Categorías
Atentados ecológicos Ecologismo Eólica Montañas Paisajes

PARQUE EÓLICO PIEDRAHITA: MANUAL DE DESTRUCCIÓN AMBIENTAL

Maquinaria para la instalación del parque eólico

La construcción del parque eólico Piedrahita en la sierra de Oriche en la localidad de Mezquita de Loscos, adscrita al ayuntamiento de Loscos (Teruel), es el perfecto catálogo de una planificada, cuidadosa y esmerada destrucción ambiental, desde lo biológico a lo paisajístico.

El parque eólico lo promueve Energías de Portugal (EDP ENERGIAS RENOVÁVEIS) y la obra la realiza la mercantil CRC, que hace alarde de su impacto ambiental sin rubor (ver CRC: parque eólico Piedrahita).

Desmontes para las pistas de acceso al parque eólico

La plataforma SOS Mezquita se ha venido movilizando en contra de dicho parque eólico. Considera que la ejecución y producción de dicha central provocará:

1) Afecciones graves sobre el  patrimonio histórico, cultural y medioambiental del cerro “El Castillo” que supone la destrucción de un conjunto paisajístico y cultural únicos.

El Castillo de Mezquita de Loscos está incluido dentro de la relación de castillos considerados Bienes de Interés Cultural en virtud de lo dispuesto en la disposición adicional segunda de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés. Este listado fue publicado en el Boletín Oficial de Aragón del día 22 de mayo de 2006.

Dirección General de Cultura y Patrimonio comunica que consultados los datos existentes en la Carta Paleontológica de Aragón y en la Carta Arqueológica de Aragón se conocen numerosos yacimientos paleontológicos devónicos en el término municipal de Loscos con los mismos materiales que los afectados en parte por el proyecto referenciado, por lo que resulta imprescindible la realización de labores de prospección paleontológica con objeto de valorar la afección a niveles o áreas de interés paleontológico, así como para determinar si el proyecto afecta a yacimientos paleontológicos inéditos.

Desmontes para las pistas de acceso

2) Afectación sobre los montes cercanos a Mezquita de Loscos, (Término de Loscos) zona catalogada de interés natural comunitario 9340 «Bosque de encinas Quercus ilex y Quercus rotundifolia«, además de ejemplares de  acebo (Ilex aquifolium) no catalogados pero con alto valor ecológico presentes en la zona. 

Obras durante el montaje de la central

Además existen especies de avifauna esteparia como rocín, sisón y rapaces como el águila real, alimoche y buitre leonado los cuales se verían considerablemente afectados por la construcción del parque.  Destacan la existencia de zonas de reposo y campeo de buitres en los cortados del Río Nogueta, la zona de La Modorra y en las zonas más occidentales de la Sierra de Oriche.

Desmontes para zanjas del cableado de la instalación eólica

Una central eólica acarrea varios impactos intolerables:

  • Ocupación y artificialización del suelo
  • Creación de pistas
  • Movimientos de tierra y erosión para las zanjas del cableado y las construcción de plataformas y pistas de acceso
  • Destrucción de vegetación natural
  • Desplazamiento y/o extinción de la fauna residente
  • Mortalidad directa de aves y murciélagos durante el funcionamiento de las turbinas (ver: Mortalidad de fauna reproductora y migradora)
  • Mortalidad de fauna voladora por colisión o electrocución con el tendido eléctrico de la línea de evacuación
  • Ruido, contaminación acústica
  • Contaminación del suelo por vertidos (aceites, herramientas, piezas inservibles)
  • Frecuentación humana: operarios, visitantes que desplazan a la fauna
  • Reducción de la calidad paisajística
  • Riesgo de incendio

Todos ellos causan un particular deterioro del medio, el cual se multiplica al actuar conjuntamente (sinergia). Además son daños irreversibles en la mayoría de los casos por la modificación del terreno y la erosión, por lo que no hay compensación económica que los restituya.

Categorías
Atentados ecológicos Aves Biodiversidad Eólica Mamíferos

MORTALIDAD EN PARQUES EÓLICOS DE NAVARRA

Reyezuelo, murciélago, buscarla unicolor, alondra común y curruca rabilarga recogidos muertos por palas de aerogeneradores del parque eólico Montes de Cierzo. Tudela, Navarra, Spain ©José A. Martinez

Ecologistas en Acción de Navarra ha analizado los datos sobre mortandad de aves y murciélagos en los parques eólicos navarros, que Gobierno de Navarra ha entregado a las ONG que trabajan en la conservación del Medio Ambiente de Navarra. Estos datos recogen todas las muertes de vertebrados desde la instalación del primer parque. En un primer análisis afirmamos que esto no puede seguir así.

Hemos estudiado el período entre el 8 de Abril de 1998 y el 10 de marzo de 2021, es decir 24 años. Estamos consternados y muy preocupados. Estos parques eólicos, están matando y eliminando poco a poco la diversidad de aves y murciélagos de la Comunidad Foral.

En este período de 24 años se han encontrado muertos 8435 aves y murciélagos. Con total seguridad la cifra puede llegar a multiplicarse por varias cifras. Es seguro que muchos pequeños animales no aparecen en las estadísticas, bien porque hayan desaparecido consumidos por carroñeros o bien por su dificultad de detección, sobre todo si el cadáver cae entre la vegetación. Esto es particularmente cierto para los murciélagos, pues se sabe por la literatura científica que la mortalidad de estas pequeñas criaturas aladas en parques eólicos supera en mucho a las de las aves. Sin embargo, en Navarra muy pocos han sido encontrados, un total de 567, de los cuales 191 son murciélagos comunes; 148 de montaña; 63 de borde claro y 9 hortelanos. Entre los nóctulos hay; 8 medianos y 6  mayores. Otros 142 murciélagos no han sido identificados.

Las estadísticas revelan la incidencia especial sobre el grupo de las aves rapaces. Se han encontrado: 4178 aves de presa, de las cuales 3169 son buitres leonados, 265 milanos negros, 237 cernícalos comunes, 100 águilas culebreras,  94 milanos reales, 82 busardos ratoneros, 65 águilas calzadas, 34 cernícalos primillas, 23 búhos reales, 17 águilas reales, 10 alimoches y 7 halcones peregrinos. Hay que recordar que el milano real se encuentra catalogado como “en peligro de extinción” y el alimoche como “vulnerable”. Además, hay otros 3690 ejemplares de otras especies de aves, destacando 340 calandrias, 329 perdices, 248 vencejos comunes, 227 reyezuelos listados, 140 petirrojos, 129 mirlos, 93 zorzales comunes, 92 cigüeñas blancas, 92 tórtolas comunes, 48 codornices y 7 becadas. También se ha encontrado muerta por colisión una avutarda, que se encuentra declarada “en peligro de extinción” en Navarra.

Estos datos revelan que los parques eólicos son altamente dañinos para los vertebrados voladores, y en especial para las aves rapaces. El que se hayan encontrado más de 3000 buitres leonados (80 de ellos en sólo 8 meses de funcionamiento del parque eólico de CAVAR), nos hace afirmar que no va a seguir siendo posible la reposición de tantos individuos muertos. Estudios realizados con otras especies de larga vida, como los alimoches de Cádiz, revelan que las muertes en parques eólicos suponen un factor de declive decisivo de las poblaciones, tanto como pueda ser el veneno. Si a las muertes de buitres que se han registrado en Navarra, añadimos los buitres que mueren en Aragón y en otros parques eólicos de Comunidades Autónomas vecinas, el panorama es sombrío a largo plazo para esta y otras especies de grandes rapaces en todo el valle del Ebro. Además, hay que tener en cuenta que a la larga la situación irá empeorando, pues la administración navarra tiene en proyecto triplicar la potencia renovable instalada en Navarra, principalmente con la construcción de parques eólicos.

