Categorías
Agua Contaminación Moluscos Ríos

MALOS TIEMPOS PARA EL RÍO EBRO

Desde hace un mes se vienen observando formaciones de espuma flotando en superficie en el río Ebro aguas arriba de Zaragoza capital, fenómeno que no parece muy natural y que puede estar afectando a la calidad del agua.

Río Ebro en La Almozara, Zaragoza © JAD/AdT

Las imágenes de los últimos días están tomadas en el Soto de Ferreruela en la partida de Monzalbarba-La Almozara, frente a Juslibol, en el TM de Zaragoza.

Río Ebro en La Almozara, Zaragoza © JAD/AdT

De tratarse de un episodio de contaminación o de baja calidad de la aguas, ello afectaría, entre otras, a las poblaciones de náyades, entre las que se encuentra Margaritifera aricularia, así como a los usos del agua para riego o consumo humano.

Río Ebro en La Almozara, Zaragoza © JAD/AdT

Diversos observadores también informan de la llegada del episodio de espumas a la capital aragonesa.

Río Ebro en Zaragoza © Archivo AdT

Desde las entidades ecologistas se ha denunciado el hecho a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) para que se investigue el origen del fenómeno y se tomen las medidas oportunas, sin que hasta ahora hayan dado respuesta desde el organimo de cuenca.

Más información se puede encontrar en el informe Ríos tóxicos (Ecologistas en Acción, 2022) donde se aportan datos de la cuenca del Ebro en pp 55 a 57.

Categorías
Atentados ecológicos Biodiversidad Moluscos Ríos

CHE DESTRUYE UNA ISLA DEL EBRO

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha arrasado la isla del Ebro ubicada frente a la desembocadura del río Gállego en Zaragoza.

Siguiendo sus expeditivos métodos, ha eliminado cualquier atisbo de vegetación.

Aspecto de la isla desde la margen derecha tras la intervención de CHE. Septiembre, 2021 © ANSAR. La isla ha quedado totalmente desnuda. La vegetación del fondo corresponde a la margen izquierda del Ebro

Las asociaciones ecologistas han presentado una queja ante CHE por las repercusiones ecológicas que tiene tan drástica intervención y por la reiterada falta de sensibilidad de este organismo con la flora y fauna, y piden explicaciones sobre la justificación de la obra.

Aspecto de la isla -en el centro- antes de la intervención, en ortofoto de Google Maps. Se aprecia el notable desarrollo de la vegetación por la sombra que proyecta. Arriba, el río Gállego vierte una pluma de aguas ennegrecidas debido a la contaminación que soporta.

Las entidades ecologistas argumentan que la obra tendrá repercusiones sobre la dinámica fluvial y sobre la fauna acuática, especialmente las náyades. Las afecciones sobre estos moluscos bivalvos de agua dulce se deben a:

  • Trasiego de maquinaria y personal por el cauce.
  • Dispersión de sólidos -arenas y limos- en el agua durante la intervención.
  • Modificación de la dinámica fluvial al eliminar un notable núcleo de vegetación de efectos indudables sobre la dirección y velocidad de la corriente.
  • Modificación de las condiciones ecológicas del enclave al retirar un notable núcleo de vegetación que generaba diversos microhábitas debido a la sombra proporcionada por la vegetación, con importantes efectos en la temperatura del aire y el agua; y al refugio proporcionado por la vegetación para numerosos organismos en la interfase agua-aire.

Además, dicha isla se halla dentro del ámbito del Plan de Recuperación de Pseudunio auricularius (antes Margaritifera auricularia) o margaritona, especie catalogada En Peligro Crítico de Extinción (ver: Margaritifera, again at risk. Barracuda, 2015)

La especie está amparada por:

En el Plan  de Recuperación se especifica como objetivos:

  • 6.1.6. Protección de la vegetación ribereña en el ámbito de aplicación del Plan.
  • 6.1.13. Asegurar la integración de los condicionantes ambientales derivados de la necesidad de conservación de M. auricularia en los proyectos de obras en los ríos y canales donde se encuentra la especie, […]

Para los ecologistas, la intervención atenta, por tanto, directamente contra los objetivos del Plan de Recuperación de Margaritifera y dudan que se haya prospectado el río por si hubiera ejemplares de esa especie u otras que, aunque no en peligro crítico, también están protegidas. En este caso está la náyade Unio mancus, catalogada como Vulnerable.

Hay que recordar las innumerables obras de acondicionamiento de cauces denominadas curages que desarrolla CHE y eliminan vegetación de los sotos ribereños, con gran impacto ambiental y que ha llevado a las organizaciones ecologistas a lanzar la campaña Sotos Vivos.

Categorías
Atentados ecológicos Biodiversidad Bosques Ecologismo Política y Sociedad Ríos

LA MALDICÓN DEL CURAGE SOBRE EL SOTO DE LA ALAMEDA DE SOBRADIEL

soto de La Alameda

Maquinaria empleada en la intervención de curage

Amigos de la Tierra Aragón y Ansar han manifiestado en un comunicado su más enérgica condena a la apertura de los pasillos que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) está realizando en el Soto de La Alameda (TM Sobradiel, Zaragoza).

soto de La Alameda

Uno de los ramales abiertos en la intervención de curage

Como una maldición, la CHE sigue arrasando los escasos y escuálidos sotos del Ebro con la excusa su novedosa técnica de curage, consistente en abrir ramales para mejor fluencia del agua en las avenidas, como indica reiradamente en sus notas de prensa. Acción que empezó en 2018 y ha seguido en 2019 y 2020 sin una evaluación de las consecuencias.

soto de La Alameda

Aspecto de la intervención de curage

Lo que prometían sobre efectuar unas intervenciones con el menor impacto posible, se ha convertido en un desastre. La actuación en el soto de La Alameda ha dejado un descarado laberinto de autopistas acarreando una intensa destrucción de vegetación. Además, la distancia del soto a los núcleos poblados hace difícil creer que el curage reduzca la exposición de estos a las inundaciones.

(Nota. En cursiva el vocabulario propio de CHE)

Artículos relacionados: