Categorías
Agua Anfibios Naturalismo

DESDE EL ÚLTIMO CHARCO

anfibios

Renacuajos confinados en el último charco. Zaragoza. Mayo, 2015

Poco a poco, los charcos que dejó la crecida del Ebro han ido cediendo ante la sequedad creciente. Así, hasta el último. Cubo a cubo, los renacuajos que resistían iban siendo transferidos a balsas de fortuna instaladas a toda prisa en Huerto Barracuda.

Allí, el milagro de la metamorfosis ha hecho el resto.

Categorías
Agricultura Agua Anfibios Ríos

BALSA DE FORTUNA

renacuajos

Tras las avenidas del Ebro, numerosos campos de la huerta zaragozana han quedado encharcados durante varias semanas, atrayendo a numerosos anfibios -sapos corredores, principalmente-, los cuales depositaron sus puestas en ellos. Las puestas eclosionaron, pero la progresiva desecación ha ido confinando a los renacuajos a charcos minúsculos sin posibilidades de alcanzar la metamorfosis y expuestos a los depredadores.

No obstante, a algunos grupos de renacuajos los he ido rescatando y van ingresando en una balsa de fortuna que he improvisado en el huerto. Y allí van engordando unos cientos de ellos.

La imagen muestra el detalle de varios renacuajos soleándose en la orilla de la charca. Las tablas y cañas que la cubren son una defensa contra el ataque de urracas u otras aves que puedan depredarlos.

Nota: ante la disyuntiva de dejar que el proceso natural siguiera su curso y murieran los renacuajos al desecarse los campos o intervenir para rescatarlos, consulté a otras personas expertas en conservación de anfibios y llegamos a la conclusión que, dado el declive generalizado de este grupo de vertebrados, salvar algunos parecía positivo.

Categorías
Anfibios

RESCATE DE ANFIBIOS 701/2013

renacuajos

Canalización encharcada. PlaZa (Zaragoza). Junio 22, 2013

En la mañana del primero de julio, Barracuda ha organizado un rescate de anfibios en los secanos al sur de Zaragoza capital. Se trataba de evitar la mortalidad de renacuajos de sapo que se desarrollaban en una cuneta de desagüe de la línea férrea del AVE en los confines del polígono PlaZa

El pasado 22 de junio se detectó, durante un trabajo de campo, una charca circunstancial en una de las canalizaciones que desaguan los márgenes del AVE. El aterramiento de la canalización había permitido estancarse el agua de las lluvias primaverales, como se observa en la foto superior. Varios miles de renacuajos de sapo pululaban en la estrecha zanja. Por cierto, una culebra viperina se observó ese día capturando renacuajos.

renacuajos

Mortalidad de renacuajos. PlaZa (Zaragoza). Junio 28, 2013

Pero en una revisión posterior seis días después, el 28 de junio, se observó que parte de la canalización se había secado causando una importante mortalidad de renacuajos. Sólo unos cuantos cientos habían quedado confinados en lo que era ya el último acúmulo de agua.

renacuajos

Aporte de agua. PlaZa (Zaragoza). Julio 1, 2013

Así pues, estimando que el agua duraría ya pocos días y no se apreciaban indicios de tormentas, Barracuda ha decidido organizar un operativo de rescate en la mañana de hoy, primero de julio, consistente en el aporte de 50 L de agua.

renacuajos

Renacuajos recuperados. PlaZa (Zaragoza). Julio 1, 2013

Al llegar al lugar ha cundido el desánimo entre los miembros del operativo ya que no quedaba agua en la canalización y los renacuajos yacían acumulados, inertes, en unos pocos recovecos.

Pero uno de los miembros del comando ha gritado: ¡agua, rápido! al observar algo de movimiento en la masa negruzca que brillaba al sol. Y mientras las garrafas vertían su vital elemento sobre la canal, una multitud de diminutos renacuajos ha resucitado prodigiosamente del lecho fangoso, dispersándose por la pequeña lagunilla que se ha formado.

Una profunda sensación de alivio ha invadido a los naturalistas los cuales, mientras se felicitaban y observaban -todavía incrédulos- los movimientos de los renacuajos, han puesto fecha para una nueva visita al lugar.