Cuando una especie protegida muere por la acción del ser humano es exigible una indemnización por procedimientos administrativos. Un cálculo del valor económico de las aves y murciélagos, que las empresas propietarias de estos  parques eólicos, han evitado pagar a todos los Navarros, sería el siguiente: Por los buitres casi 2 millones de euros; murciélagos casi 70.000; avutarda 12.000… En total lo que deberían haber pagado las empresas serían: 3.059.200 euros. Esos más de 3 millones de euros los debería haber reclamado el Gobierno de Navarra a las empresas propietarias de esas industrias productoras de electricidad. Mientras a los particulares se les exige el respeto a ley y se les persigue si la infringen por matar especies protegidas, los promotores eólicos tienen, al parecer, patente de corso. ¿Cómo se ha llegado a permitir legalmente este doble rasero?

Ante esta gravísima e insostenible situación, solicitamos la modificación de la Ley de Responsabilidad Medio Ambiental, para que las empresas eléctricas titulares de los parques eólicos o solares y de las líneas eléctricas de evacuación sean sancionadas por las muertes por colisión y electrocución de aves y murciélagos: acabar con cientos de miles de ejemplares de aves y murciélagos no debe salir gratis. En paralelo, y sobre la base de la extensa información de que dispone la Administración, deben arbitrarse procedimientos para detener y desmantelar aquellas turbinas que causan mayor mortalidad, puesto que es bien conocido que no existe en estos momentos, otros procedimientos eficaces que detengan la mortalidad de aves y de rapaces en particular.

Ecologistas en Acción de Navarra alerta, una vez más, de las negativas consecuencias de la forma en la que se están implantando las energías renovables en nuestra comunidad: basada en grandes parques eólicos y solares y sus líneas eléctricas, situados en el medio natural, rodeando zonas protegidas, en montes, tierras de secano, zonas esteparias, zonas con alto valor ecológico pero que no cuentan con protección medio ambiental y lugares con graves afecciones al paisaje, en vez de promover las energías renovables en lugares humanizados cerca de los núcleos de consumo. A su vez, solicitamos la paralización  inmediata de todos los proyectos en marcha, así como, en cumplimiento de Directivas Europeas, una apuesta clara por el ahorro y la reducción de los consumos, la eficiencia energética, con centros de producción cercanos a los consumidores. Existen soluciones ecológicamente más defendibles y socialmente más solidarias frente a macroproyectos eólicos y fotovoltaicos que solo benefician a grandes oligopolios.          

¡NO SON MOLINOS, SON GIGANTES!

Equipo de comunicación de Ecologistas en Acción de Navarra

Categorías
Energía Eólica Paisajes

LA CODICIA DE LOS EÓLICOS

torre anemométrica

Torre anemométrica. Salada de Mediana. Zaragoza. Noviembre, 2008

Los promotores eólicos no conocen fronteras. El miércoles pasé junto a la laguna salada de Mediana y ya habían plantificado una torre anemométrica en el borde de la cubeta. La avanzadilla, el aviso de un parque eólico. Si colocan molinos de 140m en un paisaje llano y abierto como es la estepa de Mediana, arruinarán muchos kilómetros a la redonda.

Laguna Salada de Mediana

Laguna Salada de Mediana. Zaragoza. Enero, 2007

Pero como nuestro Gobierno de Aragón, con el prudente presidente Marcelino Iglesias a la cabeza y su cándido consejero de Industria, Aliaga, quieren duplicar -menos mal que no han dicho triplicar- la potencia eólica instalada, pues nada, que les faltan sitios por machacar.

molinos

La Plana (primer plano) y La Muela sobre el Moncayo. Julio, 2006

Categorías
Atentados ecológicos Eólica Estepas Pol. Empresarium PTR López Soriano

ACAMPO ARRÁEZ, AMENAZADO POR LOS EÓLICOS

Acampo Arráez

Acampo Arráez, hacia el Norte. Agosto, 2008

La destrucción de las estepas del sur de Zaragoza capital es galopante. Ahora el INAGA ha sacado a información pública un proyecto de parque eólico en Acampo Arráez, al sur de la ciudad. Hasta el día 22 hay de plazo para alegar ¡si conviene o no hacer estudio de impacto ambiental!

