Categorías
Atentados ecológicos Geología Política y Sociedad Ríos

RÍO OSIA: RESTAURACIÓN YA

Los grupos ecologistas ANSAR, Amigos de la Tierra Aragón, Ecologistas en Acción Zaragoza y Fundación Quebrantahuesos denuncian la negligente actitud del Departamento deVertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón tras un año del desastre ecológico en el río Osia como consecuencia de la reparación de la carretera autonómica A-2605 que accede a las localidades de Jasa y Aragüés del Puerto, en la provincia de Huesca.

Gravas extraídas del río Osia y que siguen junto a la carretera A-2605
© ANSAR

Ha transcurrido un año desde que colectivos ecologistas y comunidad científica (ver: Las sinrazones responsables de la destrucción del río Osia/Alfredo Ollero) denunciaron las afecciones producidas en el río Osia como resultado de las obras de reparación de la carretera autonómica A-2605 -en el PK 38+250- de acceso a las localidades de Jasa y Aragüés del Puerto y que fueron finalizadas a inicios de septiembre de 2020. Obras que, tal como reconoció la propia Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), tras su visita a la zona en septiembre de 2020, en ningún momento tuvieron en cuenta la dinámica fluvial, por lo que han provocado una alteración morfológica muy grave en el río, incrementándose la peligrosidad del mismo en momentos de crecida, pudiéndose activar procesos que afecten de manera negativa a la propia carretera que se pretendía defender.

Frente a la reconocida gravedad de los hechos, con fecha 29 de septiembre de 2020, la Confederación Hidrográfica del Ebro requirió al Gobierno de Aragón, a través del Departamento del Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, la restauración fluvial del tramo afectado y la presentación de un documento técnico que mostrara la restauración, restitución o adecuación hidromorfológica de la obra efectuada.

Dicho requerimiento le fue reiterado con fecha 3 de febrero de 2021 y ante la falta de respuesta le ha vuelto a ser requerido en julio de 2021. En este último requerimiento se plantea que en el plazo de DIEZ (10) DÍAS, a contar desde la notificación del mismo, “deberá presentar el PLAN DE ETAPAS que determine la realización de las labores de restauración y adecuación a realizar, cuya EJECUCIÓN se iniciará en un plazo máximo de QUINCE (15) DÍAS a contar así mismo desde la notificación”.

Las asociaciones Amigos de la Tierra Aragón, Asociación Naturalista de Aragón (Ansar), Ecologistas en Acción Zaragoza y Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, como entidades personadas en este requerimiento, consideran de una gran irresponsabilidad la falta de respuesta de la Subdirección Provincial de Carreteras de Huesca de pendiente del Departamento de Vertebración del Territorio que dirige el Consejero Soro (CHA) y que ya en su día dio el consentimiento de realización de la obra, sin contar con informe del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) ni de la CHE.

Río Osia. Aspecto del cauce modificado tras las obras © ANSAR

Asimismo denuncian la irresponsabilidad de los diferentes organismos implicados en la realización de esta obra: el INAGA que no realizó el informe de condicionados de la obra hasta el 21 de agosto cuando ya se estaba finalizando la misma, y de la propia CHE la cual, si bien en septiembre se personó en el espacio para comprobar las actuaciones realizadas y solicitó informes y ha vuelto a requerir a la Subdirección Provincial para que proceda a la restauración fluvial, no actuó en su momento como organismo responsable de la cuenca cuando había sido alertada de lo que estaba ocurriendo y debía haber evitado el daño causado.

No puede ocurrir que se inviertan 339.097,77 euros en la reconstrucción de un terraplén de apoyo de la carretera que había sido destruido por una crecida del río Osia y que, tras la realización de la misma, no sólo se hayan producido impactos ecológicos y geomorfológicos graves sino que, además, haya aumentado la peligrosidad de futuras crecidas.

Es urgente que se pongan medidas para que estos hechos de falta de responsabilidad, por omisión o acción, no vuelvan a ocurrir y este tipo de obras cuenten con la supervisión científico-técnica antes de su aprobación.

Consideran las asociaciones que en estos momentos sólo queda que, tal como ha sido demandado por la propia CHE, la Subdirección Provincial de Carreteras de Huesca responda al requerimiento realizado y proceda a la restauración fluvial con un riguroso seguimiento científico-técnico para no repetir errores similares a los cometidos.

Categorías
Atentados ecológicos Montañas Paisajes Sostenibilidad

CARRETERAS PARA LA DESTRUCCIÓN DEL PIRINEO

obras públicas

Obras de DPH en carretera Espés Bajo, Huesca. Julio, 2020

La ingeniería civil y las obras públicas de nuestras queridas instituciones autonómicas y provinciales todavía no han asumido los principios de cumplimiento de la normativa ambiental y de sostenibilidad -ni siquiera de racionalidad- cuando sacan las máquinas al monte para mantener o mejorar las infraestructuras.

