigos en el valle del Ebro. Junio, 2006

Junio debe el nombre a Iuno, la diosa de la antigua Roma que velaba por las mujeres casadas y los partos. Desde el punto de vista astronómico, junio es un mes trascendental pues se produce el cambio de estación y la entrada del verano. En su movimiento aparente, el Sol alcanza su máximo ascenso sobre el horizonte en el hemisferio norte. Este año el solsticio de verano se producirá el día 21 a las 12.26h TU (la hora oficial en España se calcula sumando dos horas al tiempo universal TU).

Categorías
Agricultura Etnografía

ZARAGOZA: RINCONES Y GENTES I

vivero

Venta de semillas y plantero en la Plaza del Carbón (Zaragoza). Mayo, 2006.

En la vorágine urbana de Zaragoza capital, siempre es posible encontrar algún rincón o algún personaje que se apartan de la homogeneidad y la prisa. Los iremos trayendo a estas páginas. Hoy, queda inmortalizado el puesto de venta de semillas, plantas y flores que hay en la Plaza Salamero, conocida popularmente como Plaza del Carbón, en pleno centro de Zaragoza.

La placita, de por sí, ya es un oasis relajante en el fárrago cotidiano, pero el kiosko de flores le añade frescura. Lo que es de destacar es la venta de plantas de huerta, lo que se denomina «plantero». En mayo tenían plantones de tomate, de pimiento, de calabaza y pepino, de lechuga… todas las especies típicas que se cosechan en verano. Y aquí acuden, acudimos, en un ritual que se sucede a la par que las estaciones, los hortelanos aficionados que tenemos un pequeño huerto en las afueras, las gentes de paso que han bajado a la capital desde el pueblo a hacer recados o, simplemente, los curiosos y ociosos, que se deleitan con el aroma de las tomateras y la albahaca.

Categorías
[NOMBREVILLA] Etnografía

NOMBREVILLA

familia Castillo

Familia Castillo-Jaime. 1947. Colección Soledad Castillo-Teófilo Blas

En el año 2002, con Carmelo Blas recorrí varios pueblos del Campo de Romanos (Zaragoza) recopilando fotografías antiguas de la comarca para crear una base de fotos digitalizada con el apoyo del Departamento de Cultura del Gobierno de Aragón y que luego se publicaron en el librito reseñado más abajo.

Traigo ésta de Nombrevilla porque es la localidad a la que me siento más vinculado y porque resume bien la sensación que me quedó tras conocer y escuchar los emotivos relatos de los propietarios de los cientos de fotos que fueron digitalizadas, mientras documentábamos cada una de ellas.

Y esa sensación es la de una época en la que se vivía con gran austeridad, con escasez, y superar cada día costaba un tremendo esfuerzo físico. Cuerpos enjutos, rostros flacos y tostados por el sol, ropas remendadas una y otra vez dejan constancia de ese permanente esfuerzo físico y austeridad. Una época eminentemente rural y agrícola, en la que la faena al aire libre, de sol a sol, era constante y en la que los niños se iniciaban en el trabajo desde muy jóvenes. Una época con un sistema social profundamente injusto en la que la figura de «el amo» era constante en cada pueblo.

DOMÍNGUEZ, J. A. y BLAS, C. (2002) Campo de Romanos. Fotografías del recuerdo.