Qué cara más dura tienen. Pero si hacer el estudio de impacto ambiental (EIA) debería ser requisito indispensable. ¿No dicen que la eólica es una energía tan limpia y respetuosa?… pues que empiecen haciendo el EIA antes de que les pregunten. Que demuestren cuán limpia es.

INAGA dice que la empresa Molinos del Ebro SA quiere poner un parque eólico. Dados los antecedentes de la empresa Molinos del Ebro es para echarse a temblar.

El parque eólico iría en este sitio que se ve en la foto superior: un monte con matorral gipsícola catalogado como prioritario por la Directiva Hábitats, con plantas exclusivas de las zonas de yesos, únicas en Europa. Pero, además, con especies de aves amenazadísimas como el rocín, la ortega y la ganga, el alcaraván… y otras no menos importantes como la terrera marismeña, la cogujada montesina y las currucas rabilarga y tomillera.

Pero es que además es uno de los pocos sitios que han quedado a salvo de la destrucción urbanística. Y ya podemos imaginarnos lo que pasaría si ponen un parque eólico: pistas, desmontes, explanadas y erosión; zanjas, hormigón, molinos de 140m, torres metálicas, tendidos eléctricos, pájaros estrellados contra los cables, pájaros triturados por los molinos, un paisaje arruinado…

mapa

Foto de satélite de la zona

La foto reciente de satélite ayuda a entender la situación. La ciudad de Zaragoza se halla al Norte de la imagen. El polígono industrial PTR López Soriano ha destruido 850ha -el antiguo Acampo de Funes- pero aún pretende avanzar hacia el Sur, como indica la flecha, a pesar de que está prácticamente vacío. Al Este, el polígono Empresarium de la empresa Terinza 26 destruyó 350ha y ahora pretende urbanizar hacia el sur otras 412ha del Acampo Pérez Baerla, para lo que cuenta con autorización del Ayuntamiento de Zaragoza gracias a un informe de la profesora Frutos. Más al Sureste se halla el vertedero de basuras que gestiona FCC.

Acampo Arráez queda al Oeste del PTR.

Actualización: INAGA someterá a EIA el parque eólico, según resolución del BOA de 3 de noviembre de 2008

Categorías
Atentados ecológicos Energía Eólica Fauna

MATADERO 19 (EOLICAZO III)

molino 57

Buitre leonado seccionado bajo la máquina nº 57. Día 6 de mayo de 2006

La pasada semana el Sekano y Barracuda encontraron 19 buitres leonados muertos bajo un parque eólico de 11 aerogeneradores que parecen corresponder a la denominada «Ampliación de la Serreta» en la localidad de Rueda de Jalón (Zaragoza, España). Pertenecerían, pues, a la empresa Molinos del Ebro, del grupo SAMCA que es propiedad de la familia Luengo, con varias instalaciones eólicas en la comarca y muy ligada a la explotación minera en Teruel.

Los cadáveres tenían diferente antigüedad. Algunos eran muy recientes, de pocos días, y otros tenían varios meses. Se han puesto los hechos en conocimiento del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón y se ha pedido la clausura inmediata del parque y una moratoria para Aragón en la instalación de parques eólicos. No se pueden permitir este tipo de atentados contra la biodiversidad y esta sangría. Seguiremos informando.

molino 58

Buitre leonado víctima de la máquina 58. Día 6 de mayo de 2006

Según los datos recabados, la Ampliación del P. E. La Serreta se autorizó el 6 de marzo de 2001 y cuenta con 38 aparatos y una potencia total de 25,1MW; todo lo cual se añadió al parque original de 24,4MW y cuyo proyecto se autorizó el 30 de marzo de 1999.

molino 63

Buitre leonado víctima de la máquina 63. Día 9 de mayo de 2006

Matadero 22
Los desastres de la eólica en Barracuda
Oposición ciudadana en Cádiz ante la saturación eólica