Categorías
Anfibios Atentados ecológicos Estepas

MATARLOS PARA PLANTAR PINOS

qnfibios

Renacuajos ya desaparecidos en el estanque del bco. La Muerte. Mayo 1, 2013

Anoche remití a los medios de difusión escritos un comunicado denunciando la destrucción de toda una generación de renacuajos en el desafortunado estanque que el Ayuntamiento de Zaragoza construyó en el barranco de La Muerte, puesto que a pesar de haber dado aviso, tras mi visita del día uno de mayo habían limpiado el fondo exhaustivamente sin dejar ni uno.

Esta tarde he llamado a los medios ver si le interesaba mi denuncia y me responden textualmente que por la mañana habían estado allí precisamente, en el estanque, porque el Ayuntamiento y, en concreto el Consejero municipal de Cultura, Educación y Medio Ambiente Jerónimo Blasco, daba una rueda de prensa para anunciar que habían repoblado 14 ha de pinos.

Así he sabido por qué habían limpiado el estanque y por qué se habían cargado unos miles de renacuajos a punto de metamorfosearse: para preparar un higiénico escenario donde lucirse hablando de plantar pinos.

Del Consejero municipal no me espero deslices conservacionistas. Pero también hay una Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad y un Servicio de Montes… pero esta gente sólo sabe plantar pinos. Bien alineados. Eso, sí.

Morir (ser muertos) es el destino de los anfibios en Zaragoza. A veces, simplemente, aspirados por una bomba limpiafondos. Hay que ver hasta donde llegan los daños colaterales de la obsesión municipal por plantar pinos.

qnfibios

Estanque en bco. La Muerte antes de la limpieza. Mayo 1, 2013

Categorías
Agua Anfibios Estepas

SE LLENA LA BALSA DE TORRECILLA DE VALMADRID

Torrecilla de Valmadrid

Torrecilla de Valmadrid (Zaragoza). Octubre 11, 2012

Con la tormenta de la tarde del miércoles 10 de octubre en el centro del Valle del Ebro cayeron unas cuantas decenas de litros (por metro cuadrado). En algunas zonas de la margen derecha la precipitación se acumuló en las vales y llenó las balsas. Tal sucedió con la de Torrecilla de Valmadrid, que hacía 10 años que no rebosaba. Manolo Lou e Ismael Sanz están gozosos.

Ismael manda un mensaje que confirma la importancia del llenado: …después de 10 años sin llenarse la balsa de Torrecilla de Valmadrid, ayer por la noche después de una tormenta en la Plana de María con la que seguramente cayeron más de 40 l/m2 en la cabecera del barranco que llena la balsa, en Zaragoza cayeron 12 l/m2 y en Torrecilla 22 l/m2 medidos por Manuel Lou.

Es una buena noticia para toda nuestra fauna esteparia especialmente para un buen número de especies de anfibios que necesitan el agua para criar y que llevaban años sin poder hacerlo… De hecho, en esta balsa pueden llegar a criar cientos de anuros saliendo miles de sapos metamorfoseados de cinco especies distintas. La última vez que se llenó fue hace 10 años con una tormenta de 60 l/m2.

Con el agua que ha entrado desde ayer noche y que todavía esta mañana entra, se asegura que pueda haber agua hasta principios del verano que viene.

Manolo Lou dice, además, que el jueves ya cantaban los sapillos moteados, los cuales hacía años que no se reproducían.

Categorías
Anfibios Estepas

NOCHE FATÍDICA PARA LOS SAPOS

Bufo bufo

Sapo común estacionado en el asfalto. Septiembre 28, 2012

Las tan ansiadas lluvias y la suave temperatura han permitido salir, por fin, a los sapos de sus escondrijos. Algún sapo corredor y, sobre todo, numerosos sapos comunes, han invadido los caminos.

Bufo bufo

Sapo común atropellado. Septiembre 28, 2012

He recorrido al anochecer algunas carreteras poco transitadas y el espectáculo ha sido bastante trágico.