Traemos aquí dos atentados ecológicos que demuestran la nula sensibilidad de estas instituciones, uno de la Diputación Provincial de Huesca y otro del Servicio Provincial de Vertebración del Territorio (sic) de Huesca del Gobierno de Aragón, ambos con su contumaz modus operandi y su incapacidad de enmendarse. Incluso en la joya de la corona, como es el Pirineo y en espacios protegidos.
Carretera de Espés

La Diputación de Huesca está ampliando la carretera de Espés a la A-1605, cruzando y bordeando el río Blanco. Obras ejecutadas por las empresas Horpisa y Cervisimag. Lo que debería ser una pequeña ampliación de la calzada se ha convertido en un infierno de desmontes y escombreras.

obras públicas

Obras carretera Espés Bajo, Huesca. Julio, 2020

Las obras afectan a la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) “El Turbón y Sierra de Sis”, al Ámbito de Aplicación y a las Áreas Críticas del Plan de Recuperación del quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), aprobado mediante el Decreto 45/2003 del Gobierno de Aragón (BOA de 12/3/2003), y al Ámbito de Aplicación del Plan de
Conservación del Hábitat del urogallo (Tetrao urogallus), aprobado mediante el Decreto 300/2015 del Gobierno de Aragón (BOA de 13/11/2015). Se han creado graves vías erosivas, se ha dañado el pinar de ladera y sepultado hábitats de interés comunitario de la Directiva Hábitats de la Unión Europea como formaciones estables de Buxus (5110), vegetación casmofítica calcícola (8211) y hayedos xero-termófilos calcícolas (9150).
La obra contó con la indulgencia del INAGA que autorizó el proyecto eximiéndolo de realizar una evaluación de impacto ambiental. Gentes de la comarca manifiestan que es una obra excesiva e innecesaria para el tránsito que soportaba. De hecho lleva largos meses cerrada al tráfico y aún se prolongará más el cierre al haberse concedido una ampliació del plazo de entrega. Insinúan que el objetivo de estas obras es mover maquinaria para obtener beneficio económico.
Obras en Foz de Biniés

Por otra parte, los responsables de carreteras del Servicio Provincial de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda de Huesca del Gobierno de Aragón, en sus labores de mantenimieno de la A-1602 en la Foz de Biniés, no sólo han vuelto a arrasar la población de Allium pyrenaicum por enésima vez al desbrozar y sobreexcavar las cunetas de la carretera sino que los escombros han ido directamente ladera abajo al río Veral.

obras públicas

Obras carretera A-1602 en Foz de Biniés, junio, 2020

Allium pyrenaicum es una especie incluida como vulnerable en el Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón y la foz de Biniés se encuentra dentro del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) “Foz de Biniés”, de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) “Salvatierra-Fozes de Fago y Biniés-Barranco del Infierno”, y del Paisaje Protegido de las Fozes de Fago y Biniés, declarado mediante Decreto 71/2010 del Gobierno de Aragón (BOA de 27/4/2010).
Resulta doblemente hiriente la intervención dado que la Consejería de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón está copada por altos cargos de CHA, que se dice de izquierdas y a los que se les supondría una cierta sensibilidad ambiental.
Conclusión

Resulta ya nauseabundo que las obras públicas sigan ejecutándose de forma zafia y agresiva, igual que hace cuarenta o cincuenta años y de que no se haya avanzado nada en minimización de impactos o ejecución cuidadosa. La explicación de que una y otra vez se hagan las cosas mal es porque nunca les pasa nada a los ejecutores de los atentados. No empapelan a ningún ingeniero jefe ni a nigún director provincial ni a ningún director general por estragos en la naturaleza. Entonces, para qué van a cambiar su modus operandi.

Categorías
Biodiversidad Mamíferos

LA OSA HVALA NOS HA GRITADO

El ataque de la osa Hvala a un anciano cazador que participaba en una cacería de jabalíes en el Valle de Arán (Lérida/Lleida, España) y que le costó una buena ristra de puntos de sutura -al señor-, ha reabierto un interesante debate: el de la convivencia del oso con la gente.

Havla es una de las osas eslovenas traídas al Pirineo francés dentro del programa para recuperar la especie. Tras el ataque se han oído voces de todo tipo. Desde los que piden la retirada de esos animales y claman venganza, hasta los que no se apenan lo más mínimo del cazador.

Pero yo interpreto el ataque de la osa como una forma de hablarnos y dirigirse a los humanos. Más bien, un grito desesperado.

Me imagino la escena. La osa buscando comida ávidamente por el bosque para retirarse a invernar. De repente, una jauría de perros y de personas invaden el monte. Ladridos, ruidos, gritos, juramentos, disparos… probablemente la osa se siente rodeada -si no estaba herida- y absolutamente desbordada por la situación… y le dice lo que piensa al primer cazador que se topa con ella.

Y le dice de un zarpazo amistoso -para que lo pueda contar- que este mundo es absolutamente asimétrico e injusto. Que ni siquiera en un teritorio de osos superprotegidos los humanos son capaces de abstenerse de ir a cazar para dar rienda suelta a sus instintos. Que ya van cinco osos muertos por disparos de cazadores en los últimos cinco años. Que está harta de tanto abuso…

Y el cazador, que lleva cincuenta años sembrando de plomo y de muerte el bosque, se ha ido a casa con la pierna abierta. Lo que no sé si habrá llegado a entender algo.

Nota: recomiendo leer el enlace de la Wikipedia para entender el destino de los osos a manos de los cazadores en los últimos 50 años en el Pirineo.