Categorías
Contaminación Ganadería

PURÍN DE CERDO

tractor esparciendo purines

Esparciendo purines de cerdo en Campo de Daroca. Diciembre, 2008

Uno de los problemas más graves de contaminación que existen en Aragón es el de la producción de purines ganaderos, especialmente de cerdos. Es un problema derivado del constante crecimiento de la cabaña ganadera. Las granjas de miles de cerdos proliferan por toda la comunidad creando serios problemas sanitarios y ambientales.

El Boletín Oficial de Aragón trae cada semana decenas de autorizaciones para granjas de cerdos y de gallinas. Cada una de esas instalaciones justifica el vertido de los purines en un determinado número de hectáreas. Que luego se respete la carga de purines por unidad de superficie es otra cosa.

Mientras, el problema lo tienen vecinos y responsable municipales, para soportar el hedor a purín y garantizar la calidad del suministro de agua de boca.

Adenda: Heraldo de Aragón, en reportaje sobre industrias e instalaciones contaminantes (1 de febrero de 2009) refiere que en Aragón hay 8,4 millones de cerdos. Hay que recordar que la población de Aragón son 1,3 millones de personas.

Categorías
Aves Biodiversidad Ganadería Política y Sociedad

BUITRES HAMBRIENTOS

buitre leonado

Provincia de Burgos. Noviembre, 2008

En un lugar de la provincia de Burgos. Contenedores de recogida de bajas ganaderas y buitres desesperados. Desde hace demasiado se consiente esta situación insostenible legal y éticamente. Los Buitres tienen hambre. Durante años han eliminado las bajas de la ganadería tradicional y de paso las muchas de la ganadería industrial. Había comida y la población de aves crece. Años de servicio, impecable y gratuito, que se olvidan con la implantación de servicios de recogida de reses muertas y clausura de muladares. Negocios que mandan a las aves al paro y sin subsidio (comida) en Castilla y León, Navarra o Aragón. Es incomprensbile que en un país donde la ganadería genera 70 millones de toneladas de animales muertos los buitres mueran de hambre y se vean obligados a comer basura o a causar daños ajenos a su naturaleza y esencia, comportamientos conocidos pero antaño únicos y excepcionales. Antaño no tenían hambre. Esta Península de locos, como diría Francisco Umbral, es refugio de unas especies emblema de sostenibilidad y ahorro en tiempos de crisis. Un buitre, uno solo, elimina 180 kilogramos de carroña al año, ahorra 27 litros de gasóleo y una tonelada de gases de efecto invernadero. Conservar estas aves requiere aplicar la ley, respetar el vínculo ave carroñera ganadería extensiva y cuidar los usos tradicionales del territorio. Si conservar un patrimonio, que es de todos y que pagamos todos, no es un argumento suficiente queda pedir a la Navidad compasión para unos seres que sufren nuestras decisiones económicas y supuestamente sostenibles.

Fondo Amigos del Buitre (Aragón)
Fondo para el Refugio de las Hoces del Riaza (Castilla y León)

Categorías
Consumo Contaminación Contaminación química Ganadería

DIOXINAS EN LA CARNE

noticia

El Periódico de Aragón, 8 de diciembre, 2008

Cada vez surgen con mayor frecuencia los casos de contaminación de alimentos por productos químicos muy, muy peligrosos, derivados de la actividad industrial. Hace pocas semanas fue noticia la presencia de melamina en la leche de China. Ahora es la presencia de dioxinas en la carne de Irlanda de Norte. Ya ocurrió esto mismo hace unos años con la carne de los Países Bajos. Y no hace tanto, la contaminación de piensos para rumiantes con restos de animales enfermos, que produjo el asunto de las vacas locas.

Las dioxinas son unos los productos químicos más tóxicos -por su persistencia-, producidos en determinadas industrias del cloro y como resultado de la incineración. Las dioxinas alcanzaron triste fama a raíz del escape en la planta química de Seveso, en 1976, en Italia. A raíz del accidente se introdujeron reglas de seguridad por la Comunidad Europea en 1982, llamadas la Directiva 82/501/EEC o Directiva Seveso que imponía duras regulaciones industriales. La directiva fue actualizada en 1999 y cambiada otra vez en 2005 y se le conoce hoy como Directiva 96/82/EC o Directiva Seveso II

Ahora la sustancia detectada en Irlanda parece ser, concretamente, un policlorinato de bifenilo, el conocido como PCB. El PCB se usa como aislante y es un tipo de dioxina que está considerado según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) como uno de los doce contaminantes más nocivos fabricados por el ser humano. Actualmente su uso está prohibido en casi todo el mundo. En fin, de lo peorcito.

La cuestión que se plantea ahora, de nuevo, es el sistema intensivo de explotación ganadera y, también, que poner en circulación productos tóxicos es muy peligroso, pues al final terminan entrando en la cadena alimentaria. Y el ser humano forma parte de ella.