Categorías
Biodiversidad Etnografía Ganadería Sostenibilidad

GALLINA DE SOBRARBE: CENSO 2006

sobrarbe

Gallos variedad blanca y trigueña. Propietario Alfonso Bea. Zaragoza, 2006

La gallina de Sobrarbe es una raza autóctona aragonesa que diversos criadores intentan recuperar desde que se descubrió en 1995. La Asociación de Criadores de la Gallina del Sobrarbe (AGASOB), que aglutina a una veintena de criadores de las tres provincias aragonesas, ha elaborado por segundo año consecutivo el censo de estas aves, el cual revela que la situación de la raza sigue siendo crítica.
Si el año pasado el número de aves adultas censadas se cifró en 555, durante el presente año se han contabilizado un total de 600 aves, número todavía muy inferior a lo que estima la FAO para considerar a una raza doméstica como fuera de peligro de extinción.
Además, para AGASOB, si se contabilizan sólo las aves que conservan plenamente las características de esta raza, las cifras se reducen considerablemente aún más, pues probablemente tan sólo un 10% de la población se correspondería a aves con buenos caracteres, por lo que consideran que el estado de conservación de esta gallina es de las más críticas de entre todas las razas avícolas autóctonas españolas.
Desde la desaparición del proyecto que se desarrollaba en Aldea Puy Cinca (Huesca), la conservación de esta raza ha recaído en avicultores particulares que con gran esfuerzo, sacrificio y sin ningún tipo de ayuda oficial mantienen pequeños núcleos de estas aves en sus explotaciones domésticas.
Desde AGASOB señalan que de un estudio financiado por el Instituto de Estudios Altoaragoneses y realizado por el Ingeniero Técnico Agrícola, y gran avicultor de esta raza, D. José Ramón Cajal Pardo, se deduce que se trata de “una raza que presenta unas buenas aptitudes para la puesta de huevos, incluso durante el invierno, contabilizándose una puesta anual de 170 huevos por animal en condiciones de vida totalmente naturales, situándola entre las mejores gallinas de razas autóctonas. El peso del huevo es de 55 gramos mínimo, lo que comercialmente equivaldría a una categoría M, y el color de la cáscara es crema”.
A pesar de que han pasado más de diez años que se comenzó a configurar la raza, todavía no se cuenta con una población suficientemente numerosa que garantice la viabilidad de la raza. AGASOB resalta que “robos, enfermedades y, a veces, la incomprensión de administraciones públicas, son algunas de las amenazas que sobrevuelan la labor desinteresada de avicultores que diariamente intentan preservar y mejorar este baluarte aragonés”.

Categorías
Estepas Etnografía Flora Ganadería Paisajes

Salsola vermiculata

sisallo

Frutos del sisallo. Zaragoza, septiembre 2005.

Este artículo va dedicado específicamente a aquellos que llegan a Barracuda buscando al sisallo -los contadores internos no mienten- porque es nombrado en varias páginas referidas a la vegetación del Valle del Ebro o a la vegetación esteparia, pero no salen imágenes ni se habla específicamente de esta interesante planta. Esta vez sí trataremos aquí del sisallo, nombre popular de Salsola vermiculata.

Es una planta de la familia de las Quenopodiáceas (Chenopodiaceae). Forma parte de las comunidades de matorrales nitrófilos o halonitrófilos, es decir, que se asientan sobre los suelos ricos en nitrógeno y sales debido a los excrementos del ganado o a los cultivos. Por eso se pueden ver los sisallos en ribazos, parideras, zonas de paso de ganados y zonas humanizadas en general, en comarcas cálidas y con cierta aridez. Sus formaciones se llaman sisallares y son típicas de las zonas esteparias. Es una especie abundante en el Valle del Ebro.

sisallar

Paisaje dominado por sisallos en ribazos y zonas pastoreadas

Se desarrolla como arbusto, muy ramificado, de un metro de altura. Las hojas son diminutas y carnosas. Florece en pleno verano y produce unos curiosos frutos alados en otoño. Es pastado por las ovejas, las cuales a su vez ayudan a diseminarlo. Es un excelente forraje en las comarcas secas para las ovejas que paren durante la otoñada y existen diversos autores que propugnan su uso en una ganadería integrada en el ecosistema y respetuosa con los recursos naturales.

sisallo

Detalle de hojas en tallos jóvenes. Primavera, 2006

El profesor Pedro Montserrat ha divulgado el valor del sisallo como planta de interés ecológico-paisajístico, especialmente en Los Monegros. Se trata de una planta muy resistente a la insolación, al calor y a los periodos de sequía temporal y que soporta bien suelos donde se acumulan nitratos y sales. Ello lo consigue gracias a unas particulares adaptaciones fisiológicas, especialmente en lo que se refiere al control de la fotorrespiración.

Salsola vermiculata

Flores del sisallo. Zaragoza, julio, 2007

La fotorrespiración es un complejo proceso dependiente de la luz en el que las plantas consumen oxígeno (O2) y producen dióxido de carbono (CO2). Es decir, que es un proceso negativo para el balance de CO2 de las plantas. Es por ello que deben tender a minimizarlo. Pues bien, en condiciones de mucha luminosidad, como es propio del Valle del Ebro, es crucial reducir la fotorrespiración. Salsola vermiculata y, en general, las Quenopodiáceas lo consiguen de forma eficaz a pesar del exceso de luz que existe en el ambiente estepario donde viven.

sisallo

Aspecto otoñal de la planta con frutos

El sisallo [Herbario de Jaca]
Bibliografía
HYCKA MAURINIAK, M (1959) Los pastizales de Los Monegros y su mejora. Anales del I. Botánico A. J. Cavanilles
MONTSERRAT RECODER, P. (1998) El sisallo. Naturaleza Aragonesa, 2.
PEDROCCHI RENAULT, C. (1998) Ecología de Los Monegros.
Categorías
Etnografía Flora

ABABOL

ababol
Con el nombre de ababol se conoce en Aragón a la amapola (Papaver rhoeas), una planta herbácea, anual, de unos sesenta centímetros de altura, que desarrolla su ciclo vital en primavera y que encontraremos en campos de labor, sobre suelos removidos, cunetas y eriales. Se trata de una planta con numerosos usos. En la imagen, amapolas en un barbecho de Monzalbarba (Zaragoza, España).