Bufo bufo

Sapo común salvado al llegar a la cuneta. Septiembre 28, 2012

Categorías
Anfibios

RESCATE DE ANFIBIOS 605/2012

Epidalea calamita

Ejemplares atrapados en el aljibe X2. Junio 23, 2012

Ayer por la tarde, Barracuda participó en un importante operativo de rescate de anfibios en dos aljibes en la zona del Valle del Huerva en los que el sábado se comprobó la presencia de sapos adultos atrapados. Determinados aljibes de paredes verticales impiden salir a los sapos adultos que caen en ellos en busca de agua para reproducirse. Las tormentas de la pasada semana habían permitido acumular algo de agua en los aljibes, que habían atraído a los sapos. A las 20 h se inició el operativo, que se desplazó a la zona. A las 21.30 h comenzó la retirada de los animales y sobre las 22 h comenzaron a ser liberados en zonas apropiadas para que pudieran esconderse. A las 23 h concluyó el operativo, que arrojó estos datos:

Aljibe X1:
86 sapos corredores
2 sapos de espuelas
1 culebra de escalera joven
Aljibe X2:
124 sapos corredores

Categorías
Anfibios

Epidalea calamita

Epidalea calamita

Ejemplar de sapo corredor rescatado. Junio, 2011

El sapo corredor es un anfibio que representa bien el afán y capacidad de supervivencia en los medios áridos ibéricos, capaz de vivir en los ambientes esteparios más duros y reproducirse y completar su metamorfosis en un charco efímero tras las tormentas de primavera. El ejemplar aquí representado fue rescatado en la operación del pasado 21 de junio.

Epidalea calamita

Ejemplar marchando. Junio, 2011

Categorías
Agua Anfibios Estepas

POBRES SAPOS CORREDORES

Epidalea calamita

Ejemplares acurrucados bajo la escalera. Junio 21, 2011

Ayer por la tarde, dado que se desarrollaba una tormenta con descarga de agua por los alrededores de Zaragoza se puso en marcha a las 20 h un operativo de rescate de anfibios en aljibes de las estepas del sur de la ciudad.

Se visitaron dos aljibes los cuales, a pesar de poseer escaleras de acceso para el personal, son inasequibles a los anfibios que se han precipitado en ellos. En uno de los aljibes, quince sapos corredores se agazapaban bajo la escalera. Algunos de ellos presentaban lesiones. Suponemos que por traumatismos ocasionados por el golpe de caída al aljibe dada la profundidad de este y la ausencia de agua en el fondo que frenara el batacazo.

En un segundo aljibe ya comentado aquí con anterioridad se rescataron en esta ocasión dos sapos corredores adultos y una treintena de juveniles recién metamorfoseados.

La operación concluyó pasadas las 23 h.

Categorías
Agua Anfibios Biodiversidad Estepas

EL PROBLEMA DE LOS ALJIBES

aljibe

Sapos jóvenes intentando emigrar. Mayo 30, 2011

El perjuicio que causan a los anfibios los aljibes mal diseñados, que son la mayoría, es doble. Por un lado atrapan a los individuos adultos que acuden al agua para aparearse y luego no pueden escapar y, por otro, impiden a los jóvenes incorporarse al medio terrestre. Es decir, se convierten en un sumidero de adultos, con lo que la población se reduce; e impiden el reclutamiento de los jóvenes. No sé cómo puede influir esto en la población a largo plazo.

El pasado lunes, aprovechando el día lluvioso volví por la tarde al aljibe visitado unos días antes para obervar cómo evolucionaba la situación.

aljibe

Sapos jóvenes intentando emigrar. Mayo 30, 2011

Lo que pude apreciar es que los jóvenes sapillos recién metamorfoseados no estaban en la orilla del agua sino que se habían dispersado por todo el perímetro de la base del aljibe. Sin duda, llevados por su instinto, y aprovechando las lluvias recientes, intentaban emigrar. Pero las paredes verticales eran un obstáculo insuperable. Aunque eran capaces de trepar por las irregularidades de los muros y escaleras, la altura era excesiva. También parece apreciarse en la foto vertical que la tensión superficial del agua que impregna el cuerpo de los sapillos o de la propia pared, les permite adherirse a esta durante un trecho.

En esta ocasión, el equipo de rescate, dada la dispersión de los animales y la dificultad de hacer una recogida masiva optó por capturar uno por uno a los ejemplares jóvenes de mayor tamaño corporal. Unos doscientos cincuenta sapillos fueron liberados en las laderas de las colinas cercanas al aljibe.