Categorías
Agricultura Etnografía Ganadería

APICULTURA

colmenas

El mes de abril es tiempo de mudanza para los colmenares. Con la llegada de los primeros calores y la floración de las plantas, las abejas reactivan sus quehaceres, pululan por entre las flores de frutales, tomillos y romeros; acumulan las primeras mieles y enjambran, dando trabajo a los apicultores y asegurando cosechas.

La apicultura es el arte y la técnica de criar abejas, bien para aprovechar su producción de miel, cera, polen u otras sustancias, bien para utilizarlas en la polinización de cultivos. También es la ciencia que estudia esos insectos, tanto como seres vivos como en su interacción con las plantas fanerógamas. Incluso existe una apicultura deportiva que compite en la búsqueda de híbridos o en la producción de miel y una apicultura lúdica que se recrea simplemente en la observación y manejo. En fin, pocos animales han despertado tanta pasión e interés y han sido tan estudiados, observados y divulgados y se ha experimentado tanto con ellos como con las abejas, que han sido desde siempre, en la cultura popular, prototipo de laboriosidad y cooperación.

Categorías
Agricultura Etnografía Flora

Cydonia oblonga

membrillero

El membrillero (Cydonia oblonga) es un arbolillo frutal de la familia de las Rosáceas emparentado con el rosal y el almendro. Presenta ramas tortuosas y sus ramillas jóvenes son grisáceas por estar cubiertas de una especie de borra. Las hojas son redondeadas, caducas y también peluditas por el envés.

Sus flores son semejantes a las del almendro o el manzano, pero de gran tamaño y belleza. El fruto, que se coge en otoño, es el membrillo, de hermoso color amarillo, de aspecto globoso y con forma de pera grande, de ahí su nombre específico oblonga; su pulpa comida cruda es muy áspera y deja la boca acorchada, por eso se toma siempre guisado; se consume o bien asado, acompañando algunos platos;o bien cocido, pues así sirve para elaborar el dulce de membrillo, ingrediente en la merienda de los niños en otros tiempos. El membrillo es astringente, es decir, sirve para cortar diarreas. Ello es debido al elevado contenido en taninos que posee la pulpa del fruto.

También existe la costumbre de poner algunos frutos entre la ropa de los armarios con el fin de que se impregne de su agradable olor, ya que el membrillo despide un aroma característico y el fruto dura varios meses.

En la actualidad apenas se cultivan los membrilleros, salvo ejemplares aislados que se plantan en jardines y huertos. En tiempos se cultivaba en mayor número y los individuos asilvestrados que crecen dispersos por algunos campos son una muestra de ello. El membrillero se suele emplear con frecuencia como patrón para el injerto de otros frutales de la familia.

El nombre genérico Cydonia proviene del griego Kydonion melon o manzana de Cidón, porque en la Grecia antigua eran muy apreciados los provenientes de Creta.

Categorías
Etnografía Fenología

ABRIL EN ARAGÓN

soto del Ebro

Sauces blancos y álamos blancos y negros brotando en la orilla del Ebro

Abril es el primer mes netamente primaveral. Toma su nombre del latín aprilis, que a su vez provendría del verbo aperire que significa abrir. Es la época en que la primavera se instala definitivamente y la estación muestra sus rasgos característicos: atmósfera inestable y cambiante, con aumento de la pluviometría e incremento de las horas de luz y de las temperaturas.

Categorías
Agricultura Etnografía Flora

Prunus armeniaca

albergero en flor

En Aragón se denomina albergero al albaricoquero. En la imagen se muestran algunas flores primerizas de comienzos de marzo en Zaragoza.

Se trata de un árbol frutal propio de huertas. Pertenece a la familia de las Rosáceas y florece muy temprano con hermosas flores, aunque un poco más tarde que los almendros. Produce unos ricos frutos, los alberges o albaricoques con los que se suele hacer mermelada.

Pero también su nombre científico tiene su atractivo. Los botánicos lo denominan (Prunus armeniaca) porque ya los romanos lo llamaban armeniaca, nombre derivado del adjetivo armeniacus, que quiere decir procedente de Armenia, pues a través de esta región lo conocieron en occidente.

El término Prunus es con el que los romanos conocían al ciruelo y los botánicos lo han tomado para llamar así a todo un género de especies que tienen el mismo tipo de flor, como el almendro o el melocotonero.